Off the record

20 poemas de amor y una canción desesperada

Lograr un acuerdo con el Fondo sin lesionar la convivencia interna del FDT, el desafío del Presidente. Si hay ajuste que se note. Esquirlas del aporte solidario. Y un ojo puesto en 2021.

Hola, ¿cómo estás? Espero que bien. Hay algunos buenos indicios: todas las vacunas registraron más del 90% de efectividad en su etapa preliminar, los resultados del plasma fueron bastante alentadores y todavía nos resta conocer los del suero equino hiperinmune. Ahora, la mala: se detuvo la baja de casos en la CABA. Si seguís usando barbijo y respetando la distancia vas a poder pasar las fiestas en familia, lo que no tengo bien en claro si es una buena o una mala noticia.

¿Fondonomics?

La semana de la Argentina estuvo atravesada, otra vez, por la agenda oficial. Esto, al margen de los vaivenes de la coyuntura, es una buena noticia para un gobierno que, en comparación con sí mismo, lleva casi un mes de manejo de la agenda. Falta para saber si esto es tendencia. En los últimos días, entre otras cosas, el oficialismo anunció un cambio en la manera de calcular los haberes jubilatorios.

Este tipo de cambios estructurales vale la pena mirarlos en un período de tiempo más largo que el de la coyuntura. Según un informe de la consultora PxQ, entre el 2008 y el 2019 la fórmula Boudou da jubilaciones más altas que la fórmula Macri. Analizar lo que podría haber ocurrido con algunos de los dos coeficientes en 2020 tiene, a entender de esta entrega, poco sentido: no hay que evaluar casi nada en eventos que ocurren una vez cada cien años. Hacerlo en tiempos suficientemente largos a ver si envejecen bien, parece una mejor aproximación. Y esta fórmula, si Argentina crece, envejece muy bien.

Uno de los ítems sobre los cuales se apalancaron el trotskismo y Juntos por el Cambio fue un presunto tutelaje fondista en el anuncio de la fórmula de movilidad. En relación a esto, es bueno recordar que en los últimos años del segundo gobierno cristinista hubo dos supervisiones unilaterales del FMI por fuera del artículo IV de las cuales no se publicó ninguna. Durante la transición, los funcionarios que iban a ocupar el ministerio de Hacienda y Finanzas le pidieron a sus pares kirchneristas que gestionen la publicación de esos informes. 

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

Eso ocurrió a fines del 2016 y fue recuperado por la directora del Grupo Provincia Julia Strada en su cuenta de Twitter. Allí el organismo sugiere por escrito la modificación del cálculo en los haberes de los adultos mayores: “Corregir este desequilibrio va a requerir una reforma de la Argentina al sistema jubilatorio. Esto podría incluir alguna de las siguientes medidas: Cambios en la fórmula de indexación. Indexar aumentos (y actualizar salarios pasados) sólo por inflación permitiría a los jubilados preservar el valor real de la jubilación pero reduciría el aumento del gasto en pensiones cerca del 20% del PBI en términos del NPV (NdeR: Valor Presente Neto, por sus siglas en inglés) debido a dos efectos: las jubilaciones se incrementarían más lentamente y la jubilación inicial sería ligeramente menor”. 

En castellano: el Fondo no sólo no quería la fórmula Boudou -u hoy la fórmula Guzmán- sino que pidió que se modifique expresamente. 

Tampoco podría atribuírsele seducción a la americana al gobierno con la reconversión y focalización del IFE 4. La invocación a un “sendero fiscal razonable” es algo que Guzmán dijo en múltiples entrevistas y sostuvo en su prolífica actividad académica. Destinar hoy la misma cantidad de recursos para una política que fue pensada para un país parado no reviste sentido. “Tenemos que llegarle a la gente que necesita ese dinero para comer, no al chico que con los 10 mil pesos del IFE grabó un demo”, suele repetirle el Presidente a sus ministros. Tanto Daniel Arroyo como las organizaciones sociales le aseguraron a Fernández que ese objetivo cuesta 15 mil millones de pesos -el monto “extra” del plan de contención de fin de año-. Sólo el tiempo dirá si calibraron bien. Quien seguro no lo hizo en sus declaraciones fue el ministro de Economía sobre el Ingreso Familiar de Emergencia. Esa improvisación le valió un llamado de atención de Fernández.

La llegada del FMI también marcó el pulso de la convivencia interna del Frente de Todos. La carta que publicaron y firmaron los senadores del bloque oficialista generó preocupación en el ministro Guzmán. “No ayuda”, dijeron en su entorno ante la consulta de #OffTheRecord. Es lo mismo que sintió la subdirectora del Departamento para el Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kozack. Para el Presidente la lectura fue más policromática. Según le confesó a colaboradores de su confianza luego que CFK le hiciera llegar el texto el sábado a la noche, el fondo de la crítica al Fondo -perdón-, él lo comparte en su totalidad, aunque no la oportunidad y la conveniencia de su difusión. “Igual nos sirve para negociar”, reflexionó finalmente ayer luego del acto en el que se anunciaron inversiones por casi 200 millones de dólares del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas.

El Instituto Patria adolece de un problema: no entiende la dinámica del Fondo. Pensémoslo en términos futboleros. Un árbitro dirige el primer tiempo y bombea al equipo A. En el precalentamiento del segundo, se lesiona y tiene que ser reemplazado. En la óptica K, el nuevo referee debería bombear al equipo B para compensar. En la cabeza del juez, no. Al revés: tiene que ser especialmente riguroso. No importa, en este tema, si creemos que el Fondo es eso. Estamos en la época de las autopercepciones y el organismo se autopercibe así. Y a las autopercepciones se las respeta. 

Un episodio que tuvo nula prensa en nuestro país fue el grey que le presentó el representante de los Estados Unidos en el FMI, Mark Rosen, al staff del organismo. Los términos, según pudo reconstruir este medio, fueron atípicamente duros con la Argentina para una comunicación de este calibre. La buena noticia para nuestro país es que el directorio le prestó poca atención porque identificaron que era una reacción de la administración saliente ante el pronto reconocimiento de Alberto Fernández al triunfo de Joe Biden. Según el Wilson Center, el presidente argentino fue el primer latinoamericano en saludar a la dupla Biden-Harris a las 1:07pm del 7 de noviembre. 

En este marco, otra de las discusiones que surgió fue la del impuesto a las grandes fortunas. Con el patrocinio de Carlos Heller y Máximo Kirchner, el “aporte solidario” generó una reacción tan dura como inesperada. El banquero Jorge Horacio Brito dijo que de aprobarse, la ley generaría “una rebelión fiscal sin precedentes”. Nitroglicerina. En el oficialismo aseguran que les pidieron alternativas de recaudación de emergencias a los empresarios y que esa opción nunca apareció. Es más: aseguran que los hombres de negocios proponían pedirle el esfuerzo a las empresas y no a las personas humanas para que allí contribuyeran también las compañías extranjeras. En ADEBA y AEA lo niegan. En la UIA no. Tanto que presentaron una alternativa que prometía ser analizada hasta última hora de hoy por el bloque oficialista en la Cámara Baja. 

El Presidente siempre recuerda en privado la pregunta que le hizo Angela Merkel al terminar la reunión que mantuvieron en abril de este año: “¿Por qué los ricos no pagan más impuestos en Argentina?”. En una reforma tributaria que elimine todos los gravámenes regresivos está trabajando hace meses Guzmán; el objetivo del Presidente es que el proyecto ingrese en extraordinarias, pero no hay garantías. Los hombres de negocios tienen una bala de plata: sentarse con Cristina Kirchner. Según pudo saber #OffTheRecord, la vicepresidenta estaría más dispuesta a escucharlos de lo que estuvieron Heller y su hijo Máximo.

Mientras tanto, el presupuesto que envió Economía fue acusado, también, de ser una norma de ajuste. Es cierto: la ley de leyes tiene un recorte muy fuerte en intereses netos de deuda: pasa del 3.4% al 1.5% del PBI. A su vez, se duplica la inversión en infraestructura, sube 0.2% Educación y conectividad y Salud pública y 0.3% Innovación y desarrollo. La reactivación en base a la obra pública es un horizonte muy definido que tiene el gobierno nacional. El cambio en el ministerio que comandaba María Eugenia Bielsa tuvo un germen: el cierre de Villa Azul cuando el brote de coronavirus. Al Presidente le llamó la atención la diferencia de las construcciones del lado de Quilmes y de Avellaneda. El cambio también es un pago a los intendentes. En el albertismo dicen que CFK no tuvo nada que ver con la elección. Los jefes comunales, que serán claves en la contienda electoral, enfrentan una incomodidad: recelan de La Cámpora por posibles candidatos en sus distritos, pero fue la organización que comanda Máximo Kirchner la única opción del peronismo que no acompañó la ley que limitaba sus reelecciones mientras que los legisladores que les respondían a los alcaldes bonaerenses sí apoyaron la iniciativa. Se votaron encima.

Bonus track

  • El video que se viralizó ayer de la ministra Soledad Acuña generó mucho revuelo, porque, entre otras cosas, llama “fracasados” a los docentes. Menos atención provocó el reconocimiento de Acuña sobre los bajos salarios que perciben quienes enseñan. A ese sincericidio lo acompañan los números: los ingresos corrientes de la CABA crecieron 4.5% a valores constantes entre 2015 y 2019. Los salarios docentes cayeron 23.9% en igual período. ¿Qué dirán en el Primo Capraro, el colegio de Bariloche donde egresó Acuña y fue autoridad el criminal de guerra nazi Erich Priebke?
  • La semana pasada nos preguntábamos si el gobierno había contemplado el poroteo en ambas Cámaras respecto a la ley de IVE. Según pudo saber #OffTheRecord, tanto Vilma Ibarra como Elizabeth Gómez Alcorta -que se cargaron la gestión de la iniciativa- le garantizaron al Presidente que el proyecto cuenta con los votos para ser aprobado tanto en Diputados como en el Senado.
  • El domingo hubo elecciones municipales en Brasil. Fue un mal día para los candidatos de Bolsonaro y un buen día para la derecha tradicional, mientras para la izquierda cambió casi nada, excepto que sumó una certeza: la división de los últimos años entre quienes aprueban y quienes rechazan la figura de Lula la perjudica enormemente. ¿2021 será el año en que un Brasil siempre pendiente de sí mismo mire el ejemplo al sur de la frontera?

Antes del libro, te quiero recordar que –producto de la situación global y del rubro en particular, pero también del ethos de Cenital– abrimos la posibilidad de que seas parte del proyecto a través del sistema de apoyo económico para poder seguir creciendo. Ya entregamos las primeras becas y medias becas para estudiar idiomas en el CUI y se vienen más beneficios.

La recomendación de hoy es Vida 3.0 de Max Tegmark.

Ojalá hayas disfrutado de este correo tanto como yo. Estoy muy agradecido por tu amistad que, aunque sea espectral, para mí no tiene precio.

Iván

Escuchá nuestros podcasts
Este es el newsletter Off the record de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo en tu correo. Es gratis.
Soy director de un medio que pensé para leer a los periodistas que escriben en él. Mis momentos preferidos son los cierres de listas, el día de las elecciones y las finales en Madrid. Además de River, podría tener un tatuaje de Messi y el Indio, pero no me gustan los tatuajes. Me hubiera encantado ser diplomático. Los de Internacionales dicen que soy un conservador popular.
@ischargro

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.