Que la ciencia te acompañe

Vida de superviviente

Hoy la selección de noticias no está motivada por ninguna reflexión ulterior. Hoy vamos a hacer lo que tengo ganas de hacer: compartir cariñosamente que seguimos acá.

Holis, ¿cómo andás? Yo, acá, con muchas ganas de dormir la siesta. Es un día gris, mis gatos están en la cama hechos una bolita. En su lugar usual, mis pies, hoy hay una estufa eléctrica. Me encanta el frío, pero sufro bastante el congelamiento de pies. Mi mamá me regaló unas pantuflas buenísimas, se llaman hornito. Lo mejor que tienen es que la suela es de goma rígida, así que no van juntando toda la pelusa de la casa.

No es que esta semana no haya pensado en cosas eh, tuve que exponer un paper que me encanta en el grupo de investigación de epistemología feminista; leí un texto excelente sobre feminismo y marxismo de Silvia Federici; sigo, a paso lento (lentísimo), leyendo a Nietzsche por vez primera. Solo estoy en una en la que me siento a trabajar y me dan ganas de hablar de lo buenas que son estas pantuflas o de las salsas picantes que empezó a hacer una amiga. Pero ésas no son noticias y esto es un servicio informativo, ¿no?

Hoy, además, se me complica especialmente porque no es que siento desgano. Si así fuera, este newsletter se escribiría solo. Hay mucho para decir sobre pandemia y abulia. Hace poco te dije que me sentía agobiada por la repetición del acto de la supervivencia. Hoy estoy extasiada por lo mismo. Veo que sigo sobreviviendo y esa sensación de que todo lo que sucede alrededor es tan grande e importante que nada de lo que haga tiene relevancia se diluye y siento que tengo cosas muy definitivas para hacer: berenjenas en escabeche para repartir entre mis personas queridas; tomar un whisky con el que me gusta mirando videoclips; buscar un vestido para un casamiento que tengo en 5 meses; sacarles una foto a mis pies y mandársela a mi madre con corazones para que vea que uso las pantuflas. 

No quiero que te asustes eh, no es que de repente pasé a creer que la existencia tiene sentido, que las cosas van a mejorar o que niego que la gestión de esta crisis sanitaria ha levantado casi todos los estandartes sobre los que se erige el neoliberalismo. Me pasa simplemente que, a pesar de eso, tengo ganas de hacer lo que puedo hacer, de disfrutar que no me morí y de los que no se murieron. Y de laburar ni hablar.

Así que hoy la selección de noticias no está motivada por ninguna reflexión ulterior. No hay una estrategia de transición emocional al socialismo o una crítica concienzuda al consumismo. Hoy vamos a hacer lo que tengo ganas de hacer: compartir cariñosamente que seguimos acá. Así que las noticias van en modo sobremesa.

Eres muy libre si quieres confiar

Nos encontramos en el encierro, salimos juntos un poco y después nos volvimos a encerrar, pero, aun así, nos la arreglamos para que la circulación de información sea un proceso emancipatorio. ¿Y sabés qué? No creo que tenga nada que ver con la verdad, con encontrar certezas o la posta de las cosas. Para mí, si pudimos salir de nuestras cabezas es porque la evidencia de un otro nos enfrentó con que lo que sucede va más allá de la lectura que podamos hacer del contexto. Los acontecimientos son vidas que se cruzan, que se miran, que se escuchan. 

Así que voy a confiar en nuestros cruces, miradas y escuchas y me voy a imaginar otros, los que se darían si pudiéramos estar sentados en el mismo lugar comiendo cosas ricas.

Vos: -Che, boluda, ¿qué onda? ¿Le dieron turno a tu vieja para la segunda?

Yo: -No, todavía no, pero pasaron menos de dos meses, tiene tiempo todavía. ¿La tuya, qué onda, le dieron Sputnik también, no?

Vos: -Sí, vi en algún lado que están llegando segundas dosis, pero también leí que, si se complica la logística, en otros países les están dando la segunda de la que tengan. ¿Sabés algo de eso vos?

Yo: -Justo el otro día vi que Ángela Gentile estuvo en el programa de Noe Barral Grigera y dijo que, si el virus queda circulando y nos tenemos que vacunar todos los años tipo como con la gripe, es muy probable que los países no compren siempre las mismas, así que sería importante impulsar más estudios que combinen vacunas. Por ahora, sé que hay estudios de cruce entre la de AstraZeneca y las de Pfizer y Moderna, de ARN, que acá no hay. De lo de las segundas dosis, como Ángela dijo que con la variante Delta se ve que es importante completar el esquema, Noe le preguntó qué onda porque en Ciudad ya anunciaron que iban a bajar un poco la vacunación a personas jóvenes sin riesgo para priorizar segundas dosis, pero en el resto del país no dijeron nada y Ángela le dijo que medio que la base está, que lo más importante era vacunar aunque sea con una dosis a los de riesgo y que ahora hay que ver qué pasa con la Delta y qué vacunas van llegando.

Vos: -Eso de los refuerzos, igual, medio que ya está pasando, ¿no? El otro día vi un meme de la de Johnson & Johnson pero no te lo pasé porque era medio machirulo y gordofóbico y tampoco tan gracioso, pero ahí te lo mando por si te sirve para el news.

Yo: -Jajajaj pero ¿vos querés que me cancelen o qué? Por lo que entiendo, lo que pasó es que la de Johnson y Johnson no tiene estudios de efectividad con la nueva variante y están analizando si sería necesario dar una dosis de refuerzo de Pfizer o Moderna a la gente que se dio J&J en Estados Unidos. Sé que en algunos países de Europa, y creo que en Canadá también, ya están combinando vacunas, pero en EEUU por ahora no. La lógica es que, como se vio en varios estudios que con la Delta cambia bastante la cosa si tenés las dos dosis y la de Johnson es de una dosis, probablemente tenga menos protección. Habrá que ver qué pasa. Si se disparan los casos, probablemente se caguen en la data y empiecen a vacunar por las dudas, pero estuvieron vacunando a pleno allá, creo que ya más de la mitad de los adultos está vacunada y bajaron bocha los casos.

Vos: -Y nosotros, ¿qué onda? Yo estoy re manija ya. Vi que van a abrir para mayores de 35. ¿Vos cuántos tenés?

Yo: -Cumplo 34 en septiembre, no me la Contrapoints.

Vos: - Bueno, igual tampoco debe faltar tanto.

Yo: -Pareciera que no. De hecho, creo que están pensando en vacunar a los chicos después del invierno, pasa que no hay muchos estudios de efectos en menores y los que hay son de las vacunas que acá no hay. Me da una bronca eso.

Vos: -No me digas que entraste en la de las pelo de cocker que reclaman Pfizer.

Yo: -No, lo que digo es que, claro, Pfizer monopolizó Israel, que es el país con mayor transferencia tecnológica del mundo, y también están en Reino Unido, que tiene un sistema de información sanitaria increíble, y en Estados Unidos, donde el estudio que quieras lo hacés de toque. Los beneficios para la farmaceútica no son solo monetarios, también que los sistemas científico-tecnológicos del lugar van a hacer estudios sobre la situación local. Acá, ponele, ya hubo varios con Sputnik y eso da datos y credibilidad a la vacuna. Las ciencias tienen estándares que no son fáciles de alcanzar y, si vos metés tu vacuna en los países que más recursos destinan a ciencia y tecnología, vas a tener investigaciones más piolas sin poner un peso, porque es un tema de interés nacional.

Vos: -Bueno, enana, no te calentés. Lavate las manos y abrite otro vino que ya estás como el meme de las teorías conspirativas.

Yo: -Jaja, justo vi uno de las farmaceúticas hoy. Igual bancá que voy al baño.

Vos: -¿Para lavarte las manos? Hay alcohol en gel en la mesa.

Yo: -Sí, pero estuve viendo que un par medio que se dieron vuelta de alcohol en gel o algo así. 

Vos: -¿Posta?

Yo: -Naaah, tampoco para tanto, pero salió un comunicado en el que decían que el alcohol que se evapora te puede dar náuseas o mareos, que lo supieron allá en yankilandia porque la gente llamaba y decía que se sentía mal, así que recomiendan usarlos solo si no hay agua y jabón y en lugares ventilados, así que, si lo usás en el auto, abrí las ventanillas.

Vos: -¡Y vos abrí el vino de una vez!

Yo: -Bueno, ahí voy. ¿Viste que hicieron un estudio en el que vieron que los taninos no dejaban entrar el COVID a las células?

Vos: –¿Keeee? ¿O sea que el vino podría protegernos?

Yo: -Yaki siera, pero no. No es que te hacen aspirar taninos y te miran las células. Lo prueban con las células solitas, así que no quiere decir nada en términos de reacción con el cuerpo humano. Además, lo hacen con taninos aislados, no es que, si el vino tiene taninos, los taninos te van a proteger. Sirve para considerarlos al hacer remedios. Hoy vi un meme re boludo pero que me hizo reír, mirá. Los ojitos del final me matan.

Vos: -Me cabe el humor sano para toda la familia. ¿Qué onda, querés más guiso? Así no tomamos el vino solo.

Yo: -Sí, dale, está buenísimo, ni los imanes antigordos me frenan con el guiso.

Vos: -Tal vez deberías frenar con el vino igual. ¿De qué hablás?

Yo: -¿No lo viste? Fue furor en Twitter el otro día. Unos investigadores mostraron que habían diseñado imanes que te dejan pegada la mandíbula y solo podés hacer dieta líquida y lo presentaron como un dispositivo para bajar de peso. Los recontralincharon y pusieron que era para gente que tiene que bajar de peso para hacerse una cirugía y no puede, pero en el comunicado de prensa no habían dicho nada de eso.

Vos: -No te creo.

Yo: -Sí, mirá, encima no te los podés sacar. Es un dispositivo de tortura, pero viste que bajar de peso es un fin tan noble que admite cualquier medio.

Vos: -Encima hablan de epidemia de obesidad como si fuera como el virus, que de repente te toca.

Yo: -Bueno, es que, como este virus es resultado de las prácticas de consumo y producción. Y va todo medio por el mismo lado. ¿Repensar las prácticas de uso del suelo para que no haya pérdida de biodiversidad y nos dejen de llegar virus de los animales? Me arruga la ropa. Y encima acá hay un componente muy fuerte de discriminación, porque además de no querer tocar a la industria de los utraprocesados, el problema que hay que solucionar es la gordura, no que estemos todos comiendo porquerías.

Vos: -Posta no lo puedo creer, ni lo de los imanes ni que ya nos terminamos el vino.

Yo: -Si cualquiera, mañana me tengo que despertar temprano que es día de news.

Vos: -Bueno, yo medio que lo doy por leído.

Yo:-Con este servicio personalizado, más te vale que no seas una rata inmunda y empieces a aportar a Cenital.

Vos: -Me ofendés, hace un montón que me anoté.

Yo: -Mhhhhhh no te creo, pero no hay tiempo para comprobarlo. ¿Me bajás a abrir que llegó mi auto?

Vos: - Sí, dale, avisame cuando llegues y gracias por el newsletter informal.

Yo: - De nada, te mando un beso enorme, Agostina.

p/d: las pocas referencias de este news son de esta canción, porque, a pesar del tono jocoso y la apelación a la vida, el nihilismo es nuestro.

Este es el newsletter Que la ciencia te acompañe de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Soy comunicadora científica. Desde hace tres años formo parte del colectivo Economía Femini(s)ta, donde edito la sección de ciencia y coordino la campaña #MenstruAcción. Vivo en el Abasto con mis dos gatos y mi tortuga. A la tardecita me siento en algún bar del barrio a tomar vermú y discutir lecturas con amigas.
@Bcientifica

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.