Política

Todo lo que tenés que saber sobre las vacaciones

Durante la temporada se implementarán los nuevos protocolos en vuelos, hoteles, accesos y balnearios, al igual que los operativos de prevención y contención para evitar la propagación del COVID-19.
mar del plata

Todo aquel que tenga dinero extra para pasar este verano fuera de su casa va a poder salir de viaje. Es un hecho. Como también es indudable que estas vacaciones no se van a parecer a ninguna anterior. Los nuevos protocolos en vuelos, hoteles, accesos y balnearios serán moneda corriente en la temporada, al igual que los operativos de prevención y contención para que el coronavirus no acelere su propagación antes de la llegada de las vacunas al país. 

Dentro de la Argentina, después de ocho meses sin turismo interno, cada provincia define su situación y todavía puede modificarla en función del número de contagios, aunque el gobierno nacional acordó con la mayoría de los destinos turísticos más concurridos que no se solicitará un test negativo de COVID-19 para ingresar ni cuarentena para comenzar a circular.

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

Lo primero que se recomienda llevar a estas vacaciones es paciencia. Los destinos no serán lo que siempre fueron ni los recorridos se parecerán a los que se disfrutaban pre pandemia. Una de las razones es que no estarán permitidas las aglomeraciones: gran parte de los restaurantes trabajará con turnos y se pedirá distanciamiento social en los balnearios. A eso se suma que hay algunos empresarios, quizás los de emprendimientos más costosos, que no habilitarán sus servicios -gastronómicos, hoteleros, de excursiones- porque no consideran rentable abrir para unos pocos. Otros, para no quebrar, necesitan que la temporada sea exitosa y empiece urgente.

Por la pandemia y la crisis económica, este año dejarán de ingresar al país cerca de 5.500 millones de dólares por turismo, según cálculos oficiales. “En años regulares, la Argentina tiene un movimiento de 15 millones de personas durante el verano. En este contexto tan particular, somos optimistas en que habrá un movimiento entre el 60 y 70% de lo que habitualmente tiene, lo cual será muy importante para reactivar las economías regionales”, le dice a Cenital Inés Albergucci, subsecretaria de Calidad, Accesibilidad y Sustentabilidad del ministerio de Turismo de la Nación. La funcionaria explica que “la decisión política de tener una temporada está focalizada en fomentar el turismo responsable”.

El plan del gobierno nacional es comenzar en las próximas semanas una campaña masiva de concientización que tendrá su eje en la importancia de los cuidados personales. Mientras se refuerza el sistema sanitario, a través del Plan DetectAR, nuevos módulos sanitarios y promotores en los centros turísticos, la idea es alentar que la gente use barbijo y evite el amontonamiento.

Viajar por el país

En los últimos dos meses, el ministerio de Turismo nacional trabajó con cada una de las provincias para intentar unificar criterios en los viajes. Autoridades de los destinos turísticos con menor cantidad de casos por habitante, como Misiones o Corrientes, se mostraron más reticentes en la negociación porque temen que la circulación masiva derive en un rebrote epidemiológico, mientras que intendentes bonaerenses y de los principales centros urbanos del país presionaron para la promoción de un turismo responsable.

Lo que se consiguió hasta el momento es que el 90 por ciento de las provincias que concentran el movimiento turístico del verano (provincia de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta, Tucumán, Jujuy, Tierra del Fuego y Chubut) no pidan PCR negativo, seguro de viaje, ni cuarentena para ingresar, lo cual para la cartera a cargo de Matías Lammens es interpretado como un incentivo para viajar.

Provincia de Buenos Aires y Córdoba, por ejemplo, van a exigir el registro Vacacionar, que es una declaración jurada que emite el gobierno nacional. Río Negro pide algo similar, pero el formulario se descarga desde una aplicación provincial. La aplicación CuidAR sólo será obligatoria en Mar del Plata, aunque puede servir en todos los casos para tener la documentación en el celular. El gobierno nacional invita a cargar los datos en el registro Vacacionar aunque su destino no lo demande, para contar con información sobre el flujo turístico.

Las tres provincias que continuarán con el requisito de un testeo con resultado negativo para que se permita el ingreso son Ciudad de Buenos Aires –que hoy demanda un test de saliva, que es menos costoso y engorroso que el hisopado del PCR-, Misiones y Corrientes (PCR). No se descarta que, si la situación epidemiológica marcha bien, la condición se flexibilice en esas provincias, pero lo definirá cada gobernación, al tiempo que algunas familias hacen cuentas sobre los siete mil pesos que cuesta un hisopado.

La provincia de Jujuy, por citar otro caso, les demanda a los turistas el certificado de afiliación a una obra social, sindical o prepaga que tenga delegaciones en esa jurisdicción o que se contrate un seguro de viaje. Las prepagas ya empezaron a recibir llamados para solicitar la constancia de cobertura.

También puede ocurrir que los requisitos sean distintos entre ciudades o municipios. Bariloche pide una declaración jurada en mano; y Rosario y Santa Fe piden Certificado único habilitante de circulación y declaración jurada de estado de salud de la aplicación de la provincia.

Las ciudades que demoran en resolver su protocolo se pierden reservas porque hay quienes resuelven sus vacaciones según dichos requisitos. “Aún no podemos medir la magnitud de esta crisis. Ahora que el Comité Operativo de Emergencia de Santa Cruz nos aprobó el 5 de diciembre como fecha de apertura, podríamos recibir entre el 10 y el 15 por ciento de los turistas que recibimos en las últimas temporadas”, advierte ante este medio Oscar Souto, secretario de Turismo de Calafate. En esa ciudad, es probable que no puedan aprobarse los cruceros y navegaciones de todo el día. Explica Souto que “se está trabajando con tarifas de marzo, más accesible que nunca, y con la mirada en nuevas propuestas para el otoño/invierno 2021”.  

Otro punto a tener en cuenta es qué pide cada distrito para el regreso al hogar. La Ciudad de Buenos Aires ya publicó en su Boletín Oficial que, a partir del 8 de diciembre, cualquier no residente que quiera entrar o cualquier porteño que quiera volver -mientras sean mayores de 12 años- deberán firmar una declaración jurada y hacerse un test de saliva al momento del arribo, en el aeropuerto de Ezeiza o la terminal de micros Dellepiane (Retiro continúa en obra). Quienes ingresen en auto, recibirán un SMS y deberán hacerse la prueba en los centros de testeo de Costanera Sur. Los test serán cubiertos por las obras sociales y seguros médicos o por el gobierno porteño. Sólo deberán pagarlos quienes residen en otros países. En doce horas, llega el resultado y, de ser positivo, se requiere aislamiento.  

Para no marearse, los requisitos de cada una de las provincias están plasmados en una página web. Lo que todavía no logró unificarse es la fecha en la que cada distrito abre su temporada a turistas de todo el país. El Poder Ejecutivo nacional ya habilitó la circulación a todos los destinos pero se requiere también la autorización provincial. Hay quienes sacaron pasajes a riesgo y ahora esperan que el destino abra sus puertas para recibirlos.

La provincia que gobierna Axel Kicillof ya empezó su temporada con 13 protocolos, que incluyen no habilitar espacios comunes en alojamientos, hasta 30% de capacidad en piletas, aire acondicionado sólo en habitaciones, y distancia de al menos dos metros en las playas.

Córdoba abre en diciembre para sus residentes y recién en enero para el resto del país. Río Negro abrió sus puertas este viernes, pero hay provincias que eligen hacerlo a mediados de diciembre o en enero. Las diferencias obedecen, sobre todo, a la situación sanitaria y al tiempo que toma la preparación de los equipos de salud para la ocasión.

Los más astutos empezaron a resolver su verano hace unos meses y consiguieron mejores precios para los alquileres de quintas con pileta. Ahora la búsqueda se complicó y los precios, también: los acuerdos son en dólares y van de los 3.000 por mes a 12.000 por toda la temporada.

Qué pasa si un turista se contagia

"El protocolo indica que, si alguien se contagia durante las vacaciones, la prioridad es que pueda volver a su casa en su auto particular o proveyéndole medios de transporte", explicó Lammens en Ahora Dicen, por Futurock.

Por este riesgo es que algunas provincias planean solicitar seguro de viaje especial por fuera de la prepaga u obra social, algo que el gobierno nacional consiguió evitar en la mayoría de los distritos. Río Negro, por ejemplo, lo pedía hasta el 4 de diciembre y, desde entonces, no.

En los principales destinos, el ministerio de Salud de la Nación ubicará puestos sanitarios para atención a pacientes con COVID que ya no tengan dónde hospedarse si se termina su estadía en hotel o residencia. Ese servicio será costeado por el turista, si tiene síntomas leves o si es asintomático.

Albergucci, del ministerio de Turismo, detalla que hay un Consejo Interministerial conformado para la apertura progresiva y responsable del turismo, y así se acordó con Obras Públicas la construcción de 19 Centros Modulares Sanitarios. Si los síntomas de un caso positivo se agravan y hay que internar o trasladar, la respuesta estará a cargo del sistema sanitario y la infraestructura hospitalaria local.

Los que viajan al exterior

Los viajes desde la Argentina estuvieron permitidos todo el año, aunque durante unos meses no hubo casi oferta de vuelos. No hay restricciones para salir del país. Hasta hace unos días, al regreso de su viaje al exterior, el pasajero debía hacer cuarentena. Como no siempre se cumplía, Migraciones y el ministerio de Salud resolvieron que el ingreso se haga con PCR negativo, a pesar de que, si el pasajero estuviera recién contagiado, es posible que el resultado sea un falso negativo. Explican los especialistas que la exigencia del test podría resultar mejor que nada. Los extranjeros sólo pueden entrar de países limítrofes.

En Buenos Aires, todos los aviones despegan y aterrizan en Ezeiza, ya que Aeroparque está cerrado por obras de remodelación. Por el momento, la Administración Nacional de Aviación Civil no habilitó el aeropuerto de El Palomar para vuelos comerciales.

Aerolíneas Argentinas anunció que vuelven para la temporada de verano los vuelos a Roma, Nueva York, Bogotá, Cancún, Punta Cana y Salvador de Bahía. Se deben chequear los requisitos que cada país pide para el ingreso, incluso si toca una escala en algún país que no sea el de destino. En el turismo general de enero y febrero, local e internacional, después de una buena temporada para la aerolínea de bandera en 2019, hoy se calcula un 80% menos de ingresos en dólares por los pasajes de enero y febrero.

Previaje

El gobierno nacional celebra los primeros resultados del programa oficial de preventa turística Previaje, que permite que el viajero reciba la mitad de sus gastos a modo de crédito para hacer más compras en el sector turístico desde la fecha del viaje hasta el 31 de diciembre de 2021. Antes de sacar, conviene chequear que la empresa a contratar esté inscripta en el programa.

A la fecha, se superaron los cinco mil millones de pesos en ventas, es decir, unos 2.500 millones de inversión del Gobierno, de los 15.000 millones que anunció que pondría. Son 275 mil turistas que se concentran sobre todo en el verano, y hay tiempo hasta fin de año para sacar para todo 2021. Salvo por el Hot Sale de septiembre, la venta de servicios turísticos estuvo estancada desde marzo y el Previaje resultó, a la vista del Gobierno, una medida reactivadora.

Los principales destinos: provincia de Buenos Aires, Río Negro -con Bariloche como epicentro-, Córdoba, Ushuaia, Calafate, Mendoza y las Cataratas del Iguazú.

Además de la “p” de “previaje”, este verano requiere otras tres, sin las cuales convendría no tomarse vacaciones: prudencia, paciencia y prevención.

Escuchá nuestros podcasts
Me siento periodista desde antes de terminar la escuela, cuando colaboraba en programas de Rock & Pop y Supernova. Trabajo en Información General; salud y educación son mis temas preferidos. Hice tele de chica y madrugué siete años para el aire de Metro. Hoy soy conductora de Ahora Dicen en Futurock. Trato de no ser tan porteñocéntrica.
FlorHalfon
MÁS DE Política

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.