En contexto

La onda expansiva

La interna en el FDT sigue dañando al Gobierno y a la gestión. Juan Manzur, bombero en Nueva York, intentó convencer al mundo de las finanzas de que la unidad no se rompe.

¡Llegó el sábado! Me encanta octubre. Los días se alargan, la inminencia del verano nos aliviana y siento que todo está por suceder. Excepto cuando me sorprende una tormenta de tierra como el otro día, que me dejó re milanesa. Igual otres la pasaron peor.

Pero si hablamos de momentos ásperos, tenemos que hablar de la conversación que tuvo el jefe de Gabinete, Juan Manzur, con representantes de la crema de la crema del capitalismo financiero en Nueva York. El tucumano vuelve a ser el protagonista de En Contexto porque sigue siendo, también, el protagonista de la gestión. Y en ese rol llegó a Estados Unidos, para escenificar el respaldo político a Martín Guzmán y para intentar tranquilizar al dinero con su presencia, que es la del hombre fuerte del gobierno de Alberto Fernández.

Los dos ministros estuvieron más de dos horas con los representantes de bancos y fondos estadounidenses y en ese tiempo el jefe de Gabinete se dedicó casi exclusivamente a asegurar que el Frente de Todos no se rompe, aunque les remarcó que en pleno proceso electoral escucharán muchas (muchas) cosas. Los interlocutores lo picantearon y expusieron ante él la hipótesis que el círculo rojo tiene desde el 18 de mayo de 2019: que Cristina y Alberto se van a pelear. (Un convencimiento que, desde hace un mes, tiene más que nunca terreno fértil para asentarse).

La mayoría de los presentes eran argentinos, así que cuando uno de ellos preguntó “¿el Gobierno es uno solo?”, todos entendieron de qué hablaba. La onda expansiva de la interna feroz llega a Nueva York.

Escucharon a Manzur y a Guzmán representantes del JP Morgan, de Morgan Stanley, y de Gramercy y BlackRock. El tucumano los invitó a Buenos Aires, les ofreció reuniones con Alberto, agendas de trabajo, lo que necesiten. Lo miraban con desconfianza. ¿El Gobierno es uno solo? ¿Son varios? ¿Sabe el Presidente adónde va?

Por supuesto que insistieron con que la Argentina acuerde con el Fondo y se dijeron preocupados por la aceleración del gasto público después de las elecciones (hola, 42% de pobres). Los tranquilizó el invitado de la comitiva argentina Emmanuel Álvarez Agis, que dijo que el frente fiscal continúa ordenado. Básicamente, le dio la razón a Cristina, cuando dice que el Gobierno ahorra mientras el 60% de los menores de 14 es pobre.

“Espero que el turco los haya enamorado”, caviló después de la reunión un integrante del equipo nacional. El clima del encuentro, si bien no fue incómodo, fue un dato más de las complicaciones que enfrenta el Gobierno y que el gabinete remozado está intentando remontar, con discretísimo éxito.

Lo saben los funcionarios salientes y sus equipos, que vieron desde afuera cómo Aníbal Fernández, el “vocero con experiencia” que sumó Alberto al Ministerio de Seguridad para “no caer siempre en la trampa”, terminó enredado en una desgastante polémica autoinfligida que le bajó el perfil de un hondazo.

Ya falta menos de un mes para las elecciones generales. Así que la incógnita no se va a estirar mucho más.

Ahora vayamos a disfrutar el fin de semana. Si estás como para hacerte un regalito, no sabés qué felicidad volver al teatro. Hoy, justo, se presenta Imprenteros en el Roma de Avellaneda. Una obra de Lorena Vega que cuando la vi hace algunos años me voló la cabeza. Si podés, no te la pierdas.

Nos vemos dentro de dos sábados. Acordate que si te copa lo que hacemos, siempre podés sumarte acá. ¡Besos!

NBG

Este es el newsletter En contexto de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Soy columnista política en un país en el que la política no da respiro. Jugué mucho tiempo de local en el Congreso. Gracias a ese lugar hermoso, los conozco a casi todos. Trabajo también en Radio Con Vos y en IP. Gracias al feminismo descubrí hace poco que me gusta jugar al fútbol.
@nbg__
MÁS DE En contexto

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.