Sin categoría

La semana económica, en números

La recaudación en agosto recuperó la senda alcista y mejora el panorama en el frente fiscal. El empleo en junio se redujo en unos 20.000 puestos, explicado por la fuerte caída en el monotributo, mientras que el empleo privado registrado se incrementó en más de 5.000 puestos. Las consultoras privadas ajustaron al alza su proyección del crecimiento para este año, que pasó del 6,8% al 7,2%.

Recaudación

La recaudación tributaria en agosto recuperó la senda alcista. Luego de la leve contracción observada en julio, por la irrupción de la segunda ola y por la postergación de vencimientos de ciertos tributos, la recaudación aumentó 5% mensual en términos reales, superando los niveles prepandemia. La sostenida recuperación de los ingresos tributarios es un dato alentador para el frente fiscal, que de esta manera seguramente termine el año con un déficit menor al estimado originalmente por el Presupuesto.

Evolución de la recaudación en términos reales (serie desestacionalizada)

Fuente: Elaboración propia en base a Alphacast y AFIP.

Respecto del desempeño de los tributos de mayor peso, los derechos de exportación siguen creciendo a tasas muy elevadas (132% anual), explicado por el fuerte aumento de los precios internacionales y el buen desempeño de las exportaciones, seguido por los combustibles (84%), el IVA (76%), y en menor medida por el impuesto al cheque (66%), lo cual es un buen dato ya que estos tributos están asociados al nivel de actividad económica. Por otro lado, se observó un desempeño más flojo en el Impuesto a las Ganancias (64%), afectado por el aumento del mínimo no imponible para los trabajadores en relación de dependencia, y en los Aportes y Contribuciones (64%), explicado por la lenta recuperación del mercado laboral.

Por último, como aclaró la AFIP esto no contempla el ingreso de unos $22.900 millones por el Aporte Solidario y Extraordinario, dado que como su nombre lo indica es un ingreso extraordinario (por única vez), con lo cual no es un impuesto sino un ingreso no tributario. Sumado a eso, dicho ingreso es un recurso afectado, es decir que el monto recaudado a partir del mismo se utiliza exclusivamente para gastos destinados a morigerar los efectos de la pandemia.

Empleo e ingresos

Según los datos del Ministerio de Trabajo, el empleo registrado en junio se ubicó en los 12 millones de personas, mostrando una contracción de unos 20.000 puestos de trabajo. Esto se explica fundamentalmente por el brote de la segunda ola de contagios y las medidas establecidas por el gobierno que redujeron la movilidad de las personas.

De cara a junio existe la probabilidad de que esto se frene, dado que la Encuesta de Indicadores Laborales que realiza a las empresas con 10 o más trabajadores/as se mantuvo estable, mientras que el mes aterior había mostrado una contracción del 0,1%.

Evolución del empleo registrado (en miles, serie desestacionalizada)

Fuente: Ministerio de Trabajo.

Al desagregar por los tipos de trabajo, se observa que la contracción de junio se explica fundamentalmente por la fuerte caída que se observó en los monotributistas (-26.000 puestos), seguido de lejos por la caída en los autónomos (-3.300) y el empleo en casas particulares (-1.000), mientras que se incrementaron tanto los puestos de trabajo en el sector público (+3.750) como en el privado (+5.200).

No obstante, al analizar la evolución del empleo desagregado con una mirada más de largo plazo, se observa una marcada heterogeneidad en la recuperación. El componente más importante, el privado registrado, ya venía en caída desde principios de 2019, luego acentuada por la cuarentena, y su recuperación se encuentra muy lejos de los –magros- niveles de 2019. En cambio, el empleo público prácticamente no se vio afectado y en la actualidad ya se ubica por encima de los niveles prepandemia, mientras que el monotributo muestra una tendencia creciente, pero con una fuerte caída en el último mes. Por último, la situación más preocupante se observa en el empleo en casas particulares y en los autónomos, cuya tendencia no muestra señales de recuperación luego de la fuerte contracción que sufrieron con la pandemia.

Evolución del empleo registrado por categorías (Dic. 2018 = 100, serie desest.)

Fuente: Ministerio de Trabajo.

Por último, en junio la remuneración nominal bruta promedio alcanzó a los $127.310 y creció 49% en relación al mismo mes del año anterior, lo cual representa una caída mínima (0,8%) en términos reales.

Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM)

El BCRA publicó el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) de agosto, que mostró algunos cambios y algunas continuidades en las proyecciones que realizan las principales consultoras privadas en relación a los meses anteriores. Por el lado de los precios se mantuvieron prácticamente igual, estimando una desaceleración para los próximos meses, aunque para fin de año la inflación se ubicaría muy por encima de la proyección oficial (48% anual).

Expectativas de inflación mensual

Fuente: BCRA.

En cambio, las proyecciones del PBI fueron ajustadas al alza para 2021, luego del repunte que está mostrando la actividad en los últimos meses. Así, el crecimiento del PBI estimado para 2021 pasó del 6,8% al 7,2%. Por su parte, aumentaron levemente la proyección para 2022, mientras que la de 2023 se mantuvo constante, siendo en ambos casos del 2,5% anual.

Expectativas del PBI (crecimiento anual)

Fuente: BCRA.
Me dedico a estudiar la macroeconomía argentina, algo que en este país debe ser similar a tener un doctorado en física molecular. Soy magister en Desarrollo Económico en la UNSAM y estoy haciendo el Doctorado homónimo en la UNQUI. Jugador amateur de hockey y guitarrista de fogón.
@jmtelechea
Suscribite a nuestros newslettersHay otra manera de informarse. Te escribimos correos para darte contexto, análisis y referencias para entender las noticias. Periodismo serio con memes.

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.