Rollover

Olimpiadas económicas

Se terminaron los Juegos Olímpicos y aprovechamos para repasar algunas estadísticas y números vinculados con el desempeño del deporte argentino y su financiamiento.

Hola, ¿cómo andás? Terminaron otros juegos olímpicos, esa ráfaga deportiva que durante poquito más de 2 semanas nos mantuvo pegados al televisor. Hoy vamos a tratar de llenar un poquito ese vacío deportivo-existencial que nos deja el fin de este evento, con una edición conjunta de Rollover y Prepárense para Perder. Los Juegos Olímpicos analizados desde las estadísticas y la economía. 🤜🤛

Números olímpicos

En los Juegos Olímpicos (JJOO) de Tokio participaron 205 países (incluyendo al Comité Olímpico de Atletas Refugiados), con la particularidad de que los/as atletas de Rusia compitieron bajo el acrónimo ROC (Comité Olímpico Ruso, en inglés) por una sanción de la Agencia Mundial Antidopaje. Los JJOO contaron en total con 50 disciplinas, tras la incorporación del skate, el surf, el sóftbol, el béisbol, la escalada y el karate (éste ya había estado anteriormente).

Como la Carta Olímpica establece que los JJOO representan una competencia entre atletas y no entre países, no está permitida la publicación de una clasificación general por países, aunque desde sus inicios esto se realiza de manera extraoficial, con un ranking basado en la cantidad de medallas doradas. Así, el medallero fue liderado por Estados Unidos (39), China (38), Japón (27), Reino Unido (22) y el Comité Ruso (20). Otro dato interesante es que, a pesar de la pandemia, se rompieron 20 récords mundiales, un rendimiento casi idéntico al de los JJOO anteriores, donde se rompieron 21.

¿Cómo le fue a Argentina?

La delegación argentina estuvo integrada por 178 deportistas (122 hombres y 56 mujeres) que participaron en 26 disciplinas. Obtuvo tres medallas (plata para el hockey sobre césped femenino y bronce para el rugby y el vóley) y 9 diplomas olímpicos, otorgados desde el cuarto al octavo puesto (tres en vela, taekwondo, judo, hockey sobre césped masculino, equitación, canotaje y básquet). Se ubicó en el puesto N°72.

Si comparamos con los JJOO más recientes, el desempeño estuvo por debajo, principalmente porque por primera vez desde Sidney 2000 que no obtuvimos un oro, pero además porque fue el JJOO de menor cantidad de medallas, similar al de Atlanta 1996. Si tomamos una mirada de más largo plazo, el resultado de Tokio estuvo por debajo del promedio histórico de medallas totales (3,5), de oro (1) y de plata (1,2), pero por encima del de medallas de bronce (1,3).

Cantidad de medallas por juego olímpico

Nota: En los JJOO de Moscú de 1980 Argentina decidió no participar por motivos políticos.

Fuente: Elaboración propia en base a Olympedia.

Este resultado se puede matizar un poco si incorporamos los diplomas olímpicos en el análisis, dado que los 9 obtenidos en 2020 estuvieron por encima de la media histórica (7,2), como así también si tenemos en cuenta la cantidad de medallas por deportista y no por disciplina, ya que tanto en los últimos JJOO Argentina viene obteniendo cada vez más medallas por deportes de equipo. Al considerar todo lo anterior, el resultado de Tokio sería el segundo mejor (con 81 deportistas con medalla o diploma), solo superado por los de Río de Janeiro (con 83).

¿Hubo desfinanciamiento?

En los últimos años hubo muchas idas y vueltas con el financiamiento del deporte en general, y en particular con el de alto rendimiento. Hagamos un breve repaso. Al inicio de la gestión de Cambiemos, se creó el Ministerio de Educación y Deportes (previo a eso solo existía la Secretaría de Deportes, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social), decisión que le otorgó mayor jerarquía. No obstante, un año después volvería al rango de secretaría, aunque pasando a depender directamente de Presidencia (y el Ministerio volvería a ser solo de Educación).

Luego, a fines de 2017 el gobierno decidió eliminar la fuente de financiamiento del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard), el cual se financiaba a través del cobro del 1% sobre los abonos de telefonía celular, y cuyo monto ahora pasaría a ser establecido por el Poder Ejecutivo Nacional. Esta decisión no solo ponía en riesgo el presupuesto del Ente sino también su autonomía.

Al año siguiente, Macri anunciaba que mudaría el Centro Nacional de Alto Rendimiento (Cenard), desde su predio en Núñez hacia el parque olímpico en Villa Soldati. Se especulaba que el motivo ulterior era un negocio inmobiliario, dada la ubicación del predio y su tamaño (unos 115.000 metros cuadrados). En línea con esta decisión, a principios de 2019 redujo la secretaría de deporte a una agencia nacional, que al permitirle suscribir convenios con entes privados para su financiamiento, generaba aún más sospechas sobre la posibilidad de vender sus terrenos.

Estas decisiones se reflejaron en el presupuesto destinado a los distintos programas vinculados con el fomento del deporte, en particular aquellos vinculados con el alto rendimiento. Luego de un importante incremento del presupuesto asignado y ejecutado en 2016, los montos comenzaron a sufrir un ajuste a partir del 2017, terminando 2019 con un nivel levemente superior al del 2011.

Uno de los sectores más perjudicados fueron los clubes, muy afectados sobre todo por el fuerte aumento de las tarifas que se dio a partir de 2017. Como destaca Emiliano Gordin, especialista en el tema, mientras que en 2016 unos 2.100 clubes de todo el país obtenían un subsidio a las tarifas, en 2019 eso se redujo a 34 solamente. Así, el monto total subsidiado se redujo 90% en términos reales entre esos años.

Presupuesto en programas para el desarrollo del deporte social y en alto rendimiento (en millones de pesos constantes)

Fuente: Elaboración propia en base a los presupuestos nacionales.

Con el cambio de gobierno muchas de estas decisiones se revirtieron. Por ejemplo, se restauró el rango de la Secretaría de Deportes, que pasó a depender del flamante Ministerio de Turismo y Deportes, se lanzó el programa “Clubes en obra”, apuntado a la mejora de su infraestructura y se mantuvo el Cenard en Núñez. Esto vino acompañado de una mejora en el presupuesto destinado al deporte. Y, si bien aún no se le devolvió al Enard su fuente de financiamiento (y no hay estadísticas actualizadas para ver cómo evolucionó el gasto, el último balance es del 2018), hay un proyecto presentado para restablecer esos ingresos que es muy probable se apruebe antes de fin de año. Veremos qué sucede en París 2024.

¿Más economía?

Va el resumen del panorama económico a partir de los datos que salieron durante la última semana: en julio, la recaudación mantuvo la senda alcista, de la mano de los tributos asociados a las exportaciones y la actividad económica. La industria y la construcción mostraron un fuerte repunte en junio, tras el freno en mayo vinculado con el aumento de los casos. Las proyecciones privadas revisaron al alza el repunte del PBI para 2021, ahora estimado en 6,8%. La nota completa la podés leer acá.

El podcast de esta semana, como no podía ser de otra manera, es sobre Las Leonas y su quinta medalla olímpica, transformándose en el deporte grupal más ganador de nuestra historia.

Esto fue todo por hoy. Ojalá te haya servido para que ahora entiendas un poco más de esta cosa tan difícil que parece ser la economía argentina. Si no aguantás hasta la semana que viene, la seguimos por acá.

Espero tu respuesta. Te mando un abrazo grande.

Juanma

p.d. Si te gusta este newsletter, y valorás lo que hacemos, te invito a sumarte colaborando con el proyecto de Cenital a través del sistema de apoyo económico.

Este es el newsletter Rollover de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Me dedico a estudiar la macroeconomía argentina, algo que en este país debe ser similar a tener un doctorado en física molecular. Soy magister en Desarrollo Económico en la UNSAM y estoy haciendo el Doctorado homónimo en la UNQUI. Jugador amateur de hockey y guitarrista de fogón.
@jmtelechea
MÁS DE Rollover

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.