Que la ciencia te acompañe

¿El telescopio James Webb? Cancelado, ¿por?

Hablemos sobre imágenes del espacio, cromosomas, pájaros carpinteros y menstruación.

Holis, ¿cómo andás? Yo acá, pensando en cómo te imaginarás que hablo. Muchas veces me respondés diciéndome que cuando leés mis cartas sentís que estamos charlando, que es como si me escucharas.

Voy a romper un poco la ilusión: no sé hablar. Hablo mucho, muchísimo, sin parar. Y lo hago justamente porque no sé usar eficientemente las palabras. No sé discutir, no logro argumentar. Hago agua. Cualquier contrapunto que me hagan me confunde. Sé que algo leí, que lo que estoy diciendo lo pensé, que de algún lado viene, que lo armé. Pero en el momento no me acuerdo, salto a las conclusiones, hago elipsis.

* Igual ese mini caballo panzón es muy hermoso. Cuando trato de contar algo da mucha más desesperación que ternura.

Con razón no me querías hablar

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

Como si no fuera lo suficientemente raro tratar de conversar con alguien que hace una afirmación y después no te contesta lo que le preguntás al respecto, sino que te tira algún pensamiento que por alguna razón cree cercano pero nada que ver, la forma en que estoy teniendo que sobrellevarlo es todavía más freak. Este año empecé a fichar lo que leo. Guardo conceptos y citas, justamente porque el archivo de mi cabeza está lleno de bugs. En principio, lo hice para encontrar más fácil el material que necesito para escribir. Pero, últimamente, mientras estoy conversando busco la ficha y leo en voz alta. Menos mal que tengo un pelazo.

Esta semana me choqué de lleno con esa incapacidad para expresarme oralmente en un lugar donde no podía sacar mis notas y estoy medio atormentada. Así que hoy quiero usar mi cabeza para salir del encierro de mis pensamientos y entrar en la libertad de mi imaginación. En esta edición del año pasado te escribí conjeturando cómo sería conversar con vos. Hoy, te escribo fantaseando con charlas con mis amigos en las que, en vez de ofenderme porque no leen el news, recitarles fragmentos o decir “hay un estudio sobre eso del cual una vez escribí”, soy capaz de retener algo de información y transmitirla.

Y que pueda perdonar tanta mentira

T: -¿Qué onda amiga viste las fotos del espacio?

Yo: -Sí, alto flash, ¿no? Igual viste que no son fotos, no capturan la luz, sino la radiación infrarroja

T: -¿Qué decís, Walter? No se entiende

Yo: -Que los planetas y estrellas que salen en la imagen en realidad son invisibles a nuestros ojos. Qué libro de mierda El principito, ¿no? Deme algo de cornuda, no, no tan cornuda

Yo: -En fin, el espacio en realidad está lleno de gas y polvo, los planetas y las estrellas están adentro de esas nubes y la luz que emiten no las atraviesa. El telescopio, entonces, lo que hace es captar la radiación infrarroja, que es calor. ¿Viste esas cámaras que usan los bomberos para encontrar gente en el humo?

T: -¿Eh? Obvio que no. Muy normal estar viendo rescates de incendios, cero traumi

Yo: -Buoh. Esas de las pelis de espías en las que está todo oscuro pero pueden saber que hay gente porque se ven como manchas rojas, naranjas y amarillas

T: -Ahhh, sí

Yo: -Bueno, es medio lo mismo. Ahí lo que usan para detectar a la gente es el calor que largan, acá también

T: -Ok. Me da como cosa igual, es más lindo pensar que son fotos. Es re meme de Drake la ciencia, ¿no? Onda, ver las imágenes más detalladas del universo hasta el momento/saber que no son fotos. Como que te da la ilusión mientras te la saca, con razón es re cosa de tipos

Yo: -Kjjjj. Y eso que no te conté lo de que le quieren cambiar el nombre al telescopio

T: — ¿Violín o violento?

Yo: -Mataputo

T: — Keeee. Posta, no entiendo ni siquiera por qué intentan homenajear chabones

Yo: -Es re inverosímil, tipo, acá vemos a las mentes más brillantes crear el telescopio más poderoso de la historia. Y acá los vemos eligiendo el nombre sin googlear

T: -¿Qué onda entonces el James Webb este?

Yo: -Fue muy groso en el programa Apolo, el de los cohetes que llegaron a la Luna. Pero resulta que en los 60 había un programa de Truman para sacar a toda la gente LGBT del Estado. Parece que en su oficina medio que era obligatorio participar denunciando a los desviados. Se llamó Terror Lila el programa y un historiador que lo investigó mostró evidencia en su libro de que Webb hasta estuvo en los debates del Senado que aprobaron la cuestión.

Encima esto saltó hace como 6 años, solo que, como todavía no habían salido estas imágenes, medio que pasó por alto. Así que tiempo para cambiarle el nombre tuvieron. Incluso hace poco hubo un post anónimo de un astrónomo que decía que no había pruebas porque en una entrada de Wikipedia le habían puesto una cita homofóbica que no era suya.

T: -Y además hacer cohetes es mucho más importante que perseguir trolos

Yo: -Obvio. Además no es que el chabón tenía un puesto directivo mientras que los chiflados estos del gobierno querían purgar la administración pública. Hay memos que se mandó con senadores y el secretario de Estado en los que muestra que organizaba reuniones donde repartía panfletos homofóbicos.

T: -Además ponele que sos muy pelotudo y decís que en esa época todo el mundo era homofóbico y que entonces toda la NASA fue cómplice. Ok, pero al telescopio no le pusieron “toda la NASA”

Yo: -jajajjajajaja está mal pero no tan mal. De hecho así le decimos, ¿no? “El telescopio de la NASA”. En fin, además qué se hacen. O sea, ya no hay un programa del presidente para echar a las del gremio, pero hay un montón de estudios que muestran que hay menos posibilidades y más discriminación para científicos que se identifican como LGBT

T: -¿Bueno también, qué más quieren? El mundo no cambia de un día para el otro, ahora ya no los dejamos sin laburo, tienen la posibilidad de pasarla como el orto toda la vida

Tanto tiempo te burlaste

J: -Che, se me adelantó una semana la menstruación, rarísimo porque soy súper regular. Me acuerdo del tema de las alteraciones en el ciclo como efecto secundario de la vacunación, pero me acuerdo de haber leído mucho relacionado con alteraciones por la enfermedad en sí, aunque intuitivamente me parece que tiene lógica. Hice una búsqueda rápida y vi mucho blabla diciendo que se altera por estrés, pero ¿saben si hay algún estudio medianamente serio en relación con esto? No estoy encontrando nada que me resulte muy confiable, me llama la atención y obvio que no al mismo tiempo, porque solo nos pasa a un porcentaje muy menor de la población mundial… ah, no, paren

E: -Una amiga me pasó un paper pero lo vi por arriba, igual es de la vacuna

JJ: -Acá Google me tira un par, ni idea el nivel de seriedad y eso porque solo mire el resumen

J: -Igual, no se calienten mucho, es solo curiosidad porque me llama mucho la atención no haber leído nada sobre eso

JJ: -Este al final pone esto: el SARS-CoV-2 puede infectar el ovario, el útero y la vagina a través de la expresión de una proteína receptora de la membrana celular que se une con el virus. Esto puede conducir a la alteración de las funciones del sistema reproductivo femenino, lo que lleva a la infertilidad y diversos trastornos menstruales. Sugerimos encarecidamente que se evalúe la fertilidad de las pacientes de COVID-19 tras su recuperación.

J: -Wow. Es un montón

E: -Me vino después de 1 año y medio de dar la teta y estoy del orto

Yo: -(traga pizza). Ah re que era su tema y no decía nada. Me acuerdo que antes de las vacunas hubo muchos reportes de cambios en el ciclo post infección. Si pensamos que las vacunas son un “ensayo de infección” y que probablemente causen estos cambios por una reacción inmune tiene lógica. Fuente: mi sentido común.

F: -Sí, sí, hay muchos, uno lo hizo gente amiga que labura en el IBYME. El virus altera el microambiente folicular (no al óvulo directamente) y eso trae aparejado una desregulación de la función ovárica que es reversible.

J: -Bueno, loca no estoy entonces.

Yo: -Ah, sí, me acuerdo del que dice F, lo puse en algún news. Para el de esta semana estuve viendo la enésima comprobación de que es posta lo de las vacunas, porque vieron que además de que le pasó a muy poca gente tan solo rastrearon los datos alrededor de 5000 veces. La encuesta de este paper fue de 39.000 personas de entre 18 y 80 años.

JA: -¿Las más grandes y las que no menstrúan fueron el grupo control?

Yo: -Sí, pero ojo que era voluntaria y los investigadores dijeron que podía no ser representativa porque la gente que notó cambios seguro era más propensa a participar. Si tan solo tuviésemos sistemas nacionales de monitoreo de efectos secundarios que pudieran registrar los datos, ¿no?

JA: -Imaginate si encima alguien se lo viniera exigiendo hace 2 años

Yo: -En fin, paraguas puesto, esto no es representativo, sirve para evidenciar la necesidad de otros estudios, tudo bom tudo legal, 42% dijo que sangró más, 44% que no notó cambios y el 14% que les vino menos. Y ojo que hubo personas que ya habían pasado la menopausia y otras que toman la pastilla que dijeron que tuvieron sangrado inesperado después de vacunarse

E: -Como yo ahora, sabía que iba a llegar este momento pero no lo esperaba

Yo: -Bienvenida a la Argentina tu copa menstrual. Che, les aviso que voy a usar esta conversación para el news

JA: -ajajaajajaj solo si decís cómo se llama nuestro grupo de chat ahre

J: -El clásico problema de ser amiga de otras comunicadoras científicas. Te roban material, te ventilan todo, así no se puede, loco

Y destrozaste los sueños que yo tenía

D: -Che, ¿lo llamaste a S?

Yo: -¿Por qué?¿Qué pasó?

D. -Uh, ¿no sabías? Se murió el viejo

Yo: -Ay, no te puedo creer, ¿qué le pasó?

D: -Un paro

Yo: -Uhh pobre, debe estar medio catatónico. Es raro cuando es así de repente, ¿viste? Como que te alivia que no sufran pero quedás regulando

D: -Sí, malísimo

Yo: -Apenas te vayas lo llamo y le doy la bienvenida al club

D: -Dale boluda sé un poco más normal, decile “lo lamento” antes de hacer un chiste aunque sea

Yo: -Es eso o contarle del estudio del cromosoma Y

D: -Si no supiera que sos capaz me reiría

Yo: -Es muy bueno que te preocupes por mis modales y discapacidades empáticas dado que cuando te infartes seguro tenga que dar un discurso y se va a parecer bastante al brindis de casamiento del amigo gordito y gracioso del protagonista de una romcom

D: -Si alguien tiene que arruinar mi funeral que seas vos, dado que te dejo arruinar mi vida me parece lo más sensato

Yo: -No soy yo, es tu cromosoma Y

D: -¿Qué dice, señoraaaaa?

Yo: -Eso, el otro día leí que el cromosoma Y, ese que los que no leyeron un artículo posterior a 1960 dicen que determina que seas varón, va desapareciendo de las células a medida que envejecés. Así que no solo estás perdiendo pelo

D: -Bueno justo el chiste de pelo no se te puede devolver. Es difícil ponerse a tu altura, ¿viste?, pero bueno también es comprensible que desde ahí solo puedas dar golpes bajos

Yo: -Igual te tengo envidia, eh, quién pudiera morirse así, pin pam pum… me infarté. Yo soy mujer, si fenezco de repente van a quedar muchas cosas sin hacer

D: -Me imagino que esas camisas no se van a comprar solas

Yo: -¿Sabés qué no se puede comprar? Cromosomas

D: -Ufff qué densa, dale, contame

Yo: -Bueno, pero prestame atención

D: -Sencillo cuando la que te habla no tiene tetas

Yo: -En cambio, el reflejo de la luz en tu cabeza es muy distractivo. ¿Me vas a dejar hablar?

D: -Si tan solo hubiera sabido estos últimos 20 años que bastaba un no permiso para que te calles

Yo:-¿Querés cultura o no?

D: -Dale, tal vez me muero de aburrimiento antes de que se me escapen los cromosomas

Yo: -Bueno, lo de que el cromosoma Y desaparece con el tiempo ya se sabía hace rato, pero lo de que sea la causa de varias enfermedades estaba flojo de evidencia. Ahora lo que hicieron fue sacarle el cromosoma Y a un par de ratones macho y se murieron antes que los que lo tenían. Parece que fue porque el corazón se les volvió rígido

D: -¡Pido gancho! Si hacés algún chiste sobre machos y rigidez corazonal me retiro

Yo: -Jamás haría algo tan burdo. En fin, no sé si sabés, pero los chabones lo tienen chico, el cromosoma Y, digo. Tiene 71 genes, mishadura. Es menos del 10% de los que tiene el X. Una hipótesis es que por eso a veces no se pasa a las células nuevas cuando las anteriores se dividen

D: -¿Pero esto lo puedo saber antes? Hacerme un análisis y ver si los estoy perdiendo o no

Yo: -Es un análisis muy específico, ni idea si lo hacen fuera de condiciones experimentales, pero se hace con una muestra de sangre. Así fue como supieron que en el 40% de los varones humanos de 70ypico y el 57% de los de 90ypico el cromosoma Y falta en algunos glóbulos blancos. Entre los más viejos, hasta el 80% de las células no lo tienen

D: -Bueno, pero ¿qué onda? ¿cómo saben que eso te enferma?

Yo: -Por lo que te dije antes, miraron ratones con y sin y vieron de qué y cuándo se morían. Lo que hicieron exactamente fueron trasplantes de médula ósea a 38 ratones. La médula es la que produce células sanguíneas, te lo aclaro porque no me acuerdo si para ser abogado te piden el certificado de primaria. Después con el CRISPR…

D: -Esa es la tijereta de genes, ¿no? Tu posición científica favorita

Yo: -Ah, pero qué humor tan fino… sí, es la herramienta de edición genética que ganó el Nobel hace unos años. Bueno, con eso le borraron el cromosoma Y a las células de la médula y volvieron a implantar las modificadas en los ratones a los que les habían sacado el órgano. Tampoco es que les sacaron el Y a tooodas las células, eh, dejaron los porcentajes de los humanos, que, como te dije antes, tienen entre un 49 y un 81% de glóbulos blancos sin cromosoma

D: -¿Vas a seguir hablando? La perspectiva de que mi noche sea escucharte hablar de médula de ratones me está dando ganas de extirparme yo mismo los cromosomas

Yo: -Falta poco. A los ratones los observaron por 2 años. A los que les habían borrado el Y se murieron más, sobrevivió el 40%

D: -¿Y de los otros?

Yo: -El 60%. Además a los que les faltaba tenían corazones más débiles. A los 15 meses del trasplante la fuerza de contracción del corazón había disminuido un 20%. Además se les hizo una fibrosis, que es una formación de tejido que hacía que al corazón le costara más bombear sangre. El trasplante no borraba el cromosoma Y de las células del corazón, eh. Pero los glóbulos blancos que se producen en la médula entran al corazón cuando circula la sangre y eso era lo que hacía que se les haga la fibrosis, porque estimulaban a otras células

D: -Bueno, pero si algo aprendí en estos años escuchando muy a mi pesar las cosas que solo te importan a vos es que lo que prueban en ratones no se puede trasladar así como así a los humanos

Yo: -Agostina 1 — Facultad de Derecho 0. Aprendiste algo. Sí, es cierto, es una suposición esto. Pero una con bastante sentido. Después de lo de los ratones los investigadores agarraron muestras e historias clínicas de 15.000 varones de un banco genético y vieron que los que habían perdido el cromosoma Y en al menos el 40% de sus glóbulos blancos eran un 31% más propensos a morir de enfermedades coronarias que los que lo conservaban en más células

D: -Joya, me quedó clarísimo. Ahora explicame lo que tenés puesto.

Y estar en este lugar

M: -Amicha vos fuiste a Ushuaia, ¿no?

Yo: -Sí, varias veces, me encanta

M: -Ah, porque saqué un pasaje pero ni idea, fue medio random la cuestión. ¿Qué onda? ¿Qué fue lo que más te gustó?

Yo: -Un pájaro carpintero

M: -No sé por qué me sorprendo, muy relevante el dato, gracias

Yo: -En serio te digo

M: -Sí, ya sé que me decís en serio

Yo: -Fue re emocionante. Estábamos con F haciendo una caminata por el bosque y de repente escuché el tactactatc y le dije que se callara. Fui siguiendo el sonido y lo vi, nunca había visto uno, me re emocioné

M: -¿Como cuando vimos al perro gordo que había quedado patas para arriba y no se podía levantar?

Yo: -No me hagas acordar que lloro de nuevo, pobrecito ahí revoleando las patitas y su humano ni bola

M: -Hasta que por suerte llegaste vos para gritarle

Yo: -Sigo creyendo que estuve bien, pero bueno, al pájaro no le grité. Tengo un video, ¿querés ver?

M: -Bueno, dale…

Che, posta es lindo

Yo: -¿Viste? ¿Y sabías que durante un montón de tiempo pensaron que el cráneo absorbía el impacto del martilleo contra el árbol y ahora vieron que no?

M: -¿Posta?¿Y cómo hacen entonces?

Yo: -No se sabe exacto, pero es bastante gracioso que la hipótesis la habían armado mirando los huesos y ahora se dieron cuenta de que no era así mirando videos del animal vivo

M: -(imitando a Susana) ¿Viiivo? Me imagino al que dijo: “Ya sé, tengo una idea, ¿y si miramos al animal real?”

Yo: -Claro, hasta ahí lo que creían era que la cabeza funcionaba como un casco. Obvio que cuando le pegan al tronco generan una descarga, pero si la absorbieran con la cabeza, cuando golpean el árbol la cabeza volvería más lento que el pico y no

M: -Pero algo tiene que pasar para que ese golpeteo no les haga nada

Yo: -Sí, que son chiquitos. Para causarles una conmoción cerebral le tendrían que pegar al árbol mucho más rápido de lo que lo hacen o hacerlo en árboles mucho más duros. Es espectacular el razonamiento que hicieron para cambiar el enfoque, onda: “Cheeee, tal vez que no tengan la misma reacción que un humano tenga algo que ver con que no tienen el mismo tamaño que un humano”. Los animales más chicos se bancan mejor las desaceleraciones. Pensá en una mosca, ponele, se golpea contra la ventana y sigue volando. Obvio que esto no lo explica todo, un animal es un sistema complejo, pero me causó mucha gracia el camino que hicieron

M: -Qué bueno que te pregunté a vos y no a algún normie que me iba a decir que vaya a un lago

Bonus track: qué estúpida soy

Si es cuestión de confesar, ya que estamos, te voy a revelar la fórmula de este news: invento una distinción conceptual que solo se aplica a mi estado de ánimo y después sigo y sigo. No funciona para mi tesis pero parece que para las de otros sí. Al menos desde el lado del apoyo moral.

La falopa conceptual de la semana pasada, no sé si te acordás, era sobre cómo pensamos en los problemas, si de la forma más abarcativa posible o de la más delimitada posible. Y la suerte que no tengo para hablar -y mucho menos para pensar- la tengo para que se me acerque gente piola. Gente como Santiago, que también está haciendo su tesis y trabaja sobre qué es un problema en el marxismo.

Como hoy se trató de conversaciones y hace mucho que no meto sección “cartas al lector”, le pedí a Santiago que me cuente un poco de qué habla Marx cuando habla de problemas. Es mi regalo del día del amigo, que no te quedes con mis delirios y accedas a lo que nos inquieta mediante alguien que lo estudia posta.

Bueno, Agostina, qué lindo escribirte. Creo que el tema no es ninguna novedad para vos (narrador: sí es, la chica es tonta). La cosa es así:

Marx dice en el Prólogo a la Contribución a la crítica de la economía política que “la humanidad sólo se plantea problemas que puede resolver”; y uno podría pensar que entonces los problemas son solo apariencias, que ya están resueltos. Pero, para gente como Deleuze, (siguiendo a Althusser, Bachelard, Canguilhem, Bergson: la epistemología francesa), lo que significa más bien es que la humanidad es capaz de resolver sus problemas porque estos tienen condiciones específicas, las cuales determinan las soluciones que podemos alcanzar. Los problemas contienen el germen de las soluciones. El punto está en lograr pasar de las preguntas confusas, que generan respuestas confusas, a la determinación de problemas, que generan mejores soluciones.

¿Qué es un problema para el marxismo? Es el marco invisible en el que aparecen los objetos visibles, es decir, el campo elemental desde el que se plantean las teorías, las tareas, las respuestas. Los problemas tienen siempre condiciones económicas, las respuestas son políticas: a un planteamiento pobre de las condiciones económicas corresponde una resolución política igualmente pobre. Por lo tanto, lo económico no es un dato empírico de la realidad, sino que es el fondo problemático que, cuando es pensado, diluye todas las formas, las respuestas disponibles. El problema, desde esta perspectiva, no es algo provisorio, no es un momento de ignorancia subjetiva, sino un orden objetivo que se inventa (se crea o se descubre) para dar respuesta a una pregunta que, a su vez, el tiempo histórico realiza a la sociedad en un momento determinado. El problema es una respuesta teórica a una pregunta histórica.

Los problemas tienen, entonces, un componente externo: son un acontecimiento histórico y un componente interno: generan un sistema de coordenadas, de elementos en relación y mutua dependencia, que, en su desenvolvimiento, dan las pautas inconscientes o virtuales que se actualizan en nuestras relaciones sociales efectivas. Así que todo el desafío es plantear problemas verdaderos, a la altura de los acontecimientos, aun si eso no es algo que se pueda dominar conscientemente. En este sentido, pareciera que lo que está en juego es una sensibilidad para escuchar esas preguntas y al mismo tiempo una capacidad de pensar para plantear los problemas. Ahora, ese pensamiento nace por la necesidad de hacerlo, no por la buena voluntad de quien piensa. Los que venían de la epistemología (Bachelard, Canguilhem, Althusser) buscaban criterios más científicos para determinar los problemas; Deleuze parece acentuar el aspecto límite, inconsciente, paradójico del asunto. Siempre apunta a lo que está más allá del control racional y que a la vez da origen a un proceso que produce cierto orden, ayuda a esclarecer el panorama.

En tu último newsletter me parece que todo esto aparece y con una vuelta más. Estoy llegando al final de la tesis. Capaz en las conclusiones incorporo tus ideas para ir cerrando el asunto (narrador: sabía que era mala idea, pero igual citó a la señora de las cartas).

¡Besos!”

Oraciones y motivos diferentes, siempre tan poco coherentes

Se me va haciendo la hora de bañarme para ir a encontrarme con los que me quieren aunque tengan que leerme dos horas cada 15 días para entender algo de lo que pienso. A vos, como a ellos, les agradezco por interesarse más en comprender lo que siento que lo que razono.

Igual, tampoco es tan así, ¿no? La amistad no separa las ideas de las emociones. Como la ciencia, transforma nuestras pasiones en las cosas que nos permiten hacer del mundo un hábitat para lo que verdaderamente llegamos a creer.

Te mando un beso enorme,

Agostina

p/d: las refes de esta edición son de una que me encantaría que fuera mi amiga

Escuchá nuestros podcasts
Este es el newsletter Que la ciencia te acompañe de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Soy comunicadora científica. Desde hace tres años formo parte del colectivo Economía Femini(s)ta, donde edito la sección de ciencia y coordino la campaña #MenstruAcción. Vivo en el Abasto con mis dos gatos y mi tortuga. A la tardecita me siento en algún bar del barrio a tomar vermú y discutir lecturas con amigas.
@Bcientifica

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.