Mundo

Radiografía de la asistencia China

En medio de la pandemia, Beijing brindó ayuda sanitaria a 127 países. Su impacto en el tablero global.

“Somos olas del mismo mar, hojas del mismo árbol, flores del mismo jardín”, rezaban las cajas con ayuda sanitaria que China envió a Italia, haciendo referencia a las palabras del filósofo romano Lucio Anneo Séneca. La modalidad, que en algunos países denominaron la “diplomacia de las mascarillas”, se repitió en otras partes del mundo.

Ayuda para todos

Desde que el virus se expandió de la provincia de Wuhan al resto del mundo, China envió ayuda sanitaria a 127 países. Mascarillas, ropa protectora y reactivos de pruebas fueron parte de las cajas que en algunos casos llegaban con frases amistosas, como el propio caso de la Argentina. "Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea", fue la frase elegida del Martín Fierro, que estaba acompañada por una bandera china y una argentina.

China envió además equipos médicos a 11 países, y realizó más de 70 videoconferencias con expertos en más de 150 estados. Un dato no menor, es que mientras Donald Trump anunció el pasado 14 de abril que suspendía el pago de Estados Unidos a la Organización Mundial de Salud (OMS), a la cual acusa de ‘chinocentrista’, el gobierno de Xi Jinping anunció el 11 de marzo un pago de 20 millones de dólares. Esta semana, informaron que entregarán otros 30.

“China es una firme defensora del multilateralismo y atribuye suma importancia a la cooperación internacional en materia de salud”, explica a Cenital el portavoz de la Embajada de China en territorio argentino, Yi Yuanqing. “Numerosas empresas manufactureras chinas están produciendo a contrarreloj materiales sanitarios para cubrir las necesidades de Argentina y del resto del mundo. Un creciente número de gobiernos de provincias y ciudades hermanas chinas manifestaron su disposición de donar insumos sanitarios”, agrega el funcionario asiático.

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

Además de la ayuda del gobierno chino, también se destacó el envío de la Fundación Jack Ma, creada por el multimillonario fundador del gigante de tecnología Alibaba. El empresario envió millones de máscaras, kits de prueba y otros suministros médicos a diversos países del mundo, desde África, Asia y Latinoamérica.

En cuanto a las denuncias de Trump sobre el supuesto ocultamiento de China con respecto a la cantidad de casos y las acusaciones a la OMS de haber sido cómplice del encubrimiento, el portavoz afirma que su país “cooperó intensamente con la OMS, informado oportunamente los datos de la emergencia sanitaria, ha compartido la secuencia genética del virus y ha mantenido una comunicación abierta sobre los planes de diagnóstico y tratamiento sobre el desarrollo e investigación sobre los medicamentos y las vacunas”.

¿Reordenamiento mundial?

Además de considerar que la ayuda sanitaria que brinda China tiene como finalidad lavar la imagen internacional por haber sido el país donde se inició la enfermedad, algunos analistas ya empiezan a hablar de la intención del país gobernado por Xi Jinping de empezar a tomar espacios de poder clave en el mundo, que a priori podría ir librando Estados Unidos, que actualmente enfrenta el mayor foco de contagio, con más de 870 mil infectados y más de 50 mil muertos.

“Creo que los efectos globales de toda esta crisis están lejos de ser evidentes. Por un lado, parece claro que China estaba más preparada para afrontar una crisis de este tipo, y me atrevería a decir que cualquier crisis en general. Hay algo notable en el hecho de que Occidente en general aún no comprende la magnitud del proceso de modernización chino de las últimas décadas y las transformaciones estructurales para la economía global”, advierte en diálogo con Cenital, el candidato a doctor en Política Internacional por la Universidad de Fudan en Shanghai, China, Santiago Bustelo.

Para el especialista, no solo China reaccionó de manera más “contundente y eficaz” que Estados Unidos o Europa, sino que es algo que también se extiende a otros países de la región asiática. “Más allá de reordenamiento político global, creo que puede decirse que quizás cristaliza un fenómeno que se vienen dando hace décadas: el traslado del centro dinámico de la economía global del Atlántico hacia el Este Asiático”, asegura Bustelo.

Inversión china en África

“En los últimos 20 años, China ha dedicado una enorme energía diplomática y recursos financieros a África, un continente con una población de 1.200 millones, crecimiento demográfico acelerado y que cuenta con más de una cuarta parte de los escaños en las Naciones Unidas”, resalta Bustelo sobre la relación entre el país asiático y los estados africanos. Sin embargo, el especialista remarca que las conexiones entre ambos espacios comenzaron durante el maoísmo en la década del ‘70 en el marco de la “solidaridad con el tercer mundo”, a través del envío de trabajadores para construir líneas ferroviarias. 

“Los países africanos le han dado la bienvenida a las inversiones, bienes de capital y préstamos chinos. A lo largo del continente China ha construido rutas, líneas ferroviarias y tendidos eléctricos. Se estima que China financió proyectos de infraestructura por valor de unos 150 mil millones de dólares en la última década en el continente. Estas obras se han ejecutado no sin contratiempos, falencias y contradicciones, pero en general han sido exitosas en fomentar el desarrollo del continente más rezagado del planeta. Cada vez más países están ingresando oficialmente en la iniciativa de la Franja y la Ruta”, explica el analista internacional.

¿Qué pasa con la deuda?

Desde el gobierno de Trump en más de una ocasión se advirtió sobre las inversiones china en el mundo, especialmente en lo que pasa en África y lo que sería “una trampa de la deuda”. De acuerdo a lo que explica Bustelo, el republicano asegura que China busca endeudar a los países a niveles máximos para que luego, tras un default, el gobierno comunista se quede con activos físicos de esos países y a su vez ganar mayor influencia y apoyo político.

“Con sus exportaciones de productos básicos cayendo en picada en medio de la crisis económica mundial, los deudores a China en África y Asia pronto se enfrentarán a una opción horrible: empobrecer a su población para pagar el servicio de la deuda a China o incumplir y perder activos nacionales claves, que publicaron como garantía para Beijing”, escribió Charles Lane en The Washington Post, alertando sobre la complicación que tendrán los países que accedieron a las inversiones chinas.

Bajo el título “La crisis nos enseñó el verdadero costo de hacer negocios con China”, el editorialista económico alerta sobre los préstamos, habla de los “riesgos de secreto chino” y  cuestiona que las inversiones estén a cargo de bancos estatales y de que estén fuera del alcance de los monitores del Club de París y del Instituto de Finanzas Internacionales. 

Para Bustelo, no hay ninguna evidencia de que China haga una “trampa de la deuda”, debido a que hasta el momento nunca se tomó ningún activo africano por falta de pago.  Además cuenta que los gobiernos de África siguen dando la bienvenida a las inversiones sin injerencia política, y cree que en el contexto de pandemia el país gobernado por Xi Jinping van a poder negociar sus endeudamientos. “Creo que China tiene más que buenas razones para adoptar una postura flexible, dispuesta a renegociar los términos de los préstamos”, agrega el especialista.

Hay que decir que con respecto a la encrucijada de la decisión que tendrán que tomar los mandatarios sobre empobreces a la población o incumplir que plantea Trump, la situación no pareciera ser muy distinta a lo que sucede cuando los gobiernos adquieren préstamos de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

¿Qué hay que seguir?

China reportó más de 82 mil contagios y más de 4600 muertos por el Covid-19. Pese a las acusaciones de cierto ocultamiento sobre los números reales de enfermos y decesos, el país asiático queda mejor parado con su ayuda sanitaria, cuando las noticias que llegan hablan hasta de secuestros de respiradores de un Estado a otro. 

Para hablar de un posible reordenamiento global dado por los espacios de poder y decisión que China puede tomar en detrimento de Estados Unidos posiblemente haya que esperar unos años para conocer su alcance. Bustelo trae a colación una anécdota para graficar: “En 1972 le preguntaron al líder chino, Zhou Enlai, cuál era su visión sobre el impacto de la Revolución Francesa, a lo que respondió de forma célebre: ‘aún es demasiado temprano para sacar conclusiones’. Luego se descubrió que Zhou Enlai se refería a los acontecimiento del Mayo del ´68 y no a la revolución de 1789. Sin embargo, la anécdota aporta un marco para analizar algunas visiones actuales sobre los efectos de la pandemia de Covid-19 en el escenario global y la supuesta victoria de China”.

Escuchá nuestros podcasts
Soy periodista de política internacional. Me interesa lo que pasa en Latinoamérica, Medio Oriente y el Magreb. Hago radio en Nacional AM870 y Futurock. Soy del rojo por herencia familiar y de Colo Colo por amor, voy en bici a todos lados y me malhumoro cuando se me pincha una rueda.
@aletimartinez
MÁS DE Mundo

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.