Ronaldo hincha por nosotros

El fenómeno habló sobre la Scaloneta, que hoy se juega el pase a la final contra Croacia desde las 16 horas. Las claves del partido.

Buenas, ¿cómo estás?

¿Tranquilo, confiado, terriblemente nervioso?
Yo, un poco de todo, con sentimientos mezclados y también muy cansado: el partido que le ganamos a Países Bajos me dejó de cama -pero extasiado y feliz- hasta hoy.
Y, cuando ni siquiera terminamos de recuperarnos, a las 16, en un rato, ya nos toca contra Croacia.
No es un sueño: estamos en la semifinal del Mundial.
Si hoy ganamos, jugaremos la final.
¡Vamos Messi, vamos Dibu, vamos De Paul!
¡Vamos todos y todas!
¡Es hoy!

LAS CLAVES DEL DÍA

Argentina y Croacia, en busca de la final

A las 16, en el estadio Lusail y con arbitraje del italiano Daniele Orsato, la selección irá por la clasificación a la final de un Mundial ante la sorprendente Croacia, que dejó afuera a Brasil. El partido enfrentará, por supuesto, a dos equipos pero, además, será un duelo estelar entre dos de los mejores jugadores de este torneo. Me refiero por supuesto al número uno, Lionel Messi, y a la gran figura balcánica y del Real Madrid, Luka Modric. La última vez que Argentina clasificó a la final de un Mundial fue en Brasil 2014, con el recordado Alejandro Sabella como entrenador; los croatas, por su parte, lo lograron en el Mundial pasado, juego en que cayeron 4–2 ante Francia.

Como sucedió en cada uno de los partidos de esta Copa, Lionel Scaloni no confirmó la formación y lo hará sólo unas horas antes del encuentro. De acuerdo a lo que dijo el DT en conferencia de prensa, tanto Ángel Di María como Rodrigo De Paul se encuentran disponibles para jugar, pero, de todas formas, habrá que esperar para tener la certeza de que estarán desde el inicio. Ambos jugadores, claves en el esquema del equipo, se están recuperando de sendas molestias musculares.

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

Los que, con toda seguridad, no podrán ser de la partida son Gonzalo Montiel y el Huevo Acuña (ambos llegaron a las dos amarillas y deben cumplir un partido de suspensión). El Papu Gómez, en tanto, sufrió un esguince en el tobillo izquierdo en el partido ante Australia y, en principio, tampoco estaría disponible. Nicolás Tagliafico será el reemplazante de Acuña en el lateral izquierdo. Si el entrenador mantiene la línea de cinco defensores, Lisandro Martínez seguirá en cancha, pero si vuelve a la formación clásica de cuatro, seguramente saldrá del once titular.

Una probable formación podría ser la siguiente: Dibu Martínez; Nahuel Molina, Cristian Romero, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Enzo Fernández, Alexis Mac Allister; Ángel Di María, Lionel Messi y Julián Álvarez. No se descarta de todas formas el ingreso de Leandro Paredes, el ya citado Lisandro Martínez o incluso la chance de que Lautaro Martínez acompañe a Julián en el ataque.

Sobre el camino de la selección en el torneo y las expectativas para lo que se viene, el técnico dijo ayer: “Preparamos este juego de la misma manera que contra Países Bajos, Australia y Polonia. Venimos jugando partidos importantes desde que perdimos con Arabia Saudita y no cambia la sensación de que lo que viene es trascendental. Todo el mundo sabe que es un juego, que intentaremos dar el máximo, que a veces la suerte nos puede dar la espalda, pero que si hacemos las cosas bien tenemos grandes chances. Hay que tomarlo con naturalidad”.

Al igual que los argentinos, los croatas llegan con el ánimo por las nubes luego de haber eliminado a Brasil por penales. Para un país de menos de cuatro millones de habitantes e independiente desde 1991, jugar dos semifinales consecutivas de Mundial es un logro trascendental y casi nunca visto en la historia del fútbol (de las naciones pequeñas, sólo Uruguay, con la misma cantidad de gente, puede considerarse una selección más exitosa). No descubro nada, pero el torneo que está jugando Modric es realmente excepcional, una cosa de locos. El volante de 37 años dio una clase maestra contra Brasil y me animo a decir que se cargó al equipo de Tite él solito: es casi imposible verlo perder el balón o dar un mal pase. Es el cerebro de su selección y sabe absolutamente todo lo que sucede en el campo, así como los tiempos del partido, y encima no se cansa de correr. Si la Selección logra neutralizarlo, tendremos muchísimas chances de ganar el partido. Pero si juega a sus anchas estaremos en serios problemas.

Sin embargo, Croacia no es sólo Modric. El arquero Dominik Livakovic está teniendo un Mundial muy destacado y para mí es, junto con Yassine Bounou (de Marruecos), el mejor del torneo en su puesto. En el lateral derecho, Josip Juranovic se destaca por su permanente empeño de pasar al ataque y, en el centro de la defensa, el joven Josko Gvardiol (que juega con máscara) es garantía de seguridad. Los mediocampistas Marcelo Brozovic y Mateo Kovacic son el complemento perfecto para el gran Luka y, en silencio, cumplen perfectamente con sus roles de marca y despliegue, a lo que les agregan poder ofensivo. De hecho, el propio Juranovic dijo ayer: “Pasarle la pelota a alguno de nuestros tres volantes es más seguro que poner tu dinero en un banco”.

En el ataque, los croatas cuentan con Ivan Perisic, un delantero que se agranda en las ocasiones difíciles y que tiene un juego aéreo letal. El entrenador se llama Zlatko Dalic y dijo ayer: “Será un partido crucial, pero Argentina tiene más presión que nosotros y, además, tendrán el apoyo de muchísimos hinchas. Eso será un obstáculo porque seremos menos, pero no debemos pensar en eso ni quejarnos, ya que enfrentaremos a una de las mejores selecciones del mundo y de la historia”.

Según el técnico, además, en el caso de conseguir la victoria sería el triunfo más importante de la historia de su país. Con él en el banco, Croacia ya le ganó a Argentina 3–0 en la fase de grupos del último Mundial. Por lo que mostró en el torneo, es un equipo que sabe muy bien cuándo replegarse, que no tiene problemas en cederle la pelota al rival y que tiene la capacidad de golpear en los momentos justos. En lo que va de la Copa, sólo consiguió una victoria, 4–1, ante Canadá y el resto fueron todos empates. Igualó sin goles con Marruecos y Bélgica en la fase de grupos, y luego 1–1 contra Japón y Brasil. A estos últimos rivales les ganó por penales, por lo que, aunque nadie desea llegar a esa instancia, habrá que estar muy atentos a lo que pueda suceder desde los doce pasos.

Una posible formación croata para hoy es la siguiente: Livakovic; Juranovic, Dejan Lovren, Gvardiol, Borna Sosa; Modric, Brozovic, Kovacic; Andrej Kramaric, Mario Pasalic y Perisic.

Estamos a solo un partido de la final.

¡Vamos Argentina, carajo! ¡Un poquito más, por la ilusión y la alegría de todo un país!

KIRICOCHO

La otra semifinal enfrentará mañana a la candidata Francia y a Marruecos, uno de los equipos más sorprendentes de toda la historia de los Mundiales (sino el más). Sobre este juego hablaremos mejor en el próximo newsletter, pero, por ahora, lo que hay que saber es que será un enfrentamiento de altísima tensión, ya que hay un millón y medio de marroquíes que viven en el país contra el que se jugarán el pase a la final.

Marruecos viene de eliminar a tres gigantes europeos (Bélgica, España y Portugal) y, en todos los casos, tras las victorias, miles de marroquíes salieron a festejar en varias ciudades del Viejo Continente. Los disturbios y la posterior represión en Francia, tras el último triunfo ante los lusos, fueron muy violentos y por eso la policía francesa desplegará un gran operativo en París y otros centros urbanos de cara al partido.

En ambos países están muy ilusionados. Los franceses porque quieren convertirse en el primer equipo en ganar dos Mundiales consecutivos desde que Brasil lo hiciera en 1958 y 1962, y los marroquíes, por supuesto, porque están realizando un Mundial muy por encima de las expectativas y, aunque ya se convirtieron en leyendas de su país, están a sólo dos pasitos de coronar la hazaña más inesperada jamás realizada en cualquier deporte colectivo.

Será, sin lugar a dudas, un juego muy emocionante y disputado que, ojalá, podamos disfrutar con la alegría de… bueno, no digo más.

PC FÚTBOL

Seguramente ya lo habrás visto, pero igual es para volver a ver diez millones de veces más, en loop. La pieza de Otamendi celebrando contra los neerlandeses, con la música de Andrea Bocelli de fondo, debería ser considerada arte. Lo es.

Los banderazos argentinos ya se volvieron costumbre en Catar. Ayer, hubo otro muy masivo.

Al maravilloso y muy querido Ronaldo, uno de los mejores delanteros de la historia, le preguntaron qué sentiría si Argentina ganara el Mundial. Él es brasileño. Esto respondió.

Hoy hay un solo partido -EL PARTIDO- y no te voy a indicar a quién tenés que seguir, porque bastante nerviosos ya vamos a estar…
Existe una palabra árabe que se pronuncia “Inshallah” y que quiere decir: “Si Dios quiere”. Dio origen a nuestra bella “ojalá”.
Que sea un día hermosísimo. Inshallah.

Fer

Conocido en las redes por su alter ego, Periodistán, viajó por países muy poco visitados, como Iraq, Afganistán, Burundi y Somalía. Fanático del fútbol, cree fervientemente que, en muchos casos, a través de una pelota se puede explicar el mundo y todas sus complejidades.