Infinito punto verde

¿Se puede cambiar desde adentro?

Empezamos con un picadito de actualidad ambiental. Luego te traigo una conversación con Sofía Díaz Velez, de la empresa QM, sobre cómo es impulsar las renovables en el mundo Oil&Gas y cuáles son las posibilidades y dificultades de la transición energética desde adentro.

¡Hola! ¿Cómo estás?

Espero que mejor que yo, que pasé toda esta semana sin agua caliente. Por suerte fueron los días más fríos del año y bañarme con agua congelada fue un plan súper placentero. 

Hoy vamos a repasar algunos temas de actualidad, pero sobre todo meternos en una conversación con Sofía Díaz Velez, una ingeniera industrial que trabaja en la empresa QM llevando adelante proyectos de energía renovable. La conocí en un Meet por otro tema y me pareció tan interesante su historia y su trabajo para ver en la práctica las cosas que siempre charlamos acá. Así que le pedí si podía hacerle unas preguntas y como accedió amablemente hoy la tenemos como invitada en el news y esto me pone muy feliz.

Empecemos.

Algo de actualidad

Default ambiental. El jueves fue el día del default ambiental o sobregiro ecológico. Es el día en el que la humanidad agota los bienes naturales que la Tierra puede generar en un año. A partir de ese día, que se va corriendo cada año, estamos en déficit ecológico: necesitamos más de un planeta para abastecernos. Recomiendo mucho este hilo de Ahora Qué para profundizar en el tema. En las siguientes imágenes vemos la cantidad de Tierras que necesitaríamos si toda la población mundial viviera como en los diferentes países:

Energía distribuida. La Legislatura de Neuquén aprobó la adhesión al “Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Eléctrica Pública”. Es decir que usuarios y pymes neuquinas podrán generar energía renovable para consumo propio y vender a la red lo que no utilicen.

Paraná. Habrás visto que sigue la bajante del Río Paraná. Ya lo charlamos pero te recomiendo esta entrevista al climatólogo Leandro Díaz en el programa Qué mundo nos dejaron y esta nota en El Grito del Sur donde profundiza en los riesgos para la provisión de agua. También siguen los focos de incendios en el Delta del Paraná. César Massi está haciendo un trabajo súper importante relevando la cantidad de hectáreas incendiadas.

JJOO. Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020/2021 se autoproclaman como los más sustentables de la historia. Al respecto te recomiendo este post de Agustina Legasa (Blonda Verde) que, retomando la frase de Dafna Nudelman (@lalocadeltaper) “si todo es greenwashing, nada es greenwashing”, hace un análisis de las acciones verdes de los juegos. Entre ellas, las camas de cartón reciclado, la vegetación nativa en los espacios verdes, 100% de provisión energética renovable y las 5.000 medallas hechas de materiales recuperados de residuos electrónicos.

Costa Rica. El jueves la Asamblea Legislativa votó un proyecto de ley que buscaba prohibir la explotación de combustibles fósiles en el país. No alcanzaron los votos necesarios. De todas formas, la explotación y exploración está prohibida por decreto en todo el país. Aprovecho para dejarte una foto de ese hermoso lugar.

Vamos a la charla con Sofía

-¿A qué se dedica QM?

-Arranco con la historia. Es una empresa metalúrgica marplatense que nació en el año 2004 y sus primeros equipos tenían que ver con la criogenia (una tecnología que te permite almacenar gases en estado líquido y así necesitás mucho menos volumen para almacenarlo y transportarlo). También empezaron a hacer equipamientos de servicio a pozo para extracción de hidrocarburos no convencionales y ese sector, con el despegue de Vaca Muerta, creció muchísimo y se convirtió en su negocio principal.

-Contame un poco de vos, ¿qué estudiaste y cómo llegaste a QM?

-Ingresé a QM en 2015, estaba terminando la carrera, estudié ingeniería industrial y estaba haciendo el trabajo final que era un estudio de factibilidad sobre el aprovechamiento de la energía undimotriz en Mar del Plata. La energía undimotriz es un tipo de energía renovable que está en exploración a nivel mundial y consiste en aprovechar la energía del oleaje para la producción de electricidad.

-¿Qué proyectos de energía renovable tienen en QM? ¿Cuál es tu rol en ellos?

-Dentro de  QM tenemos dos proyectos en relación a energías renovables. Uno es un proyecto de investigación y desarrollo que tiene que ver con la energía undimotriz y otro es un proyecto de ensamble de un aerogenerador que está terminando en este momento. Mi rol es justamente desarrollar el área de energías renovables dentro de la empresa. Entonces lo que hago es proponer proyectos y ver la manera de llevarlos a cabo. En el caso de un proyecto que ya salió, como el del aerogenerador, es liderarlo: estuve a cargo de todo el ensamble.

-¿De qué se trata el proyecto de undimotriz?

-El primero con el que empezamos es el de energía undimotriz. Lo primero que hicimos fue ver todas las tecnologías que estaban disponibles en el mundo y su estado actual. Luego la idea era instalar una planta piloto. Y ahí empezamos a encontrarnos con un montón de problemas. 

En 2017 nos articulamos con un grupo de investigación en energía undimotriz de la UTN de Buenos Aires que venía trabajando desde 2009 con el desarrollo de un prototipo. Pero en el camino nos dimos cuenta de que faltaban resolver varias cuestiones antes de poder instalar una planta piloto en el mar. 

Por ejemplo, necesitábamos datos del oleaje de Mar del Plata y resulta que no existen. Aunque me encontré con Bárbara Prario, una oceanógrafa que trabaja en el servicio de hidrografía naval en la estación de observaciones costeras de Mar del Plata y hace ocho años toma datos del oleaje por medio de observación directa, no cuenta con un aparato para medirlo. 

Más allá de estas dificultades, tenemos este proyecto donde tratamos de impulsar el desarrollo de la energía undimotriz en nuestro país. Lo que podemos aportar es trabajar en las facilidades, ya estamos gestionando todas las autorizaciones y una vez que se apruebe podríamos dar el lugar para que se prueben varios convertidores y dentro de la empresa fabricar todo lo que nos propongan.

-¿Y el de energía eólica?

-En 2017 se lanzó el programa Renovar donde se empezó a dar beneficios a los proyectos que tenían componente nacional. A su vez, en esa época incrementamos nuestra capacidad de izaje (capacidad de levantar objetos) de 32 toneladas a 80. Esta combinación nos permitió empezar a presentarnos como proveedores de servicio de ensamble. Si bien no prosperó ningún proyecto en ese momento, a finales de 2019 cerramos un acuerdo con NRG Patagonia. Es una empresa argentina de Comodoro Rivadavia que tiene una patente por un modelo de aerogenerador del cual instaló uno de 1.5 MW en 2008 en Comodoro y ahora adaptaron el diseño del aerogenerador para los vientos de la provincia  de Buenos Aires. Entonces, el proyecto en el que estamos trabajando se va a instalar en Cerro de la Gloria, Castelli.

Es loco porque cuando se empezó a hablar de estos temas de las energías renovables, la mayoría de las empresas y cooperativas de electricidad estaban a la defensiva, pero la de Castelli lo tomó como una oportunidad. Y así terminaron cerrando para comprar este aerogenerador y nosotros conseguimos nuestro primer proyecto de ensamble de aerogenerador que ya falta poquito para verlo instalado.

Algo importante respecto de este aerogenerador es que tiene un 70% de inversión productiva real en industria nacional. Eso está zarpado porque no es que el 70% del molino es nacional, pero sí que cuando vos metés en la ecuación todo lo que tiene que ver con la obra civil y la instalación llegás al 70. Si mirás solo el aerogenerador es alrededor del 40-50%. 

-¿Cómo surgió el interés de QM por el sector de renovables?

-En 2015 QM estaba a full entregando 15 equipos mensuales para Vaca Muerta, era una locura. Y al año siguiente tuvimos una reunión donde el directorio comunicó a toda la empresa que se venían años muy difíciles porque se estaban dando dos condiciones. Por el lado internacional, ocurrió una baja enorme del precio del barril de petróleo. Eso hacía que todas las empresas clientes de QM en sus presupuestos anuales para la compra de equipamiento estuvieran todas en cero. Por el lado local, Argentina empezó a sacar un decreto que permite la importación de equipamiento usado con tasa 0.  

Así fue que salí de esa charla y lo primero que hice fue enviarles mi trabajo final sobre la energía undimotriz y decirles que sería algo que estaría bueno desarrollar en el mediano plazo. Así empezó.

-¿Con qué desafíos te encontrás en tu rol en particular?

-Creo que el mayor desafío es trabajar con la tolerancia y la frustración. Me pasa que es como si viviera en una realidad paralela. Me la paso viendo resúmenes del IPCC (el panel intergubernamental de cambio climático) y diciendo que el petróleo pasó de moda y me doy vuelta y veo cómo el mercado sigue demandando set de fracturas para fracking. Y, además, es un mercado del cual, por más consciente que sea con mis hábitos, yo misma sigo siendo parte y lo demando. He escuchado en reuniones que decían que si Vaca Muerta deja de extraer, en dos meses Argentina se queda sin gas. Somos dependientes de esto. 

Falta todavía una transformación muy grande porque todo está interconectado. La llegada del gas a los hogares es importante porque la gente necesita calefaccionarse, el Parque Industrial de Mar del Plata necesita más gas, para que haya más industrias y que puedan darle trabajo a más gente en la ciudad con mayor desempleo del país. Entonces tenemos este desafío doble, de que más personas accedan a la energía, pero a la vez que sea cada vez más sustentable.

-¿Ves que avanza la transición en el rubro Oil&Gas?

-Sí, estoy viendo que está empezando a existir un interés en las empresas que se preguntan por qué se está reclamando esto y hace poco tuve la oportunidad de poder explicar qué es el IPCC, cómo se conformó, todos los informes, el Acuerdo de Escazú, cómo cada vez va a haber más participación de la sociedad en la toma de decisiones, lo cual celebro profundamente, y que ellos se tienen que preparar para que vengan y los observen y que tienen que empezar a hacer las cosas mejor.

Yo creo que faltan años para que dejemos de usar fósiles. Para una matriz con predominancia renovable necesitas una generación de respaldo que te permita cubrir los picos que en algún momento podría ser el hidrógeno o baterías, pero hoy lo más accesible y que ya tenemos son las centrales de gas que se pueden prender y apagar muy rápido. Entonces probablemente tengamos que seguir quemando gas, pero el tema es no hacerlo en el porcentaje que se hace hoy en día en nuestra matriz energética.

-¿Pensás que eventualmente y con los incentivos correctos las empresas dedicadas al mundo de los hidrocarburos se pueden reconvertir? 

-Lo primero que tiene que ocurrir en el corto plazo es que las empresas de hidrocarburos en Argentina se comporten de la misma manera que en Estados Unidos. No puede ser que si allá solo está permitido un motor específico, acá estemos usando modelos que tienen muchas más emisiones solo porque es más barato y tiene menos costos de operación. El proceso para extracción de hidrocarburos no convencionales genera gran cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero y debería ser obligatorio para todas las empresas trabajar en planes para reducir sus emisiones, pasando de diésel a gas sus operaciones, por ejemplo.

Después, sí creo que las empresas del rubro han desarrollado una gran capacidad de desarrollo de tecnología y ejecución de proyectos que puede ser parte de la producción de hidrógeno, por ejemplo. 

-¿Cómo ves la transición energética en Argentina?

-Pienso que nuestra matriz tiene que tener mayor participación renovable y que tiene que ser con tecnología nacional porque si no vamos a seguir dependiendo de la importación de tecnología y nunca desarrollarnos. Acá también entran en juego la energía nuclear y la captura de carbono (sacar carbono de la atmósfera). Ahí otra paradoja es que en muchos casos son justamente las empresas del Oil&Gas las que tienen la capacidad de desarrollar este tipo de tecnologías.

Me gustaría hacer un cálculo de cuánto es el mínimo indispensable de gas que necesitaríamos para que -en combinación con la eficiencia energética y el consumo responsable- la gente pueda vivir bien. Eso nos permitiría ver cuánto se necesita extraer y cuál es el límite. No creo bajo ningún punto de vista que eso requiera que pisemos el mar.

-¿Y QM?

-Ojalá salgan más proyectos de renovables, trabajo para eso y para liderar el desarrollo de la tecnología para la energía undimotriz. Al menos liderar la articulación entre las universidades y otras empresas que se quieran sumar. Sueño con un proyecto nacional de energía undimotriz. 

No quiero editorializar demás porque me parece que está todo dicho, pero sí resaltar unas poquitas ideas que me parecen centrales: i) la articulación entre el sector privado y el de ciencia y técnica, ii) las políticas públicas, iii) las empresas que se arriesgan a explorar sectores nuevos, iv) la presión social y iii) las personas que empujan para que los cambios sucedan.

Eso es todo por hoy, espero que la entrevista a Sofía te haya enseñado e inspirado tanto como a mí. 

Te mando un abrazo, nos leemos en dos semanas. 

Eli

PD: Si te gusta lo que hacemos en Cenital, podés apoyarnos por acá.

PD2: Al cierre de esta edición volvió el agua caliente a mi hogar así que encaro el fin de semana con alegría.

Este es el newsletter Infinito punto verde de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Soy Licenciada en Ciencias Ambientales, Magíster en Políticas Públicas y Becaria Doctoral en Ciencia Política en la UNSAM. En todos los ámbitos que puedo me dedico a sumergirme en los dilemas que nos presenta el desarrollo sustentable, uno de los mayores desafíos que enfrentamos en este siglo. Me mudé a un departamento en CABA hace poquito, así que estoy aprendiendo a ser porteña y tener plantas y compost en el balcón.
@elimohle

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.