Sin categoría

La semana económica, en números

La actividad económica en junio mostró una recuperación, dejando atrás la caída de los dos meses anteriores. Los precios mayoristas se desaceleraron en julio, mientras que con los costos de la construcción sucedió lo contrario. Los precios de la canasta básica crecieron muy por debajo de la inflación en julio. El superávit comercial volvió a ser muy holgado en julio.

Actividad económica

El INDEC publicó el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) correspondiente al mes de junio, que mostró una recuperación del 2,5%, dejando atrás la caída de los dos meses anteriores debido al aumento de los contagios y las restricciones a la circulación establecidas por el gobierno. De este modo, en el primer semestre del año la actividad se encuentra 3,8% por debajo de los niveles de 2019 (para evitar la comparación con el año pasado, que fue el pico de la pandemia).

Evolución del EMAE

Fuente: INDEC

Al analizar de manera desagregada el EMAE, y al comparar respecto del acumulado del 2019 (nuevamente, para evitar los meses de pandemia), se observa que solo 4 de los 15 sectores presentaron una mejoría. Estos fueron Electricidad, gas y agua (+5% anual), la industria (4%), el comercio minorista (3%) y la actividad inmobiliaria (1%). En cambio, Hoteles y restaurantes (-49%), Otros servicios sociales (-23%) y la agricultura (-11%) fueron los que más se vieron afectados.

Precios y condiciones de vida

El INDEC también publicó el índice de precios mayoristas y el de los costos de la construcción, de julio. En relación al primero, mostró una desaceleración, al aumentar 2,2% respecto de junio (el mes anterior había sido del 3,1%). En términos anuales, los precios mayoristas se incrementaron 63%, muy por encima de los precios minoristas.

Al analizar los componentes, se observa que la desaceleración estuvo explicada fundamentalmente por el menor incremento que se observó en los productos importados (1,6% frente al 2,5% del mes pasado) y los productos manufacturados (2,4% vs 4,0%), mientras que los precios de los productos primarios (2% vs 0,7%) y la energía (1% vs 0,8%) estuvieron por encima del mes anterior.

Componentes del IPIM (% mensual)

Fuente: INDEC

En cambio, los precios de la construcción aumentaron 5% mensual, muy por encima del mes anterior (2%). Al examinar los distintos rubros, se observa que esto estuvo explicado por el fuerte aumento de la mano de obra (7,2%), debido a la actualización del tramo por la paritaria), y por los gastos generales (5%), mientras que los materiales (2,8%) se incrementaron por debajo del mes anterior.

No obstante, al analizarlo en términos anuales, el dato más preocupante es la dinámica alcista que muestran los materiales, cuyo aumento en el último año se ubica en 82%, mientras que los salarios traccionan el índice general a la baja, mostrando una suba del 55%.

Evolución del nivel general de los costos de la construcción y sus componentes (% anual)

Fuente: INDEC

Por otro lado, el INDEC publicó los datos referidos a la canasta básica alimentaria (CBA), que en julio marcó una suba del 2,1% mensual, mientras que la canasta básica total (CBT) mostró un incremento del 1,6%. En ambos casos fue un dato muy positivo ya que se incrementaron bastante por debajo de la inflación registrada durante el mes en cuestión (3%). En términos monetarios, una familia tipo de 4 personas necesitó de $29.000 para ubicarse por encima de la línea de indigencia y de $67.600 para superar la línea de la pobreza.

Al analizar la comparación en términos anuales, se observa que la CBA (58,3% anual) se ubica bastante por encima de la inflación (51,8%), mostrando un dato preocupante ya que refleja que los productos básicos están aumentando por encima del promedio de los precios y de esta manera está afectando en mayor medida a los sectores de menores ingresos.

Sector externo

En julio, el saldo comercial volvió a mostrar un holgado superávit (USD 1.500 millones). Las exportaciones fueron de USD 7.200 millones, el mayor nivel registrado desde junio de 2013, mientras que las importaciones fueron de USD 5.700 millones. Así, el resultado comercial fue superavitario en los siete meses del 2021, acumulando un saldo de USD 8.300 millones (aunque por debajo del año anterior, cuando había sido de USD 9.800 millones).

Importaciones y exportaciones (en millones de USD)

Fuente: INDEC

Las exportaciones aumentaron 47% respecto a igual mes de 2020, debido a un incremento de los precios de 33%, y de las cantidades de 9%. Al desagregar por grandes rubros, se observa que todos mostraron un crecimiento interanual, aunque es importante destacar que se compara contra los meses de la pandemia: las manufacturas de origen industrial aumentaron 79%, los productos primarios 54%, las manufacturas de origen agropecuario 30%, y los combustibles 16%.

Las importaciones, por su parte, se incrementaron 66% respecto a igual mes del año anterior, como consecuencia de una suba de 35% en las cantidades y de 23% en los precios. Todos los rubros registraron variaciones positivas: los bienes de capital 21%; los bienes intermedios 72%; combustibles y lubricantes 163%; piezas y accesorios para bienes de capital 101%; bienes de consumo 25%; vehículos automotores de pasajeros 29%; y el resto 37%, mayormente por el incremento de bienes despachados mediante servicios postales (couriers).

Me dedico a estudiar la macroeconomía argentina, algo que en este país debe ser similar a tener un doctorado en física molecular. Soy magister en Desarrollo Económico en la UNSAM y estoy haciendo el Doctorado homónimo en la UNQUI. Jugador amateur de hockey y guitarrista de fogón.
@jmtelechea
Suscribite a nuestros newslettersHay otra manera de informarse. Te escribimos correos para darte contexto, análisis y referencias para entender las noticias. Periodismo serio con memes.

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.