“Esto es una mierda, está todo fuera de control”

El lugar vacante que deja Cristina es un riesgo para el sistema en su conjunto.

Hola, ¿cómo estás? Espero que bien.

Los escombros que dejó la ojiva nuclear detonada por Cristina Fernández de Kirchner todavía no se ven con claridad. El renunciamiento de la vicepresidenta abre múltiples escenarios que pueden tener ganadores y perdedores que no dependen del color político. Los motivos del cansancio de Cristina, según su entorno inmediato, son tres: su desilusión con el gobierno nacional y el trato recibido por parte de Alberto Fernández; el atentado en su contra y la negativa de la jueza María Eugenia Capuchetti a investigar lo sucedido, y los chats del viaje a Lago Escondido que le merecieron dos reflexiones a la vice en privado. Una, al borde de la ironía: “El vuelo tenía a todos los fueros a bordo menos al civil”. La segunda, desde las tripas: “Esto es un asco, así no puede gobernar nadie”.   

La degradación institucional no es nueva en el vecindario. En un hecho con pocos antecedentes en Brasil desde la recuperación de la democracia, la entrega del  diploma de presidente electo se convirtió en una noticia de primer orden. Hasta ahora, había sido siempre un trámite formal que sencillamente certificaba burocráticamente aquello que la elección había determinado meses antes. La diplomatura de Lula da Silva fue, sin embargo, la principal noticia de ayer, en un contexto en que el bolsonarismo tanto partidario como extrapartidario, movilizado en las calles, desconoce el resultado de las urnas electrónicas brasileñas. 

El jefe del Tribunal Superior Electoral y ministro del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Alexandre de Moraes, aseguró durante el acto que habrá duros castigos a cualquier intento de desconocer la voluntad democrática para que aquello «no se repita». La multiplicación de cortes de ruta y actos violentos por parte de bolsonaristas y algunos pronunciamientos menores a nivel militar y de fuerzas de seguridad -estimulados por el presidente saliente- prenden una luz de alarma que, sin embargo, difícilmente requiera otra cosa que respuestas punitivas desde los tribunales de justicia para evitar cualquier escalada. 

Quienes esperaban que esta situación y el estrecho resultado de la elección forzaran a Lula a debilitar el rol de su Partido de los Trabajadores en un gobierno que forzosamente deberá ser de coalición para garantizar su permanencia y viabilizar su agenda legislativa, a la luz de los primeros anuncios de gabinete, se equivocaron. La presencia central del PT garantiza que se atienda el núcleo de la fuerza política construida antes de las enormes necesidades de ampliación. La decisión de construcción de gobernabilidad desde el centro de gravedad a la periferia en términos de los apoyos conseguidos tiene riesgos, pero es mejor que la alternativa, donde cualquier traspié podría significar el abandono masivo tanto de los nuevos compañeros de ruta como del núcleo duro.

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

El PT se reservó los ministerios más importantes. Rui Costa, gobernador saliente del estado de Bahía -el más importante del nordeste- será el ministro jefe de la Casa Civil, el equivalente a nuestra jefatura de gabinete. El nombramiento de un gobernador nordestino es simbólico sobre el peso que tiene la región, donde Lula se impuso por cerca de cuarenta puntos de diferencia sobre Bolsonaro y que permitió una victoria de otro modo imposible. También explica los nuevos equilibrios de poder dentro del PT, consagrando sectores con probada capacidad para los acuerdos y la articulación de gobernabilidad por encima del núcleo militante histórico fundacional del partido. 

San Pablo, por otra parte, contará con el ministerio más importante y complejo de todos: la cartera de Hacienda recaerá en Fernando Haddad, excandidato presidencial, de extrema confianza de Lula y con aspiraciones de ser el vehículo de la renovación luego de que la yarará complete su mandato tras el que, aseguró, no buscará la reelección. Lula elige un hombre propio, de perfil político y militancia en la izquierda donde los mercados pedían una persona de su riñón que «calmara los fantasmas» del gasto público y el déficit fiscal. La advertencia de una posible crisis por parte de estos sectores sería, de producirse, una profecía autocumplida. No hay un gran desorden en la macroeconomía brasileña a pesar de los gastos irresponsables por más de ocho mil millones de dólares en que incurrió Bolsonaro en los últimos meses para intentar ganar las elecciones. El aumento de las prestaciones sociales anunciado por Lula será costoso, pero está lejos de ser impagable. La negociación de la autorización legislativa será más importante para su viabilidad que el costo fiscal. Las reservas del Banco Central de Brasil superan los 300 mil millones de dólares y la inflación se mantiene relativamente baja. Y en caso que el contexto genere la necesidad de tomar el andarivel de la restricción fiscal, sería más tolerable políticamente. Un “el ajuste solo lo puede hacer Cristina”, versión paulista.

En Argentina, el deterioro impúdico de las instituciones, pervertidas por quienes se supone deben ser sus custodios, generó tensiones internas entre los pasajeros del vuelo escondido que solo fueron suspendidas u ocultadas por la expectativa que la selección argentina generó en una sociedad que hasta la final de la Copa América discutía a Lionel Messi. Durante la semana, uno de los integrantes de la lujosa excursión llamó a un empresario de medios para que derivaran toda la atención hacia la figura de Julián Ercolini. Otros de los huemules sugiere -¿o anticipa?- que el cortafuego sea Marcelo D’Alessandro: “Pobre Marcelito, es mi amigo, pero…”.

La apuesta del sistema es que por la situación deportiva, económica y cronológica -en diciembre, si uno quita la excepcionalidad mundialista y el éxito de Gran Hermano, bajan todas las audiencias de medios- el escándalo se diluya en fade out con consecuencias de corto alcance. En El Marginal 2, Daniel Fanego representaba a Garófalo, titular del Servicio Penitenciario Federal y un hombre más vinculado a los Derechos Humanos que el jefe del penal de San Onofre, Mario Antín -representado por Gerardo Romano. En el episodio final, Garófalo, luego de encontrar un cuerpo arrojado desde las alturas del penal y un auto prendido fuego, le dice a Antín: “Esto es una mierda, está todo fuera de control”. El sistema argentino podría estar al borde de una situación homóloga. La condena creativa a Cristina -donde los dos superiores inmediatos de Vialidad fueron absueltos- demuestra que, si hay impunidad, de esa no goza el apellido Kirchner. Entonces, ¿qué corrupción va a llenar ese vacío? ¿Qué corrupto va a ocupar el lugar de Cristina ahora que la única peronista que vende está fuera de juego? 

La defensa de CFK, sin embargo, podría tener un socio inesperado: Carlos Mahiques, uno de los jueces del vuelo a Hidden Lake. En el fallo Armas que tenía como apuntado al expresidente Carlos Menem, Mahiques rechazó la imputación contra la máxima autoridad política del país a partir de cualquier responsabilidad jurídica derivada de su posición jerárquica: «No encuentro debidamente probada la intervención que, como coautor, se le imputa a Carlos Saúl Menem en los diez hechos de contrabando investigados.  Si bien es claro que en su carácter de Presidente de la Nación ostentaba una posición de especial relevancia y preeminencia, no es jurídicamente admisible que de esa sola circunstancia se derive su responsabilidad penal por la actuación dolosa o culposa que pudo caberle a cualquiera de sus subordinados o integrantes de los organismos de la administración», escribió Mahiques. La absolución de Julio de Vido, la falta de material probatorio que vincule a Cristina con las acusaciones y el precedente de Mahiques podrían obrar de salvoconducto tanto para la vice como para un tribunal con dificultades para explicar la ingeniería de la sentencia.

Ayer nos vimos las caras por primera vez con nuestra comunidad. Gracias a quienes apoyan a Cenital por acercarse a nuestro primer encuentro que, naturalmente, no será el último. Y gracias también por las cosas lindas que nos dijeron. Ahora, todos esos buenos deseos que sean exclusivos para el 10 ♥.

Ojalá hayas disfrutado de este correo tanto como yo. Estoy muy agradecido por tu amistad que, aunque sea espectral, para mí no tiene precio.

Iván

Soy director de un medio que pensé para leer a los periodistas que escriben en él. Mis momentos preferidos son los cierres de listas, el día de las elecciones y las finales en Madrid. Además de River, podría tener un tatuaje de Messi y el Indio, pero no me gustan los tatuajes. Me hubiera encantado ser diplomático. Los de Internacionales dicen que soy un conservador popular.