Que sea lo que D10S quiera

A las 12 arranca la gran final de la Copa del Mundo Catar 2022 entre Argentina y Francia.

Buenas, ¿cómo estás?

Domingo 18 de diciembre de 2022.

¿Cuánto/as pensaron que llegaríamos hasta acá?
Hoy es un día histórico en nuestras vidas. Pase lo que pase, lo recordaremos por siempre. Le contaremos a mucha gente, a lo largo del tiempo, lo que estábamos haciendo, cómo vimos el partido, las cábalas, todo lo que sucedió después…
Estoy muy sensible y muy ansioso, y si me permitís voy a darte un pequeño consejo: disfrutá. Llegar a la final del mundo no es algo normal (sólo nos sucedió seis veces en los últimos 92 años) y lo que estamos viviendo estas horas se antoja irrepetible. No sabemos si volverá a suceder. Juntémonos, abracémonos y forjemos el convencimiento de que ese gran abrazo colectivo de 45 millones de personas empujará a los pibes que nos están representando a todo/as a más de 10.000 kilómetros, en Catar.
Creamos. 
Puede ser. Tiene que ser…
Que el barrilete cósmico baje hoy, desde el planeta al que se fue.
Que sea por Messi. Por D10S. Por todos y todas. Por una nación muy sufrida, de gente buenísima, que se merece que cada tanto ocurran los bellos milagros.
¡Vamos Argentina, es hoy!

LAS CLAVES DEL DÍA

Argentina y Francia definen al campeón del mundo

Es imposible escribir este mail desde un lugar racional. Haré lo posible, pero en ocasiones así me siento muchísimo más argentino que periodista. A las 12, la Selección, nuestra Selección, enfrenta a Francia en el estadio Lusail y con arbitraje del polaco Szymon Marciniak. El equipo que gane será el campeón del Mundial. En el caso de empate, como en el resto del torneo, habrá dos alargues de 15 minutos cada uno y, de persistir la igualdad, tiros desde el punto del penal.

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

El camino de Argentina hasta este partido fue de menor a mayor. Arrancó perdiendo 1–2 con Arabia Saudita, en una de las mayores sorpresas de la historia de la competencia. Luego, venció 2–0 a México y, por el mismo resultado, a Polonia y aseguró su clasificación a octavos de final en el primer lugar. Ya en la instancia eliminatoria, le ganó 2–1 a Australia y luego, en el mejor partido del torneo, 4–3 por penales a Países Bajos, tras haber empatado 2–2 en el tiempo reglamentario. En la semifinal, derrotó de forma muy convincente a Croacia y, así, aseguró su lugar en el duelo más importante del Mundial. El mejor jugador del equipo -y del torneo- es el descomunal Lionel Messi, de otro planeta. Los otros puntos destacados, dentro de un rendimiento general muy positivo, son varios y por eso nombraré a todos los titulares: Dibu Martínez, Nicolás Otamendi, Cuti Romero, Nahuel Molina, Marcos Acuña, Enzo Fernández, Alexis Mac Allister, Rodrigo De Paul, Ángel Di María y Julián Álvarez. Los suplentes que ingresaron también lo hicieron muy bien, entre ellos Lisandro Martínez -el jugador número doce-, Leandro Paredes, Nicolás Tagliafico y Exequiel Palacios. El entrenador, Lionel Scaloni, demostró una vez más -junto a su cuerpo técnico- estar a la altura del cargo, de semejante responsabilidad, y se convirtió en muy poco tiempo en una de las personas más queridas y admiradas del país.

El recorrido francés, en tanto, arrancó con dos victorias consecutivas y una clasificación tranquila: 4–1 a Australia y 2–1 a Dinamarca. Luego, en el último juego de la fase de grupos, cayó 1–0 con Túnez, aunque jugó con suplentes. En octavos de final, venció 3–1 a Polonia y después, en uno de los partidos más emocionante de la Copa, 2–1 a Inglaterra. En la semifinal, mostró solidez en el 2–0 ante Marruecos y selló su boleto para el partido de hoy. La gran estrella gala es Kylian Mbappé, el segundo jugador más desequilibrante del torneo luego de Messi y un verdadero terror para las defensas cuando pone quinta velocidad. Junto a él, los otros tres jugadores ofensivos también están realizando un gran torneo: Antoine Griezmann (reconvertido en volante), Ousmane Dembélé y Olivier Giroud. En el mediocampo, Adrien Rabiot y Aurelién Tchouaméni aportan solidez, despliegue, marca y llegada constante al área rival. La defensa y el arquero son tal vez los puntos más flojos del equipo. Por el contrario, los más altos son el lateral Theo Hernández -de muy buen desempeño- y el central Dayot Upamecano, aunque sin brindar tanta seguridad. El arquero Hugo Lloris, en tanto, combina actuaciones memorables con errores infantiles; ni hace falta aclararte lo que me encantaría que sucediera hoy.

En la historia de la competencia, Argentina jugó cinco finales: ganó dos (Argentina 1978 y México 1986) y perdió tres (Uruguay 1930, Italia 1990 y Brasil 2014). Francia, por su parte, disputó tres: Francia 1998, Rusia 2018 -en las que se consagró campeón- y Alemania 2006, en la que cayó. Las dos selecciones ganaron dos Copas del Mundo: es decir que hoy una de ellas llegará a la tercera y pasará a la otra (y a Uruguay) en el ránking histórico. Alemania -incluyendo los títulos de Alemania Federal- tiene cuatro, al igual que Italia. Brasil es el único conjunto que se coronó cinco veces.

En la conferencia de prensa de ayer, hablaron Scaloni y el Dibu Martínez. El entrenador quebró en llanto al hablar de sus jugadores: “Quiero agradecer a estos jugadores, como haría cualquier argentino. Me emociono porque han dado todo, esperemos que mañana -por hoy- podamos coronarlo y, si no es así, que estén orgullosos porque este es un momento para disfrutarlo”. Además, analizó: “El partido es Argentina contra Francia, más allá de Messi y Mbappé. Ambos tenemos las armas necesarias para que el encuentro lo puedan decidir otros jugadores y no solo ellos dos. Leo está bien y esperemos que caiga de nuestro lado”.

El Dibu Martínez, en tanto, dijo: “La necesidad de ganar te puede jugar en contra, hay que tener la cabeza fría. Jugar como venimos jugando, tener el control. Saber que estamos jugando solo un partido, es lo más difícil, pero a la vez es la final del mundo”. Y también recordó sus inicios y lo que le costó llegar a donde está hoy: “Yo soy un luchador, desde los 12 años que llegué a Independiente y a los 17, cuando me fui al Arsenal de Inglaterra. En Argentina no me conocían como yo quería, necesitaba ayudar a mi familia y me fui. Hoy en día tener a todo el país ayudándome a defender el arco es emocionante, pero soy muy frío en este momento”.

Los franceses también hablaron. Didier Deschamps, el técnico, manifestó: “Creo que habrá un ambiente festivo en la cancha. El pueblo argentino es apasionado y apoya a fondo a su equipo. Cantan mucho, son expresivos, es bueno que haya ese ambiente en una final de Mundial. Pero nuestros adversarios no están en la tribuna: están en el campo y ya son suficientes para crearnos problemas”. Y consultado por el poco contacto de Mbappé con los medios, explicó: “Él necesita tranquilidad y serenidad, y concentrarse en lo que pasa dentro de la cancha. Está con una buena disposición, antes del inicio de la Copa y desde que llegó con nosotros. No tengo ninguna intención de perturbar su calma ni su estado de ánimo. Está concentrado en la final”.

En los últimos días, una enfermedad conocida como “virus del camello” afectó a cinco jugadores de la selección francesa, entre ellos Upamecano, Rabiot y el defensor titular Raphael Varane. Sin embargo, se espera que todos puedan estar en la final. Sobre esto, el DT galo consideró: “Tratamos de controlar lo mejor posible las diferentes situaciones. Veremos cómo evolucionan los afectados y trataremos de estar listos para el partido que nos espera. Si no hubiera existido el virus sería mejor, pero lo estamos controlando con el cuerpo médico”.

La formación que parará Scaloni todavía no se conoce. En el caso de que decida jugar con cinco defensores, como lo hizo contra Países Bajos, ingresará Lisandro Martínez, muy probablemente por Paredes. Si, en cambio, juega con línea de cuatro atrás y cuatro volantes, es probable que Di María -o el propio Paredes- arranque desde el inicio.

Creo -pero, por supuesto, no tengo la información- que el DT saldrá con línea de cinco, es decir que la alineación podría ser la siguiente: Dibu Martínez; Nahuel Molina, Cuti Romero, Nicolás Otamendi, Lisandro Martínez, Marcos Acuña; Rodrigo De Paul, Enzo Fernández, Alexis Mac Allister; Lionel Messi y Julián Álvarez.

Por el lado francés, previendo que todos los jugadores se recuperarán del virus, el once inicial podría ser el siguiente: Hugo Lloris; Jules Koundé, Raphael Varane, Dayot Upamecano, Theo Hernández; Adrien Rabiot, Aurelién Tchouaméni; Ousmane Dembélé, Antoine Griezmann, Kylian Mbappé y Olivier Giroud.

Se espera un lleno total en el estadio Lusail y, al menos, 40.000 argentinos que teñirán el estadio de celeste y blanco. En los últimos días, hubo muchos problemas con las entradas de los compatriotas que llegaron a Catar para el partido, aunque, de todas formas, la Selección será local. El “Muchaaaachos…” sonará desde el minuto uno del encuentro. Se prevé un partido muy parejo entre dos grandes equipos y no hay favoritismo hacia ninguno. El resultado dependerá de cómo se levanten los jugadores, de quién cometa menos errores, de los nervios y de la suerte: de hecho, está es la final que, en la previa, se avizora más disputada de los últimos años (en 2010, España era claro favorito ante Países Bajos; en 2014, Alemania lo era ante Argentina y en 2018, Francia por sobre Croacia).

Se acabaron las palabras…

Llega la hora de la verdad.

Sólo queda agradecer a los jugadores y al cuerpo técnico por este mes alucinante y soñar con un pasito más.

¡Muchísimas gracias!
¡Vamos Argentina, carajo!
¡Es hoy!

Croacia venció a Marruecos y finalizó tercero

Croacia derrotó 2–1 a Marruecos con goles de Josko Gvardiol y Mislav Orsic (Achraf Dari para los marroquíes) y terminó el Mundial en el tercer lugar. Performance histórica para los balcánicos, que se consolidan como una de las grandes potencias del planeta, y final con sonrisa para Luka Modric, el crack de 37 años que probablemente haya disputado su última Copa. El conjunto africano, pese a la derrota, realizó un torneo espectacular -el mejor de la historia para el continente- y se metió en los libros de la historia grande del fútbol.
¡Felicitaciones para los dos y gracias por todo lo que nos entregaron el último mes!

PC FÚTBOL

De todo el material que hay, sólo elegiré un post, el del Cuti Romero, con esta foto y dedicatoria que sintetiza todo. Una vez más, GRACIAS MUCHACHOS.

Que sea lo que D10S quiera.

Con mucha fe y mucha fuerza.

Fer

Conocido en las redes por su alter ego, Periodistán, viajó por países muy poco visitados, como Iraq, Afganistán, Burundi y Somalía. Fanático del fútbol, cree fervientemente que, en muchos casos, a través de una pelota se puede explicar el mundo y todas sus complejidades.