La gente vota

En pandemia se puede votar y está bien

La pandemia 2020 volvió a generar dudas sobre las PASO en Argentina. Con el aprendizaje de las experiencias en otros países podemos tener un 2021 organizado y disfrutar de nuestras elecciones. Tres elecciones pintorescas en el mundo.

Hola, ¿cómo estás?

Hoy damos inicio a La Gente Vota. Como te adelanté en la bienvenida, vamos a estar abordando distintos temas con un hilo conductor: las elecciones. En términos generales intentaré respetar una estructura ordenada de la siguiente manera (perdón, politólogo). Primero, un tema general que sea relevante para la agenda pública. Segundo, una idea que nos permita pensar de manera clara, concreta y concisa los conceptos que usamos en ciencia política para describir, explicar y analizarlas. Tercero, algunas elecciones pintorescas en el mundo que me llamaron la atención y que quiero compartir con vos.

En esta primera entrega voy a hablar de la discusión sobre las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (las queridas PASO) en la Argentina, de los mecanismos especiales que adoptaron otros países para votar en pandemia y, sobre todo, de cómo podemos implementarlos por estas bellas latitudes. También traje algunas perlas electorales de otros países. No va a haber esta vez ideas en torno a algún concepto (perdón, politólogo).

Te voy a dejar dos cosas para entrar en calor. La primera es un Google Calendar que armé al comienzo de este año (el 2 de enero, pero no le cuentes a nadie). Lo descargás acá desde tu compu y acá desde tu celu. Te suma automáticamente las elecciones en todo el mundo, con localización geográfica y horario de votación ajustado por huso horario. La segunda es una lista de Twitter con cuentas que cubren cuestiones electorales.

Vamos, seguime, que yo sí que no te voy a defraudar.

Aprender a votar en pandemia

Desde octubre/noviembre del año pasado que venimos escuchando la misma cantinela de cada año par: las PASO no sirven. Yo me considero un defensor de las primarias como mecanismo de selección de candidaturas que, secundariamente, han contribuido a ordenar el sistema político post crisis del 2001. Y esta vez pensé que había algún riesgo cierto de eliminación, porque el argumento se corrió del gasto público innecesario y se movió hacia la salud de la gente. De todos y todas.

En el primer trimestre de este 2021 la discusión empezó a tomar calor y aparecieron sobre la mesa tres propuestas de reforma (acá te dejo una nota propia recién salida del horno). La primera fue impulsada por los gobernadores del norte y consistía en su lisa y llana suspensión. No solo para este 2021 pandémico, sino de acá en adelante. La segunda fue una alquimia electoral bastante retorcida para seleccionar a candidatos y candidatas el mismo día de la elección general. En la Argentina a esa “cosa” la llamamos Ley de Lemas (acá un estudio muy bueno) y en el resto del mundo se la conoce como Doble Voto Simultáneo (acá uno sobre Uruguay, pioneros en la regla). Desde mi perspectiva, las propuestas uno y dos eran las peores para considerar seriamente. Por suerte apareció la tercera: correr el calendario electoral para que coincidiera con temperaturas más cálidas y con más tiempo para el plan de vacunación nacional. Esta tercera va camino a confirmarse cuando el Congreso Nacional se decida a aprobar el proyecto, con el visto bueno de todo el arco opositor. Un plus de consenso necesario en estos días: con las reglas electorales no se jode.

¿Qué sentido tuvo todo esto? Darnos cuenta de que nuestro sistema electoral no tiene los recursos y herramientas necesarios para que la población pueda votar con normalidad en situaciones de crisis, como es una pandemia mundial que contagia y mata sin piedad. Difícil que a la hora de diseñar instituciones uno piense de manera tan trágica, pero sí podemos tomar la experiencia para pensar una reforma electoral que se discuta el año que viene. Ya hubo señales de eso, por suerte.

¿De dónde podemos aprender?

Acá es donde les quiero traer un estudio que hizo IDEA International, una institución muy prestigiosa a nivel mundial, que reúne a muchos nerds electorales como yo, y que encima tienen oficinas permanentes en la ONU y en la Unión Europea. Estudian, rosquean y lo hacen bien. En este informe se concentraron en sistematizar todos los Mecanismos Especiales de Votación (para sentirnos cancheros le ponemos MEV pero en inglés es SVA, Special Voting Arrangement) que hay en el mundo para aquellos momentos de crisis donde la ciudadanía no puede expresar su voluntad popular concurriendo a votar de manera presencial y necesita de alguna forma que el Estado le permita cumplir con su derecho y obligación (donde así se lo considere legalmente). Clasifican 4 tipos distintos (y yo agrego un 5to que ellos no consideran pero que ha sido usado):

  1. Voto temprano: el/la ciudadano/a puede votar antes de la fecha en urnas establecidas previamente.
  2. Voto postal: la tradicional emisión del voto por correo postal (sobre esto ya hubo debate acá en Argentina y el tema sigue danzando).
  3. Voto proxy: autorizar a otra persona a que vote en nombre de uno mismo (ya se están imaginando cosas, pero acá listan cuándo, dónde y por qué se usó). También llamado voto por procuración francés, como me recordó el Sr. Elecciones hace poco.
  4. Urnas móviles: la urna llega a la casa del votante o al lugar donde esté desempeñando tareas que le priven de votar.
  5. Urnas especiales para votantes de riesgo: ubicadas en el centro de votación el día de la elección (por ejemplo usadas en Corea del Sur).

De los 4 detectados encuentran esto.

En primer lugar, el MEV más usado es el voto temprano, seguido por las urnas móviles. El voto postal y el voto proxy vienen más retrasados. De este último me lo esperaba por las complejidades de seguridad adicional que requiere para evitar alterar la voluntad del elector, pero no así del voto postal. Por otra parte, no toda la ciudadanía accede a estos mecanismos: cada código electoral tipifica aquellos sectores que pueden hacerlo. Una pandemia mundial es una buena excusa para pensar y discutir un alcance mayor.

En segundo lugar, la variación regional es grande. Europa y Oceanía vienen mucho mejor que todo el resto, y nosotros estamos más cerca de África que de ellos. En democracias consolidadas, las herramientas son mayores y más extendidas, por lo que si queremos mejorar entonces tenemos que discutirlo y pensar en implementarlo.

En tercer lugar, el punto anterior se confirma al analizar la proporción de países que no tienen ningún MEV reconocido en su legislación. Nuevamente, nuestro 52% está más cerca del 44% de África que del 14% europeo, el 22% oceánico y el 23% asiático. Se las dejo picando.

Ideas cortas para una reforma política en 2021

Todo esto, claramente, no puede ser discutido en este 2021 porque hay elecciones. Las reformas políticas se debaten, se aprueban y se implementan en años no electorales. Los pares, para nosotros. Pero como La Gente Vota es también una plataforma para proponer políticas públicas, acá les dejo una tabla que armé hace unas semanas juntando los MEV antes analizados junto a otras dos posibles medidas para situaciones como la que estamos viviendo: 1) correr el calendario electoral (la que se viene) y 2) adoptar la Boleta Única Papel (que fue pedida por Juntos por el Cambio). Para cada medida estimo la profundidad de la reforma, el grado de consenso legislativo que puede tener al día de hoy y la dificultad para implementarse posteriormente. Se las dejo picando y los leo (siempre quise decirlo).

Elecciones pintorescas

  • En Países Bajos (ya no se llama más Holanda) hubo elecciones hace poco más de un mes. Acá podes ver los partidos que compitieron con varios personajes particulares. Acá te cuento un poco sobre el resultado. Lo llamativo: las elecciones fueron convocadas por un escándalo sobre subsidios a la infancia que implicó al gobierno de turno, el cual renunció en masa y convocó posteriormente a elecciones. ¿A qué no saben quién ganó? Los mismos que renunciaron, bello país. Pero no todo es color de rosas: se picó (mi generación dice se pudrió, pero bueno) para la formación del nuevo gobierno por culpa de un papelito. Fuimos pioneros mundiales por sucesos como este o este, sin dudas.
  • Esa misma semana hubo elecciones en Curaçao, ex colonia neerlandesa. Me gustó la historia detrás de las islas y armé esto.
  • Te dije que en Laos votan y, por si no me creías, se votó. Acá te cuentan bien de qué fue esa elección, la cual copia de manual la estructura comunista para elegir autoridades.

Quedan un par más pero se me hizo largo el primer newsletter así que las guardo para el próximo encuentro. Si llegaste hasta acá, muchas gracias por tu entusiasmo. Si te gustó, escribime. Si no te gustó, hacelo también y contame por qué.

Un abrazo y nos vemos en 15 días,

Facu

PD: Como bien sabés, Cenital se sostiene con el aporte de su maravillosa comunidad. Podés pasar por acá para sumarte y que sigamos siendo una hermosa familia disfuncional.

Este es el newsletter La gente vota de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Politólogo, consultor e investigador independiente. Hoy me encuentran dando clases en UBA, UTDT y UADE. Me encantan las elecciones y me sacan menos canas verdes que Racing. Un hobby que tengo es aprenderme la historia de los partidos políticos. Creo que la política marida muy bien con un tinto.
@facucruz
MÁS DE La gente vota

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.