Infinito punto verde

Matías Kulfas: "Esperamos que este proyecto genere exportaciones y puestos de trabajo"

El ministro de Desarrollo Productivo de la Nación le responde a Cenital todas consultas sobre la nueva iniciativa de hidrógeno verde, que promete ser la mayor inversión en la Argentina en dos décadas.

La energía para la producción de hidrógeno va a provenir de parques eólicos. Ya que tenemos capacidades en esa tecnología, ¿está contemplada la vinculación con las empresas IMPSA (Industrias Metalúrgicas Pescarmona Sociedad Anónima) e INVAP (Investigaciones Aplicadas)?

Sí, en este proyecto la energía para la producción de hidrógeno va a provenir de la generación eólica y hemos discutido desde el primer día la vinculación con IMPSA e INVAP. Estamos dialogando para poder participar en la producción de aerogeneradores y otras aplicaciones, de manera tal que este proyecto genere un fuerte beneficio para toda la cadena industrial.

El proyecto de Fortescue se inicia con un avance importante de vinculación en materia de innovación tecnológica con el instituto público CSIRO en Australia. Así que la empresa tiene experiencia en materia de vinculación. Estamos pensando en la posibilidad de hacer intercambios, que científicos argentinos viajen a Australia para conocer más a fondo cómo se ha producido esta innovación.

Y, más allá de los aerogeneradores, ¿qué aporte local está pensado en las diferentes etapas del proyecto? ¿Se están pensando instrumentos para desarrollar la cadena de valor del hidrógeno? 

Cabe destacar el trabajo que estamos realizando con diferentes sectores de la comunidad científica. En ese sentido, la gobernadora de Río Negro (Arabela Carreras) ya integró diferentes grupos de trabajo de científicos y tecnólogos vinculados al hidrógeno. 

Argentina tiene una experiencia que se denominó "cluster eólico", donde, en torno a IMPSA, se generó una cantidad importante de proveedores para desarrollar la cadena eólica y otros sectores vinculados. La crisis de IMPSA puso en crisis este cluster, pero hoy hay un gran entusiasmo. Todos los sectores industriales y tecnológicos vinculados a la cadena están viendo una oportunidad enorme. Ya los hemos convocado, hemos conversado con ellos y, del lado de Fortescue, hay una excelente disposición. 

De acuerdo a lo que hemos conversado con Andrew Forrest (el dueño de Fortescue), de parte de la empresa tienen un fuerte interés en involucrarse con las comunidades. Así lo han manifestado en su trayectoria. Así que esperamos que este proyecto tenga solidez en todas sus partes: por supuesto, en el plan tecno-productivo, pero también en la implementación, que realmente promueva el desarrollo en las comunidades, genere exportaciones y puestos de trabajo. Además, el proyecto comprende la construcción de una planta electrolizadora y de un puerto de aguas profundas, y todo eso va a traccionar mucho sobre la industria metalmecánica nacional y, por supuesto, sobre la construcción. Estamos hablando de 15.000 empleos directos y cerca de 50.000 indirectos. Estamos convencidos de que esto va a ser un beneficio enorme para la provincia de Río Negro y para toda la Argentina, porque los proveedores se van a extender por todo el país.

–Respecto de los impactos ambientales, aparecen dos preocupaciones principales: qué agua se va a utilizar para la electrólisis y cuánta superficie van a ocupar los parques y dónde. 

Los potenciales impactos ambientales han sido ampliamente estudiados, tanto por parte de la empresa como por el equipo del Ministerio de Desarrollo Productivo, que ha estado involucrado desde hace más de un año en el proyecto.

Esta es una iniciativa que va a tener un impacto muy positivo en términos de mitigación del cambio climático, ya que va a estar produciendo un combustible que genera cero emisiones contaminantes y que en toda su cadena es perfectamente trazable que genera cero emisiones.

El agua que se va a utilizar, lo manifestó la empresa, será agua de mar desalinizada. Las superficies requeridas para la instalación de los parques eólicos van a ser importantes. La localización definitiva va a depender de los estudios de vientos que se están llevando a cabo para definir la localización óptima. Esto ha sido trabajado todo este tiempo con la gobernadora justamente para que la localización no genere ningún tipo de perjuicio sobre las comunidades.  

–Se planteó que, en principio, este proyecto sería netamente exportador. ¿Hay horizonte de utilización de hidrógeno verde en el país? 

El proyecto será exportador durante esta década. Primero, porque es la manera de conseguir una escala muy importante, que permita reducir costos y volver competitiva a la actividad. Tengamos en cuenta que la manera específica de poder ir reemplazando eficazmente los combustibles fósiles por combustibles sin emisiones tiene que ver también con que llegue al consumidor a costos competitivos. En este sentido, una producción en escala destinada al mercado mundial es un elemento central para lograr esta competitividad.

Al mismo tiempo, este año enviamos al Congreso la ley de movilidad sustentable, que estimula la producción nacional de vehículos eléctricos y de cero emisiones [lo hablamos en este news]. En base a esta ley, durante esta década vamos a estar promoviendo que Argentina empiece a fabricar buses eléctricos, pick-ups, SUVs y vehículos de transporte particular, algunos con batería de litio, otros con hidrógeno. Y, en la medida que avance la década y tengamos un parque automotor significativo, por supuesto que el siguiente paso es utilizar ese hidrógeno verde para el mercado interno. 

Esto es parte de un plan estratégico, donde primero nos consolidamos como productores internacionales de combustibles verdes y, en simultáneo, vamos desarrollando un parque automotor de cero emisiones propio y para exportar a la región. Y luego llegaremos a un punto de encuentro donde, ya con un mercado de producción automotriz nacional consolidado, ese hidrógeno verde podrá ser utilizado en el mercado local.

Este es el newsletter Infinito punto verde de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Soy Licenciada en Ciencias Ambientales, Magíster en Políticas Públicas y Becaria Doctoral en Ciencia Política en la UNSAM. En todos los ámbitos que puedo me dedico a sumergirme en los dilemas que nos presenta el desarrollo sustentable, uno de los mayores desafíos que enfrentamos en este siglo. Me mudé a un departamento en CABA hace poquito, así que estoy aprendiendo a ser porteña y tener plantas y compost en el balcón.
@elimohle

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.