En contexto

El “problema” de la unidad

Sábado de roscódromo full full con el cierre de listas para el FDT. Tolosa-Gollán para la victoria, Santa Fe al rojo vivo, ¿Bali senador por la séptima? y “el mejor Alberto”, el que garantiza la unidad y amplía el Frente.

¡Qué sábado, amigue! Un día de cierre de listas entra tranquilísimo en el podio después del día de las elecciones y creo que antes del día de la asunción presidencial. Medalla de plata. Todo es tensión, incertidumbre, estrés, alegría y decepción a la vez. Y en este humilde pero emotivo newsletter te invito a recorrer lo que fueron las últimas 24 horas para el Frente de Todos (ya que las peleas de Juntos por el Cambio se resolvieron antes), a ver si podemos adivinar algo de lo que va a pasar a la medianoche. Desde ya te anticipo que todo esto tiene que ver con el “problema” de la unidad: cerrar en una sola lista lo que antes se presentaba en varias.

Hoy los memes no tienen relación con el texto. La producción memística no le siguió el ritmo a la interna del FdT.

Los candidatos y las candidatas al Congreso de la Nación van a estar desfilando todo el día por la Casa Rosada para firmar como tales. La lista de diputados nacionales para la provincia de Buenos Aires estará encabezada por el binomio Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán. Tras muchas versiones y operaciones cruzadas, el jueves, después de que hablaron Alberto y Cristina, el panorama empezó a quedar más claro. Convencido de que tenía que sostenerlo en la Rosada, el Presidente hizo desvanecer la presión sobre el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, al que juzgaba buen candidato. Despejado ese panorama, empezaron a aparecer también el resto de los nombres: Marcela Passo por el Frente Renovador, Daniel Arroyo en representación del gabinete, Hugo Yasky y Vanesa Siley por el Movimiento Obrero Organizado, Daniel Menéndez por los movimientos sociales y Mariano Cascallares como uno de los dos intendentes que estarán en la lista son algunos de los que aparecerán en los primeros 18 lugares de la nómina. Ese es el número de diputados que el Gobierno aspira a lograr en la provincia de Buenos Aires. Tal vez 20 si la elección es superlativa. Florencia Saintout (que le ganó la interna platense hace un año y medio nada menos que a Tolosa Paz) y Maia Daer (hija del cegetista Héctor) también aparecían entre los nombres posibles aunque no confirmados.

De la elección de 2017, que es la que se renueva, hay muchos de los que ganaron bancas que ya no están en el Congreso (el ahora embajador Daniel Scioli, la camporista Laura Alonso, el director del BICE y dirigente de la UIA Ignacio De Mendiguren). En aquella elección el hoy FdT ganó 18 bancas: 13 con la lista del sello kirchnerista Unidad Ciudadana, 4 en la lista del massista Un País y 1 que entró por Cumplir, el sello de Florencio Randazzo. En total, 18 bancas electas por tres partidos diferentes que, cuatro años después, están en el mismo Frente, al que además se sumaron otras agrupaciones y otros intereses más. Porque ahora a los candidatos que pongan el kirchnerismo y el massismo hay que sumar los del albertismo y los lugares para los nuevos aliados. El “problema” de la unidad.

La banca que ganó el randazzismo hace cuatro años la ocupa Eduardo “Bali” Bucca, flamante incorporación del FdT oficializada ayer, cuando compartió y posteó una foto con el Presidente. El ex intendente de Bolívar le puede ofrecer algo invaluable al oficialismo: la posibilidad de sumar un senador en la Legislatura bonaerense por la séptima sección electoral. Por eso, en Casa Rosada lo anotan en esa boleta aunque él espera seguir negociando durante el día de hoy. El Senado provincial es una preocupación para el FdT, pues Axel Kicillof no tiene mayorías allí y atravesó este año y medio obligado a negociar con María Eugenia Vidal. Ahora, se esperanza con librarse de ese ancla. Para eso necesita sumar tres bancas. Una saldría de la séptima, gracias a Bali. Otra el FdT cree que podrá recuperarla en la primera, la zona norte del conurbano, donde en 2017 perdió 5 a 3 y este año espera empatar 4 a 4. La restante “de algún lado va a salir”, aseguran. Ser oficialismo tiene sus palancas y privilegios.

Igual, aunque random, están buenos.

La otra gran preocupación es Santa Fe. Anoche se fueron todos a dormir con resultado incierto. De un lado, el gobernador Omar Perotti. Del otro, el presidente Alberto Fernández. Nadie quería ceder. El gobernador quiere que su candidato sea Roberto Mirabella y, sobre todo, que su lapicera sea la que defina la lista. El Presidente empuja a Agustín Rossi. Ambos tienen argumentos y apostaban anoche a que la sangre no llegue al río y a que haya acuerdo durante el día. Para eso, Perotti se movió rápido: consiguió un entendimiento con Cristina. Su último ofrecimiento a Alberto fue una lista que definió como “de unidad”: el perottista Mirabella para encabezar la lista de diputados, el bielsista Marcelo Lewandowski y la cristinista María Sacnun para el Senado. “Se tiene que arreglar”, aseguraban en los dos campamentos.

Mi pronóstico (me la estoy jugando mucho, porque esto se quema en tres horas, chiques) es que se va a arreglar. Principalmente porque el Presidente y su equipo volvieron a encontrar el rol que tantas satisfacciones les trajo a ellos y al Frente en 2019: ser los garantes de la unidad. “La elección es una oportunidad para que aparezca el mejor Alberto, el de la centralidad, el de pararse por arriba, que este año y medio estuvo muy en crisis”, se esperanzó en estas últimas horas uno de sus colaboradores más fieles y eficientes.

Todo esto complementado con una mirada transversal que cruza al armado de listas: sumar 7 bancas en Diputados para alcanzar la mayoría propia pero también consolidar y defender la mayoría en el Senado. Por eso el cierre en Chubut se encaminaba a ser con el FdT por un lado y el gobernador Mariano Arcioni por el otro, con el objetivo de retener las tres bancas de la provincia: las dos de la mayoría y también la de la minoría. Un escenario conservador teniendo en cuenta que el senador por Córdoba ya está perdido (las tres bancas se las disputarán el gobernador Juan Schiaretti y el macrismo) y mientras el cierre del FdT en Salta también estaba resultando complejo anoche en búsqueda de la unidad con el gobernador Gustavo Sáenz.

Será un día para no perderse nada. Y mañana, un día para analizar.

Antes de despedirme, quiero preguntarles a Paola y a Patricia (que me escribieron hace un mes diciéndome que lo iban a hacer) si ya leyeron Tengo miedo, torero y preguntarles qué les pareció. Y también decirle a Mariano, que vive en Santa Fe y me reprendió amorosamente porque hace dos semanas recomendé una bicisenda porteña, que sí, que tiene razón, pero que también me tiene que entender un poco a mi. Qué va’cer. Yo vivo en CABA y recomiendo vinos, pelis, libros, series y también bicisendas en base a mi experiencia personal. Por eso ahora te voy a recomendar algo que es superlativo y que pude probar gracias a mi amiga Flor Halfon: el café Juan Valdez. Eso sí: conseguite también vos alguien que te lo regale, porque es carísimo. Pero es muy delicioso.

Nos vemos en 14 días. Y acordate que si te copa lo que hacemos en Cenital, siempre podés sumarte acá.

¡Besos!

NBG

Este es el newsletter En contexto de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Soy columnista política en un país en el que la política no da respiro. Jugué mucho tiempo de local en el Congreso. Gracias a ese lugar hermoso, los conozco a casi todos. Trabajo también en Radio Con Vos y en IP. Gracias al feminismo descubrí hace poco que me gusta jugar al fútbol.
@nbg__
MÁS DE En contexto

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.