Prepárense para perder

¿Volverá? Y no será millones

El fútbol argentino sin gente no es viable económicamente.

Hola, ¿cómo estamos?

Espero que andes llevando con calma a la cuarentena y que no se te suelte la cadena: de lo contrario, te pasará lo que a los taiwaneses, que tenían una de las pocas ligas de béisbol en el mundo habilitadas, con espectadores vía streaming hasta en Argentina, pero los jugadores se agarraron a piñas en el medio de un partido y parece que la suspenden por romper el distanciamiento social indicado. 

Mi nombre es Ezequiel, pero si alguien me llama así en la calle no me siento aludido. Mis amigos me dicen Zequi y vos estás en esa lista. 

¿Volverá? Y no será millones

El archivo político de Chiqui Tapia, presidente de la AFA, marca que la espera no lo desespera. Su decisión es que el primer pase lo dé el gobierno: esta semana, se reunieron dos ministros, Matías Lammens y Ginés González García, para analizar un protocolo de vuelta a los entrenamientos. Que el segundo pase lo dé la FIFA en cuanto a establecer bajo qué condiciones se puede regresar. Que el tercero lo dé la CONMEBOL. Y que, recién el último, lo defina la AFA.

Con un detalle que saben los dirigentes de la A hasta la D y que nadie quiere anunciar públicamente: el fútbol argentino sin gente no es viable económicamente. 

El presidente de Talleres, Andrés Fassi, hombre pro-sociedades anónimas, le pidió a un médico que le armara un protocolo posible para que los equipos volvieran a entrenarse. Se lo negaron. “No le importa lo social, ni las instituciones, sólo ve una parte del negocio: para él, el fútbol es otra cosa”, sostiene el resto de los dirigentes. El cordobés, copropietario del Pachuca de México, ya sabía la respuesta: jugó a diferenciarse.  

El presidente de un grande le dijo a su entrenador que se preparara porque en junio y en julio hay pretemporada y en agosto hay fútbol. En eso no surge discusión: al menos hacen falta dos meses de laburo para poder jugar. Los capitanes de los equipos, unificados, no consideran que estén dadas las condiciones para volver.

En Alemania y en Portugal ya regresaron a los entrenamientos. Con protocolos que dividen a los futbolistas en grupos. Jaume Roura, uno de los personajes más coloridos del mundo del negocio deportivo, fundador de Mediapro -la corporación con más derechos televisivos- y autodefinido seguidor de Trotsky, le marca la pauta a la UEFA: “Sin público, hay un 30% que podemos salvar”.

Hasta las manos

No terminó el primer mes de aislamiento y cuatro de los cinco clubes más poderosos del fútbol argentino ya le pidieron auxilio al Estado para pagar salarios.

El único que no se anotó por ahora es Boca: después de un tire y afloje con los capitanes, el campeón de la Superliga acordó dar el 30% ahora y abonar el resto antes del 31 de diciembre. El fútbol profesional es el 39% del presupuesto. Los socios y los sponsors mantendrán la caja y habrá que sacar conejos de la galera: los jugadores hasta mandarán saludos por el Ramadán que pide Qatar Airways, la firma que lleva en la camiseta.

River tiene el agravante de ser un club con 1.200 empleados. De acá a tres meses, podría perder la mitad de sus ingresos: entre renovación de abonos y palcos de torneo y de Libertadores, pueden llegar a caer 10 millones de dólares. Es uno de los planteles más caros del fútbol argentino. Ahora está cerrada hasta la venta de camisetas. Los grandes patrocinadores y los socios serán la base de la economía de guerra.  

Racing perdió el 35% de sus ingresos y cerró pagar un tope de 250 mil pesos por empleado, desde futbolistas a gerentes. A San Lorenzo se le cortaron muchas cadenas de pagos, pero los socios que pagan no bajaron. En Independiente la historia es peor. Prepandemia había problemas con los salarios. El 60% de los ingresos es a través de sus socios y del ticketing.

CONMEBOL había propuesto un fondo de desarrollo para 2020. Algunas federaciones tomaron la decisión de utilizar ese presupuesto para repartir entre los clubes más necesitados. AFA sería una de esas. 

Todavía falta lo peor

Lo peor aun así no pasó: recién es el primer mes, todavía no se confirmó la vuelta del torneo, es poco probable que la Libertadores culmine este año y desde AFA suponen que hasta 2021 no retornará el público. ¿Quieren más? Hay jugadores que deben renovar y que firmaron hace tres años contratos dolarizados con la moneda verde a 17. La postura es maquillar que no pasa nada tan grave. Competir en la supuesta solvencia. “Yo siento que estamos midiendo quién va a patinar primero”, confiesa un alto dirigente.

Aclaración de vestuario: ¿viste que siempre decimos que tenemos la peor organización del fútbol? Bueno, es mi mirada y podés no estar de acuerdo, pero el fútbol argentino lleva este asunto con bastante civilización.  

  • En Colo Colo, el dueño-presidente dijo: “No juegan hace 40 días y, aun así, quieren que se les pague, ya no tienen situación contractual con nosotros”.
  • En Barcelona, Messi acusó a los dirigentes de operar: “No deja de sorprendernos que desde dentro del club hubiera quien tratara de ponernos bajo la lupa”.
  • El alcalde de Londres, Sadiq Khan, remató contra los futbolistas del Tottenham: “Debieran ser los primeros en sacrificar su salario”.

Nobleza obliga: el primer cuerpo técnico en decir que entregaba su salario fue el Leeds de Marcelo Bielsa.

Mayor nobleza: el plan de los futbolistas del Nacional B es hacer un fondo común, donde haya un ´tope de ingreso y, lo que quede, de acá a diciembre, se reparta.

 ¿Y las pibas?

El acuerdo por la profesionalización del fútbol es que la AFA le envía a los clubes 150 lucas por mes, equivalente a ocho contratos. Cada equipo reparte la plata. Esta vez desde Viamonte hubo un pedido por lo bajo: que las capitanas confirmaran que el dinero llegó y que nadie lo usó para otro destino. Hasta ahora, la mitad percibió salarios. Aunque casi ninguno de la forma adecuada: la que más gana en la categoría recibe 50 mil, pero no le completaron esa suma.

Lo positivo: San Lorenzo ofreció las pensiones como hospitales alternativos, algunas jugadoras viven ahí, pero les consiguió departamentos a las que quedaban varadas. Racing armó un acuerdo con tres universidades para que sus futbolistas pudieran estudiar. La UAI sostiene a la psicóloga del plantel con terapia virtual.

Golf para Todos

La Asociación Argentina de Golf le pidió al gobierno que autorice su práctica: “Es un deporte que en su esencia se puede practicar sin poner en riesgo a quienes lo practican o a terceros”. Envió un protocolo con nueve puntos y sumó como argumento que el regreso a la actividad permitiría sostener a 4000 empleados de clubes.

En Estados Unidos, es una de las grandes polémicas. El Estado de Florida lo decretó como “actividad esencial”. Hay 38 regiones donde se está jugando. El presidente Donald Trump es uno de los aficionados: ya lo hizo al menos siete veces. Este artículo de The Guardian contando la relación de los presidentes de EEUU con el deporte de Tiger Woods es brillante.  

Todo tenis es político

  • Novak Djokovic, actual número uno del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), estaba en un Facebook Live tranquilo y generó una hecatombe: “Personalmente, me opongo a la vacunación y no quisiera ser obligado a darme una vacuna para poder viajar”. Andy Roddick, exdeportista y número uno en 2003, le respondió: “Quiero ver si sigue pensando lo mismo cuando le prohíban jugar un Grand Slam”. El serbio le bajó los humos a la situación: “Estoy confundido”.
  • El ex-tenista Marat Safin, ruso y ganador de dos Grand Slam, no se guardó nada y armó una buena ensalada: “Esto estaba todo preparado para terminar vacunando a las personas con microchips. ¿Qué viene después del 5G? Los nanochips”.
  • En 2002, cuando el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) fue epidemia en Asia, los dirigentes de Wimbledon decidieron contratar un seguro contra pandemias. Este año, la edición se suspendió por el coronavirus. Es la tercera vez en la historia en que esto ocurre -las otras fueron en las Guerras Mundiales-. Para los negocios, los ingleses siempre parecen un paso adelante: recuperarán la mitad del dinero. 
  • Roger Federer y Rafael Nadal estaban en un live en redes sociales y sacudieron la política internacional del tenis. “¿Soy el único que piensa que es el momento para que el tenis masculino y femenino se unan?”, planteó el suizo. El español, al día siguiente, lo bancó en Twitter. El objetivo es crear una nueva federación y terminar con la división entre la ATP y la WTA (Women's Tennis Association). 

 Pizza post cancha

  • El lunes se cumplieron diez años de la ida de la semifinal de la Champions que Inter le ganó a Barcelona, en 2010. Fue 3-1, con Diego Milito como figura. La gran victoria de Mourinho sobre Guardiola desató la rivalidad ideológica más importante de ésta década. Tras llevarse la Copa, al portugués lo contrató el Real Madrid. En The Coach Voices, Mou da una clase táctica de cómo encerraron a Messi esa noche.
  • Esta semana se estrenó “El héroe inesperado”. Un documental sobre Andrés Iniesta en el que hablan Messi, Guardiola, Xavi, Neymar, Sergio Ramos, entre otros. El trailer de éste laburazo del periodista Marcos López promete muchísimo. 
  • Supongo que estarás muy manija con el documental de Jordan de Netflix. El entrenador de aquel equipo de los Bulls era Phil Jackson. “Once anillos” es el libro donde contó pensamientos y anécdotas de los títulos que ganó con Chicago y con los Lakers. Mucho Michael y mucho Kobe Bryant para emocionarse. 

Esto es todo. Ya dijeron Arrigo Sacchi y Jorge Valdano alguna vez que el fútbol es lo más importante dentro de lo menos importante. Por eso, lo extrañamos tanto.

Abrazo,

Zequi

Este es el newsletter Prepárense para perder de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Soy periodista desde 2009, aunque pasé mi vida en redacciones con mi padre. Cubrí un Mundial, tres Copa América y vi partidos en cuatro continentes diferentes. Soy de la Generación de los Messis, porque tengo 29 y no vi a Maradona. Desde niño, pienso que a las mujeres les tendría que gustar el fútbol: por suerte, es la era del fútbol femenino y en diez años, no tengo dudas, tendremos estadios llenos.
@zequischer

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.