El affaire Chelsea: del supuesto interés por comprar seis clubes argentinos a su posible descenso en la Premier League

El club inglés gastó más de mil millones de euros en fichajes desde que lo adquirió el estadounidense Todd Boehly en 2022. Sin embargo, por violaciones financieras puede perder la categoría.

Hola, ¿cómo estamos?

El 16 de junio de 1929, en el Parque de la Independencia, el Chelsea cae 2-1 ante un combinado de Rosario. Ese mismo día, en el Estadio 15 de Abril, “otro” Chelsea sufre una goleada: 5-0 ante Unión de Santa Fe. El equipo de Londres, que cruzó el Atlántico en la segunda clase del RMS Asturias, gira tres meses por Argentina, Uruguay y Brasil.  Juega en la segunda división inglesa. Recauda dinero después de la Primera Guerra Mundial. Presenta como novedad números en las camisetas. Pero, el Chelsea que juega en Santa Fe, se descubre, alinea a dos hinchas ingleses que residen en la Argentina. Espejitos de colores. Estafa de los inventores y “maestros” del fútbol, que se van de Sudamérica con apenas cinco victorias. Y ocho derrotas, tres empates, una platea del viejo estadio de Boca que exhibe hoy en su museo inglés y, sobre todo, 65.000 pesos. “La prensa púdica aplaudió al Chelsea, por más que su desempeño deportivo y su conducta dentro del campo de juego hayan sido fatales, poniendo en relieve la incultura de los hinchas, brutos irreciclables -escribe Carlos Aira en Héroes de tiento-. El Chelsea nunca se brindó por quienes pagaron una entrada, pero nadie tenía derecho al reclamo. Eran ingleses, y se acabó”.

El Chelsea “volvió” a la Argentina 95 años más tarde, en forma de fichas empresariales, o al menos a la charla futbolera, después de que el youtuber Felix Johnston revelase un supuesto interés en comprar a Banfield, Newell’s, Racing, Lanús, Estudiantes de La Plata y/o Boca, y de que la replicadora de (des)informaciones hiciera lo suyo. Posverdad, que le dicen. Johnston replicó el 27 de diciembre en X a Javier Milei, quien el día anterior había dicho, ensimismado tras incluir en el decretazo la posibilidad de que los clubes argentinos sean sociedades anónimas deportivas (SAD): “Chelsea está interesado en invertir en el fútbol argentino. Podrían estar presentándose en un lapso muy corto de tiempo inversiones por más de 1.000 millones de dólares”. Milei había hablado en la pantalla de La Nación+. El 28 de diciembre le tocó el turno a Patricia Bullrich, ministra de Seguridad. “Yo estoy bastante triste porque la…, el Chel-se-a dijo que quería comprar seis clubes, pero a Independiente no lo puso, lamentablemente”, balbuceó Bullrich, y habló de “3.000, 4.000, 5.000 millones de dólares para generar las mejores escuelas de fútbol del mundo”. No era una broma del Día de los Inocentes.

Tres fuentes cercanas a los propietarios del Chelsea me dicen desde Inglaterra: “Hasta donde sabemos, no hemos oído hablar de que quieran añadir un club argentino a su cartera. Pero me parece muy improbable. Son conscientes de lo impopulares que se están volviendo estos modelos de clubes múltiples. Pero ellos también están locos… ¡Así que nunca se sabe!”. El “Chel-sea-a” convirtió al pase de Enzo Fernández después del Mundial de Catar 2022 en el más caro de un argentino en la historia: desesperado, le pagó 121 millones de euros al Benfica. Enzo se crió en clubes de barrio, afinó su juego de suela en las canchas de baby de La Recova y de Parque Chas, y se desarrolló en las juveniles de River, siempre en asociaciones civiles sin fines de lucro. Y el origen formativo de Mauricio Pochettino, actual entrenador del Chelsea, es el de la escuela rosarina de Newell’s.

En la Premier League 2023/24 cinco clubes del Big Six están por primera vez en manos de Estados Unidos: Liverpool, Everton, Manchester United, Arsenal y Chelsea. La mitad de los 20 equipos son “franquicias” con capitales estadounidenses. El soccer invadió al football. El Chelsea, propiedad durante más de dos décadas del oligarca ruso Roman Abramovich, obligado a desprenderse del club como un “acto de caridad” en plena rusofobia y doble moral tras la guerra de Rusia a Ucrania, fue comprado en mayo de 2022 por Todd Boehly, copropietario de Los Angeles Lakers de la NBA y de los Dodgers de la MLB, con negocios que abarcan desde el Cirque du Soleil hasta parte de las regalías del cantante Bruce Springsteen, y con una fortuna de 6,1 mil millones de dólares. El fondo de inversión del gobierno de Arabia Saudita que se adueñó del Newcastle, reveló el Daily Mail, es a la vez inversor de Clearlake Capital (EE.UU.), accionista del Chelsea con Boehly. “Las mejores escuelas de fútbol del mundo”, dijo Bullrich.

En Cenital nos importa que entiendas. Por eso nos propusimos contar de manera sencilla una realidad compleja. Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir. Sumate a nuestro círculo de Mejores amigos.

El Chelsea –décimo en la Premier, sin clasificación a las copas europeas la pasada temporada– es el club que más gastó en fichajes en la última década (2.560 millones de euros). Pero casi la mitad (1.078 millones) se concentra durante el último año y medio, desde que Boehly tomó el mando con BlueCo, el consorcio que controla al Chelsea. Sin rumbo en la cancha, con técnicos efímeros y ventas récord, apeló a la billetera. En 2023 ningún club perdió más veces (19) que el Chelsea en la Premier. Eso sí: BlueCo compró al Racing Estrasburgo de Francia. Boehly propuso un All-Star Game de la Premier. Y que los descensos se definieran en un torneo play-off entre los últimos cuatro de la tabla. “Se olvida de que en los grandes deportes de Estados Unidos tienen descansos de cuatro meses. Es completamente diferente en el fútbol. ¿Quiere que traigan también a los Harlem Globetrotters y los dejen jugar contra un equipo de fútbol?”, ironizó el alemán Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool, líder de la Premier. Boehly había echado al DT alemán Thomas Tuchel –ganador con el Chelsea de la Champions 2020/21– después de la derrota en Londres ante Dinamo Zagreb en el debut de la 2022/23. Boehly, además de sugerirle el fichaje “marketinero” de Cristiano Ronaldo, quiso que las charlas pre partidos en el vestuario fueran stremeadas para la gente. “Me echó en una reunión de tres minutos a las ocho de la mañana”, contó Tuchel. Los manejos de un patrón.

Newell’s y Lanús ratificaron que los clubes son de los socios, el “no” a la privatización. El estudio de mercado del supuesto interés del Chelsea parece flojo de papeles: los seis clubes de su supuesto interés rechazaron convertirse en SAD mucho antes de la asunción de Milei. Prohibidas en el estatuto de la AFA (el DNU ordena incluir la figura en el plazo de un año), más que una “necesidad y urgencia”, la presencia de las sociedades anónimas deportivas responde no sólo a los negocios empresariales y a las promesas de los capitales extranjeros, si no también al pacto de Milei con Mauricio Macri. La intervención de los gobiernos en el fútbol suele ser castigada por la FIFA a partir de la pérdida de autonomía de las asociaciones, incluso con desafiliaciones. Pero es la FIFA de Gianni Infantino, que refugia como titular de la Fundación a Macri desde la salida de la presidencia de la Argentina en 2019.

El Chelsea, bajo investigación de la Premier League y de la Football Association (FA), se expone ahora a una quita de puntos por incumplir el Fair Play financiero. Al Everton ya le descontaron diez puntos por violaciones a las reglas financieras. Es la sanción más grande desde la creación de la Premier League en 1992. “La amenaza de una deducción de 30 puntos o el descenso automático parece muy real tanto para el Manchester City como para el Chelsea”, aseguró Martyn Ziegler en The Times. Es el fútbol del Chelsea SAD, de la liga más ostentosa y poderosa del mundo. “El fútbol se puede transformar en sociedades anónimas. Eso es una cagada. Todo lo que es una sociedad anónima es hacer dinero. Y los clubes están para que los chicos vayan a jugar”, nos dijo el Indio Solari en la última noche de 2023. ¡Es hora de levantarse, querido!

Pizza post cancha (de verano)

  • Hilos. Provincial (Empalme Lobos), Asociación Deportiva Country Canning, Club Atlético Pilar, Camioneros, Barrancas Fútbol Club, Club Atlético Belgrano (Zárate), Defensores de Glew, Deportivo Metalúrgico (Del Viso), Estrella de Berisso, Estrella del Sur (Alejandro Korn), Everton de La Plata, Náutico Hacoaj (Tigre), Juventud de Bernal y Social Atlético Televisión (SAT, de Moreno). Son los 14 clubes que inaugurarán el Torneo Promocional Amateur, categoría que reemplazará a la D, quinta y última del fútbol argentino. En el primer año no habrá ascensos ni descensos y lo disputarán jugadores menores de 25 años que nunca hayan firmado contrato. Sebastián Crosta cuenta, en hilos de X, la historia de varios clubes.
  • Entrevista. Gonzalo García Bassino (@garciabassino) es uno de los más finos y ácidos analistas de fútbol. Es periodista. En mayo de 2022 entrevistó en Goal a Diego Martínez, nuevo DT de Boca, cuando dirigía a Tigre. Sigue vigente: habla del estilo de sus equipos, de Equi Fernández y de su etapa como formador en las infantiles de Boca.
  • Video. ¿Viste a Pelé en colores, jugando en La Bombonera, en la final Boca 1-Santos 2 de la Copa Libertadores 1963?
  • Noticia. Condenaron al ex árbitro Martín Bustos a 12 años de cárcel por explotación sexual y corrupción de menores que vivían en la pensión de Independiente. “Un juicio silenciado que demoró seis años. Hay más condenas por juicio abreviado y dos imputados libres”, detallan Panqui y Pedro Molina, autores del imprescindible Alerta Rojo.

Hasta acá.

¿Se acuerdan de los torneos de verano en Mar del Plata? Es el sexto enero sin esos superclásicos que eran más que amistosos.

En fin.

El fútbol es el deporte más lindo y más sano del mundo, eso no le quepa la menor duda a nadie. Porque se equivoque uno, no tiene que pagar el fútbol.

Nos volvemos a leer en una semana, para después retomar el primer sábado de febrero.

A Cenital lo hace grande su círculo de Mejores amigos.

Salú y abrazos,

Roberto

Soy periodista especializado en deportes -si eso existiese- desde 2008. Lo supe antes de frustrarme como futbolista. Trabajé en diarios, revistas y webs, colaboré en libros y participé en documentales y series. Debuté en la redacción de El Gráfico y aún aprendo como docente de periodismo. Pero, ante todo, escribo. No hay día en la vida en que no diga -aunque sea para adentro- la palabra “fútbol”.