Allez les Céleste et Blanc!

La temible Francia venció 1-0 a Marruecos y será nuestro rival el domingo. Messi y Mbappé llegan como goleadores de la Copa, con 5 tantos cada uno. Un duelo histórico entre dos compañeros del PSG.

Buenas, ¿cómo estás?

Tenemos rival en la final del Mundial, que se jugará el domingo a las 12 horas.
Es Francia, que le ganó 2–0 a Marruecos.
Este será un newsletter bastante más breve de lo acostumbrado por razones obvias: después de la victoria ante Croacia, la Selección tuvo día libre, no hay mucho para contar y, además, creo que mejor que leerme es volver a ver una y mil veces los videos del triunfo -de todos los triunfos-, y disfrutar del Messi monumental, el siempre claro Scaloni, el maravilloso Dibu, el incansable De Paul, el pueblo que lleva Di María en sus corridas, todos los héroes vestidos de albiceleste y el contundente Julián.
Jueves 15 de diciembre: día menos tres rumbo a la gloria, tantas veces esquiva y ahora, ahí nomás.
Y con Él, que lo mira desde algún lugar.

LAS CLAVES DEL DÍA

Francia será nuestro rival en la final

El equipo dirigido por Didier Deschamps venció 2–0 en la segunda semifinal a Marruecos y será nuestro rival en la final del Mundial. Los galos, actuales campeones del mundo, se convirtieron en el primer conjunto en llegar consecutivamente a esta instancia desde que Brasil lo hiciera en 1998 y 2002 (y antes en 1994). Los marroquíes, más allá de la derrota, protagonizaron un torneo inolvidable, el mejor de la historia africana, y jugarán el sábado al mediodía contra Croacia por el tercer puesto.

En los juegos anteriores ante España y Portugal, Marruecos había conseguido mantener el cero en su arco y, a partir de esa defensa férrea, construir sendas victorias que shockearon al planeta. Esta vez, sin embargo, todo el plan se vio desbaratado a los cinco minutos cuando, tras una serie de rebotes, el lateral Théo Hernández definió muy bien ante la salida del arquero Yassine Bounou. Ese gol cambió el rumbo del partido y le dio mucha tranquilidad a los franceses, que incluso pudieron aumentar el marcador antes del final de la etapa inicial.

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

En el segundo tiempo, los africanos salieron decididos a igualar y, de hecho, tuvieron varias oportunidades. El partido era parejo: Marruecos intentaba llegar al área y Francia se paraba para salir del contraataque. Y así fue hasta el minuto 79, cuando, luego de una linda jugada de Kylian Mbappé, el recién ingresado Randal Kolo Muani, de nacionalidad franco-congoleña, puso el 2–0 y sepultó las esperanzas marroquíes.

A partir de entonces, los dirigidos por Walid Regragui intentaron descontar pero chocaron siempre contra los defensores franceses. Y cuando el mexicano César Ramos pitó el final, comenzaron los festejos galos y la desazón marroquí. El Mundial que jugaron los africanos, de todas formas, fue descomunal y la derrota contra un rival superior, muy digna. Los franceses, en tanto, y de cara a la final, son un rival durísimo, con un ataque temible, pero al que le llegan con bastante facilidad.

Más allá de Mbappé y Olivier Giroud, las dos principales armas en la ofensiva, el torneo que está jugando Antoine Griezmann es para encuadrar: silencioso, adaptado a un nuevo rol que lo aleja del área contraria y mostrando una faceta no tan conocida orientada a la marca y recuperación de la pelota, el jugador del Atlético de Madrid es, sin lugar a dudas, uno de los más destacados del equipo. Lo mismo con el mediocampo: Aurelien Tchouaméni y Adrien Rabiot (ayer no jugó y habrá que ver cómo llega al domingo) aportan despliegue, dinamismo y se suman con mucha facilidad a los ataques.

En la defensa, no obstante, los franceses no brindan mucha seguridad. Ayer, Marruecos llegó muchas veces al área con peligrosidad (lo mismo que había sucedido con Inglaterra y con Polonia). Ningún jugador de la retaguardia gala se ubica entre las figuras del torneo y el arquero, Hugo Lloris, tampoco es de los más confiables. Esto no quita, por supuesto, que ante Argentina cualquiera de los defensores pueda tener una actuación consagratoria, pero, por lo visto hasta aquí, no es el fuerte del equipo.

En la historia de los Mundiales, Argentina y Francia se enfrentaron tres veces, con dos triunfos argentinos y uno francés. Estos son los antecedentes:
1) Uruguay 1930: Argentina 1 — Francia 0. Gol de Luis Monti.

2) Argentina 1978: Argentina 2 — Francia 1. Goles de Daniel Passarella, Leopoldo Luque (A) y Michel Platini (F).
3) Rusia 2018: Francia 4 — Argentina 3. Goles de Griezmann, Benjamin Pavard, dos de Mbappé (F), Ángel Di María, Gabriel Mercado y el Kun Agüero (A).

PC FÚTBOL

Hace más de dos años, en octubre de 2020, Zequi Scher entrevistó a Pablo Aimar. Es un muy lindo diálogo que, a la vista de todo lo que sucedió en este Mundial, se puede leer con nuevos ojos y nueva emoción.

“Pase lo que pase en la final del domingo, el Messi de Catar 2022 quedará en la historia como el Messi total”, dice Roberto Parrottino en este texto sobre el mejor jugador del mundo.

Este polémico juego de palabras de la FIFA: ¡cuidadito con el copyright, eh!

Un nuevo país se suma a los festejos argentinos: ¡bienvenida, Nigeria, a la locura albiceleste!

Muy buena esta idea que tuvo este creador de contenido extranjero, mostrando cómo los argentinos compartimos el agua: algo que para nosotros y nosotras es completamente normal pero que, evidentemente, no lo es tanto.

Y, para cerrar, un enorme abrazo a nuestros hermano/as de Venezuela y de Ecuador.

Durante los próximos dos días, este newsletter no saldrá. Lo estamos haciendo todos los días -yo y un gran equipo de editores y editoras- desde que comenzó la Copa y la verdad es que necesitamos un mínimo respiro antes del partido más importante de nuestras vidas. Volveré a saludarte en tu casilla el domingo, unas horas antes de la final, cuando los nervios ya no nos permitan vivir. A mí me pasa, durante los partidos, que no puedo parar de tomar agua: contra Países Bajos debo haber bebido fácil tres litros. Creo que todos tenemos esos comportamientos -no sé si llamarlos irracionales porque al cabo el cuerpo también tiene muchísimas razones- que aparecen cuando hay algo que nos supera, que no podemos dominar y que definirá cómo será el futuro inmediato de nuestras vidas.
El domingo al mediodía contra Francia. Con muchísima fe.
Les mando un gran abrazo, queridas y queridos finalistas.

Fer

Conocido en las redes por su alter ego, Periodistán, viajó por países muy poco visitados, como Iraq, Afganistán, Burundi y Somalía. Fanático del fútbol, cree fervientemente que, en muchos casos, a través de una pelota se puede explicar el mundo y todas sus complejidades.