Prepárense para perder

Todos atrás y Merkel de nueve

El entramado político de la vuelta de la liga alemana y por qué favorece al fútbol argentino.

Hola, ¿cómo estamos?

¿Cansado de estar en familia? ¿Ya no te bancás a nadie más? Tu problema no es la cuarentena. Es que nunca se te pasó por la cabeza jugar al criquet. Porque si fueras inglés, estarías armando las valijas y despidiéndote de todos para meter nueve semanas de aislamiento y de entrenamiento a full para jugar las grandes series contra West India y Pakistán. La idea es volver a pleno el 8 de julio en Old Trafford, estadio del Manchester United. 

Todos atrás y Merkel de nueve

Hasta el miércoles, la imagen más famosa de Ángela Merkel relacionada con el fútbol era del 13 de julio de 2014, en el Maracaná: sobre el final del primer tiempo, Toni Kroos tiró un corner, Benedikt Howedes reventó el palo, Chiquito Romero se encontró con un rebote y ella, desde el palco, se paró y lo gritó como si la pelota hubiera entrado. Los jugadores le dedicaron el Mundial: Lukas Podolski subió una foto con ella a Twitter y Manuel Neuer dijo que se sintió el aliento de la mandamás. Su jugador preferido, igual, era Mesut Özil. De joven, era fanática de Johan Cruyff. Aunque nació en Hamburgo, su club es el Borussia Dormtund, donde juega Mario Götze, el verdugo de esa tarde que no queremos recordar. “Iniciamos un camino audaz”, declaró, esta semana, la canciller de Alemania desde 2005, como si hablara de pelear el título. Se festejó como tal: el sábado 16 de mayo vuelve la Bundesliga.

El fútbol se habilitó en Alemania para cualquiera de los distritos que no superara los 50 casos cada 100 mil habitantes. De 294 lugares, sólo uno no está habilitado. Merkel dio luz verde y, luego, se corrió: “Que lo definan los primeros ministros y la Bundesliga”. Tras una rosca entre la gente de Baviera (donde queda el Bayern Munich) y la de Bremen (donde juega el Werder Bremen), se acordó el regreso y, desde ayer, muchos equipos ya están concentrados. Ahora comenzó el descuento de los 750 millones de euros que se calculaban perdidos tras la cancelación de la Bundesliga.

El panorama de Diego Torres en El País es muy bueno.

Nuevos trapos

Habrá 98 personas por partido: 5 árbitros, 22 titulares, 18 suplentes, 20 auxiliares técnicos, 4 alcanzapelotas, 3 encargados de limpieza, 4 enfermeros, 4 responsables de seguridad, 15 entre VAR y TV y 3 fotógrafos. Se jugarán la Primera y la Segunda División. A todos se les harán test antes de cada uno de los encuentros. La pregunta es cuántos países en el mundo tienen una estructura como para destinar análisis a garantizar el fútbol.

Salvo el Werder Bremen, el resto de los equipos regresó a entrenarse el 6 de abril. Todos se mueven en grupos. Mateo Klimowicz, argentino que juega en la B, en el Stuttgart, detalló cómo eran esas prácticas: “Nos entrenamos en grupos de a cinco, los cinco nos cambiamos en vestuarios distintos, respetando la distancia de un metro y medio o dos, son entrenamientos raros, pero es mejor que entrenarse solos”.

Aunque todavía no se confirmó, la transmisión de los partidos en Argentina se repartiría entre ESPN y Fox Sports. Antes los derechos eran divididos, pero ahora los canales forman parte de la misma corporación, así que son dueños de todo.

La pregunta que te estás haciendo es por quién vas a hinchar. Van algunos datos para que elijas qué casaca ponerte:

  • Son 18 equipos: Bayern Munich, Borussia Dortmund, Leipzig, Leverkusen, M'gladbach, Wolfsburg, Frankfurt, Bremen, Hoffenheim, Düsseldorf, Hertha Berlín, Mainz, Freiburg, Schalke, Augsburg, Köln, Paderborn y Union Berlín.
  • El Bayern Munich ganó las últimas siete ediciones y es el máximo campeón, con 29 títulos. Está puntero a cuatro del Dortmund.
  • Leipzig es la revelación y viene de eliminar en los octavos de final de la Champions League al Tottenham de Mourinho. La vuelta fue un tremendo baile, 3-0. Acá el resumen.
  • Leverkusen es el equipo gallina: ahí juegan Lucas Alario y Exequiel Palacios.
  • Dortmund tiene en sus filas a un bostero: Leo Balerdi.
  • David Abraham, ex Independiente, juega en el Frankfurt: se volvió un referente y está desde 2015.
  • Hertha Berlín es uno de los conjuntos más populares, pero arranca con un problema: el marfileño Salomon Kalou se burló en un entrenamiento del protocolo, abrazó a sus compañeros, lo subió a Instagram y lo suspendieron. 
  • En Wolfsburg, brillaron Andrés D’Alessandro y Juan Carlos Menseguez.
  • Paderborn es el último de la tabla: tiene 16 puntos en 25 partidos. Siempre es bueno hinchar por los débiles.
  • Esta semana, encontraron al ex jugador de Schalke, Hiannick Kamba, al que habían dado por muerto en 2006 en un accidente de tránsito en Congo. Vive en Ruhr y trabaja de técnico químico.

Comprá facturas: Si no hay marcha atrás, el sábado 16 de mayo, a las 10.30 de Argentina, se jugará el Derby de Ruhr, entre Borussia Dortmund y Schalke.

Aclaración de vestuario: Hay otras cuatro ligas que tienen fecha de regreso

  • La K League de Corea del Sur pegaría la vuelta este fin de semana: a través de 12 canales en 17 países, se podrá ver un torneo que pocos sabían que se jugaba.
  • La Superliga turca tiene fecha para el 12 de junio, está puntero el Trabzonspor, donde juega José Sosa.
  • La Liga de Montenegro comienza el 1 de junio, tiene diez equipos y el líder es el Buducnost.
  • La Liga de Serbia pondría primera el 30 de mayo. Va puntero el Estrella Roja, el equipo de Mateo Ezequiel García, argentino surgido de Instituto.

Bolsonaro: siga el baile

“Los futbolistas, si se infectan con el virus, tienen una probabilidad muy baja de morir. Y eso es debido a su estado físico, porque son atletas”. Jair Bolsonaro –quien ya se ha manifestado hincha de Palmeiras, de Santos, de Botafogo y de Flamengo– viene agitando desde comienzo de mes con la vuelta del fútbol. Como Brasil es un país federal, la decisión no depende sólo del mandamás. Nelson Marchezan Júnior, prefecto de Porto Alegre, alineado con el Presidente, fue el primero que dio luz verde y esta semana ya practicaron Inter y Gremio.

El Chacho Coudet, que se encontraba pasando la cuarentena en Buenos Aires con su familia, agarró el auto y pegó la vuelta a Porto Alegre. Dirige, con barbijo, a grupos de seis futbolistas. Lo más colorido fue lo de Renzo Saravia: el ex Racing, que se incorporó a Inter desde Porto, estaba en Córdoba, pidió un Uber que lo llevara hasta la frontera, otro auto que lo buscara en Brasil y así llegó a tiempo.

La idea es que recomience el Campeonato Gaucho, torneo que disputan doce equipos del estado de Porto Alegre. Con un detalle que agita al mercado televisivo: la siguiente fecha toca Inter-Gremio, que además comparten grupo en la Libertadores. En su el último partido por esa competición terminaron con una batalla campal y ocho expulsados. 

Distinta es la situación del Atlético Mineiro de Jorge Sampaoli: el gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, es opositor a Bolsonaro y, de igual manera que Río de Janeiro y Sao Paulo, rechaza la apertura de la cuarentena. Aún así, a comienzos de la semana que viene harán los test y, si salen bien, comenzarán a entrenarse.

Brasil, por día, tiene cerca de 10 mil contagios nuevos.

La pelota siempre al 10

Lionel Messi pisó al predio del Barcelona con guantes, con barbijos y demostrando que las estrellas complican el distanciamiento social: hinchas y periodistas se agolparon en la puerta del predio para ver llegar al 10. El plantel se somete rutinariamente a tests de COVID-19. Por ahora, ninguno dio positivo –algo que sí ocurrió en Alemania y en Italia–. La prensa española, mancomunada con la italiana, dedica al menos una nota por día a la posible llegada de Lautaro Martínez. Massimo Moratti, histórico presidente del Inter –conserva el cargo aunque la institución milanesa ahora sea propiedad del Grupo Suning de China–, respondió jocosamente a los rumores: “Si viene Messi, nosotros damos a Lautaro”.  

Alguna vez, Messi contó que los dos jugadores con los que más cómodo se sintió son Xavi Hernández y Neymar. Los dirigentes del Barcelona saben que al 10 le gustaría volver a estar con el delantero. Leandro Paredes, compañero del brasileño en el PSG, dijo que Ney se queda en París. El mercado de pases no será sencillo para los culés: al solicitar auxilio al Estado para pagar salarios, deberán pedir autorización para incorporar.

Javier Tebas, un costarricense que se volvió el dueño del fútbol español, amigo de Mauricio Macri, es uno de los principales operadores de la UEFA y de la corporación comunicacional Mediapro para que la pelota vuelva a rodar. “Tiene más riesgo salir a la farmacia que ir a entrenar”, declaró esta semana. 

A Javier Aguirre, entrenador del Leganés, en una entrevista con MARCA, se le escapó una primicia: “Nos acaba de informar la Federación que arrancamos el 20 de junio”. Casi todos los equipos de La Liga han regresado a los entrenamientos. El único que se niega es el Eibar. Sus jugadores y el cuerpo técnico escribieron una carta: “Tenemos miedo”, declararon.

Para conocer mejor al Eibar, este Informe Robinson sobre el club vasco es realmente hermoso y puede alegrarte una tarde. 

Aclaración de vestuario: La obsesión porque vuelva el fútbol masculino no se condice con el femenino. La Primera Iberdrola se dio por terminada y le dieron el título al Barcelona. La Copa del Rey se jugará el año que viene.

El baile de la gambeta

“El escenario para que vuelva el fútbol uno siente que todavía es lejano”, planteó, otra vez, el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens. Semanalmente, algún vocero del gobierno se cruza con esta pregunta en algún programa radial o televisivo y da el mismo panorama. Chiqui Tapia sostiene que la AFA no va a moverse sin el Estado y la Conmebol. 

Sin embargo, el escenario no es el mismo esta semana. Hernán Castillo, periodista de TNT, planteó en la TV un interesante análisis sobre la importancia de la vuelta de las ligas europeas: “En un momento en que los clubes están sufriendo para sobrevivir económicamente, con la activación de Europa, se abre una ventana para los mercados de pases”. Racing, que ya paga el 50% de sus salarios con dinero del Estado, se adelantó: transfirió a Nicolás Oroz al Al Wasl de Emiratos Árabes. 

Según el Observatorio Internacional del Fútbol, Argentina es el tercer país que más jugadores exporta. En 2019, tenía 972 futbolistas repartidos por el mundo, 75,5% en equipos de Primera. Brasil, con 1600, encabeza esta lista, donde lo sigue Francia con 1027. 

Una investigación de Clarín da datos de lo que fue la exportación de futbolistas surgidos de inferiores en la última década:

  • River: 23 jugadores por casi 150 millones de dólares 
  • Boca: 30 por 95 millones de dólares
  • Racing: 19 por 76 millones de dólares (incluye la venta de Lautaro Martínez de 27 millones, hasta ahora, la cifra más alta que se pagó en la historia del fútbol argentino)
  • Independiente: 5 por 19 millones de dólares (su mayor venta no está contemplada en esta categoría, pero es la de Maxi Meza a Rayados de Monterrey)
  • San Lorenzo: 9 por 28 (no transfirió todavía a Adolfo Gaich, su capital más potente)

Pizza post cancha

  • Murió el Trinche Carlovich. Un mito de nuestra pelota. La semana pasada les recomendé el Informe Robinson sobre él. Para no olvidarlo, vale la pena la biografía que escribió Alejandro Caravario: Trinche: Un viaje por la leyenda del genio secreto del fútbol, de la mano de Tomás Carlovich.
  • Kurt Lutman es una de las cabezas más brillantes y más contraculturales del fútbol argentino. Montones de jugadores y de entrenadores peregrinan a Rosario solamente para tomar unos mates y escucharlo. Pateó el tablero el día en que, jugando para Newell’s, hizo un gol y mostró una camiseta con la siguiente leyenda: “Cárcel a Videla y a todos los milicos asesinos”. Su nueva locura es juntar a futbolistas marginados de mala manera por su club e invadir el césped todos en bolas. Acaba de salir su nuevo libro Arco Sur. Se lo piden a @kurtlutman y él se los lleva en bicicleta. 

La manija que genera Last Dance, el último documental de Michael Jordan, parece inmensa. El básquet es un deporte que ha generado hermosos documentales. Sinceramente, no soy un especialista, así que le pedí a los amigos Germán Beder y Sebastián Varela del Río que me dieran una mano en la curaduría. Aquí va un top 5 para que calmes tu sed:

  1. Jugando con el Alma, dirigido por Christian Rémoli, es una indispensable historia de la Generación Dorada. Está en Netflix.
  2. Once Brothers narra la trama de la Selección de Yugusolavia en los noventa, contextualizada en la Guerra de los Balcanes y en la separación del Imperio del Mariscal Tito. La lupa está puesta en la relación de Vlade Divac (serbio) y Drazen Petrović (croata). Es de la colección 30 for 30 de ESPN y te va a romper el alma.
  3. El Dream Team fue el equipo de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992. Jugaban Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird y Scottie Pippen, entre otros cracks. Este documental cuenta lo que fue el mejor básquet de la historia y cómo la NBA aprovechó la ocasión para imponerse globalmente. 
  4. Winning time: Miller vs The Knicks. Talentoso y provocador, Reggie Miller, símbolo de los Indiana Pacers, es el protagonista de este documental que muestra la picante relación que tuvo su equipo contra los de Nueva York. Otro lujo de los 30 for 30 de ESPN.
  5. El último campeón fue Toronto Raptors, el único equipo canadiense en la NBA. The Carter Effect se sumerge en cómo el básquet se popularizó en el país vecino. Está en Netflix.

Esto fue todo. 

Abrazo grande y siempre recordá: nada en la vida es peor que faltar a un fútbol 5 al que ya te habías anotado.

Zequi

Este es el newsletter Prepárense para perder de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Soy periodista desde 2009, aunque pasé mi vida en redacciones con mi padre. Cubrí un Mundial, tres Copa América y vi partidos en cuatro continentes diferentes. Soy de la Generación de los Messis, porque tengo 29 y no vi a Maradona. Desde niño, pienso que a las mujeres les tendría que gustar el fútbol: por suerte, es la era del fútbol femenino y en diez años, no tengo dudas, tendremos estadios llenos.
@zequischer

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.