La bandera de Catar y las figus de Cenital

A llenar el álbum de Cenital.

Buenas, ¿Cómo estás? 

Voy a arrancar esta segunda entrega de Nos fuimos mundial, luego del mail de presentación, con dos datitos muy simples, que no te van a ocupar mucha memoria y con los que podés quedar como un rey o reina en el próximo asado, cuando toda la mesa esté hablando del torneo que ya está por empezar.

Va el primero: la superficie de Catar es de 11.571 kilómetros cuadrados, es decir la mitad (sí, la mitad) que la provincia de Tucumán. Parece irrisorio, pero es así, y te voy a decir algo más que te va a dejar pensando y que retomaremos próximamente: nunca antes, en toda la historia de la humanidad, un país tan diminuto tuvo tanto poder.

Ahora vayamos con el segundo dato, pero antes es necesario que veas cómo es la bandera catarí. Son dos mitades, una blanca y otra granate, y esas dos mitades están separadas por una línea hecha de nueve bordes dentados. ¿Sabés por qué son nueve? Porque cada borde representa a un emirato de los que, a principios del siglo XX, firmaron un tratado de protección con Gran Bretaña, que era el amo colonial. Siete de ellos, con el tiempo, se unieron en una sola nación y hoy forman, justamente, los Emiratos Árabes Unidos. El otro es un país independiente, una islita todavía más pequeña que Catar llamada Bahréin. Y el noveno, por supuesto, ya sabés cuál es.

A llenar el álbum de Cenital
¿Te gustaron estas pequeñas apostillas? Entonces, envalentonado, te voy a contar un par de cositas más. Tengo un paquete de figuritas para que abras. Sí, como leíste. No se consiguen en ningún lado, pero yo lo tengo. Y es más, son figuritas especiales que dibujó el gran Costhanzo. En el paquete de hoy, que te invito a ver, vinieron el Dibu Martínez, el Cuti Romero y Ángel Di María. Cada figu, además, está acompañada de una biografía, casi todas escritas por nuestro querido Zequi Scher, que te cuenta como nadie el origen de nuestra Selección, desde los sábados de diversión en los clubes de barrio hasta la consagración en el Maracaná. Si todavía no estás suscrito a su newsletter de los sábados, Préparense para perder, no se qué estás esperando

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

Lo último que te quiero contar es que ya hay cientos de inscriptos para el prode de Cenital. No sé si ya te anotaste, pero, si lo hiciste, decime por favor qué pusiste en el choque entre Estados Unidos e Irán. Y si no lo hiciste, lo podés hacer acá.

Ahora sí, me despido, recordándote que pronto tendré más paquetes de figuritas, que podés recomendar a tus amigos y amigas que se subscriban a este newsletter aquí y que a Cenital lo banca su gente.
Cada vez falta menos…

Fer.

Conocido en las redes por su alter ego, Periodistán, viajó por países muy poco visitados, como Iraq, Afganistán, Burundi y Somalía. Fanático del fútbol, cree fervientemente que, en muchos casos, a través de una pelota se puede explicar el mundo y todas sus complejidades.