Off the record

La Piedra Negra de la deuda

El comunicado del JxC aceleró las internas en el PRO mientras el oficialismo presentó la última oferta para reestructurar la deuda.

Hola, ¿cómo estás? Espero que bien. ¿Te acordás que hablamos de “tentaciones extremistas” hace 15 días? Bueno, todo lo que se diga en este país, al tiempo parece poco. Así que carpe diem, porque mañana es peor.

La Piedra Negra de la deuda

El Gobierno publicó ayer su última oferta para renegociar la deuda pública de Argentina tal y como anticipó #OffTheRecord en su última entrega. Hubo reconocimientos y críticas a la posición local. Una de ellas fue la demora en los tiempos de la negociación. Hagamos historia: la primera reestructuración después del default de 2001 fue tres años y medio después y consiguió una adhesión del 75%. Sin embargo, para alcanzar el 97% tuvimos que esperar hasta el año 2010. Como contraejemplo de una negociación rápida, en 2016 el acuerdo con el 3% de holdouts que encabezó el ultracrítico Alfonso Prat-Gay duró un (1) mes. En ese momento, nuestro país pagó el 110% de lo que pedían los fondos. 

En esta instancia, a Martín Guzmán le habrá llevado ocho meses y, si todo sale bien, reconocerá el 50% del valor que los acreedores tienen en su poder. Como plantea Emmanuel Álvarez Agis, la discusión sobre lo largo o corto del proceso no puede estar desvinculada del resultado final: “Si uno al cabo de 8 meses de negociación termina pagando por un departamento la mitad de lo que el propietario pedía por el alquiler, no sería nada razonable plantear que ese mismo resultado podría haberse conseguido el primer día”.

Al comienzo de la negociación Argentina empezó ofreciendo 40 centavos por cada dólar de deuda y fue mejorando la oferta hasta los 53,5 actuales. Si ponemos el ojo en los acreedores, su primera propuesta fue de 75 (en realidad de 90, pero omitámosla para que la cancha se incline menos). Esos mismos acreedores ofrecen hoy 58 (el monto que proponía Daniel Marx cuando la Argentina ofertaba 41) y ahora estudian si aceptar la oferta de 53,5. Si uno lo midiera así (que no es demasiado seductor desde el punto de vista de un análisis integral), los bonistas habrían cedido más que la Argentina.

Luego de esta mejora hay una duda que sobrevuela el escenario: ¿Es sostenible la nueva oferta por parte de Argentina? “Sí. La nueva oferta implica un esquema de pagos con un cupón promedio de 3,2% (contra el 6% actual). La primera oferta de Argentina implicaba un alivio de 41.500 millones de dólares, mientras que el actual se reduce a 30.000 millones. Esos 11.500 millones de dólares adicionales implicarían una amenaza para la sostenibilidad de la deuda argentina. Sin embargo, el esquema de pagos abarca el período 2020 a 2046. Si se toma en cuenta eso, Argentina mejoró su propuesta por el equivalente a 0,1% de su PBI por año. En el mismo sentido, y asumiendo que la República va a ofrecer lo mismo para los tenedores de deuda con ley local, el esquema de pago no vulnera ninguno de los dos criterios de sostenibilidad establecidos por el FMI”, explica Álvarez Agis. 

Uno de los aspectos que se escapa del proceso son los elementos intangibles. Guzmán y su equipo hicieron un trabajo muy fino con el FMI, el Tesoro de los Estados Unidos, los ministros de finanzas de otros países, el G20 et al. No sólo tuvieron que sufrir presiones externas sino obstáculos internos de algunos integrantes de la coalición aunque siempre contaron con el apoyo irrestricto del Presidente Alberto Fernández. Así las cosas, resta esperar la respuesta de los acreedores de lo que, insistimos, será la última oferta de nuestro país. 

El comunicado de la discordia

El chat del Consejo Nacional del PRO ardía. Mientras la titular del partido, Patricia Bullrich, proponía publicar un comunicado que sugiriera una vinculación del crimen de Fabián Gutiérrez con el Gobierno nacional, dirigentes como Néstor Grindetti o Jorge Macri preferían tomarse el tiempo a que aparecieran indicios que permitieran interpretar que no se trataba de otro caso policial más. “Por más que después nos llamen ‘palomas’ prefiero esperar”, planteó Grindetti, uno de los más molestos. Casi en simultáneo, el comunicado -visiblemente despoblado de firmas- se publicaba en la cuenta oficial de Juntos por el Cambio. Acto seguido, varios de los integrantes abandonaron el grupo de WhatsApp.

Quien redactó el documento fue el ex Coordinador de Políticas Públicas de la Jefatura de Gabinete de Ministros, Hernán Iglesias Illa. Iglesias Illa es la trasposición a la política del sueño de un operador financiero: inversión mínima (en aciertos, en integridad), rendimiento personal superior al máximo. Iglesias Illa es, qué duda cabe, un BoBo, en su acepción de bourgeois bohemian (burgueses-bohemios), un perfil que cultivó y edificó en su paso por New York. La cadena de errores y fracasos que enhebró como mano derecha de Peña desde el 10 de diciembre de 2015 no lo privó de readaptar su sueño de transformarse en un Jon Favreau criollo para terminar haciéndole de ghostwriter a Patricia Bullrich. No todos fueron tropiezos para este artista del error: Golden boys, uno de sus libros, es una obra que recomiendo con énfasis.

El comunicado generó varias repercusiones. Desde las más laterales, como determinar una mesa de comunicados con un representante de cada tribu que evite estas desavenencias, hasta la evaluación del apartamiento de Bullrich como titular del partido. Empresa de cumplimiento imposible: Bullrich dice todo lo que Macri desearía, pero no puede. Las reuniones de ayer a la mañana en el PRO bonaerense y a la tarde en un zoom del que participaron Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal entre otros tuvo como objetivo una suerte de reordenamiento interno del partido. Además, concluyeron armar una mesa ejecutiva que, de aprobarse, constaría de ocho integrantes:

  • De Andreis y Bullrich por Macri
  • Santilli y Machiavelli por Larreta
  • Ritondo y Jorge Macri por Vidal
  • Humberto Schiavoni y Federico Angelini por el interior

Los racionales del off plantearon instancias de consulta antes de manifestaciones públicas bajo amenaza de abandonar los lugares claves en la estructura orgánica del partido. En voz baja se cuestionan un pecado original: el rechazo de Vidal a la conducción del PRO en diciembre de 2015. Sin embargo, si uno mira bien la nueva conformación no son cuatro grupos con dos lugares cada uno sino tres, de los cuales uno de ellos tiene cuatro sillas: Larreta-Vidal es una sociedad de difícil disolución. A Bullrich no la desplazaron, pero le intervinieron el partido.

¿Será justicia?

El apartamiento de Federico Villena de la causa de espionaje generó diversas reacciones por lo que podría significar un alivio para los sospechosos o un emprolijamiento del proceso, según el interlocutor. Como destacamos en entregas anteriores, Villena es el mismo juez que autorizó el espionaje en la cárcel de Ezeiza y le entregó las escuchas a la DaJuDeCo con orden de destrucción -luego las solicita Claudio Bonadio, Martín Irurzun se las concede y el resto es historia conocida. Además, el magistrado fue quien le dio respaldo legal a los agentes de la AFI macrista para realizar tareas de espionaje en el Instituto Patria. 

Estos elementos hacían improbable que la causa continuara bajo su órbita aunque con lo que se conoce hasta el momento la recolección de pruebas del magistrado lejos está de ser un elemento cuestionable y así lo planteó la Cámara Federal de La Plata. Naturalmente, los acusados presentarán nulidades que deberá resolver el nuevo encargado de la causa, Juan Pablo Augé, que ya decidió delegarla en la misma fiscal, Cecilia Incardona. Esto es validar de hecho la prueba que está en el expediente. 

Detrás de la decisión de la Cámara se resolvió, también, una interna del oficialismo. Mientras Eduardo Valdés y Leopoldo Moreau querían que la causa continuara tramitando en el juzgado de Villena, el esquema judicial comandado por Gerónimo Ustarroz y Diego Molea temía que la investigación se embarrara producto de las características particulares del magistrado a cargo. Molea, oriundo de Lomas, conoce bien a Villena. “Esto es lo mejor para la causa y para Federico”, le dijo a #OffTheRecord un amigo personal del juez. 

Roberto Lemos Arias, el camarista que ejecutó el movimiento, le confió a sus colaboradores cercanos que este era el único modo de que la investigación avance sin riesgo de nulidades posteriores -que igual las defensas van a presentar porque la recusación data del 6 de junio. El expediente podría tener otro problema: algunos creen que el narco Verdura Rodríguez nunca habló con Facundo Melo y destacan con sorna que el juzgado de Villena es el único del país donde se arrepienten los narcos. Rumores. 

Así las cosas, la prueba que acumuló Villena hasta el momento de ser apartado es abrumadora. Chats, llamados, entrecruzamientos y conversaciones que dejan la investigación en las puertas del despacho del ex Presidente Mauricio Macri. Quienes conocen al magistrado lamentan que la decisión de la Cámara no se haya tomado a posteriori de las indagatorias porque, aseguran, el próximo en ser citado a declarar iba a ser el propio Macri. Otros veían difícil poder lograr eso sin pasar por Silvia Majdalani, una ciclópea tarea que el juez, dicen, estaba dispuesto a realizar. “La causa va a avanzar más lenta, menos mediática y más prolija”, le resumió a #OffTheRecord alguien que conoce a todos los involucrados. 

Augé, civilista y ex combatiente de Malvinas, subroga el juzgado en el que cayó el segundo expediente que más preocupa en Los Abrojos. Los candidatos a ocupar el despacho son los siguientes:

  • Juan Tomás Rodríguez Ponte, ex secretario de la DaJuDeCo y pareja de la fiscal federal Alejandra Mangano. 
  • María Julia Sosa, secretaria letrada de Julián Ercolini.
  • Ana María Juan, secretaria de la Cámara Federal porteña y pareja del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi.
  • Juan Mejuto, judicial de carrera y secretario del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 5.

El nombramiento está a tiro del PEN, por lo cual no debería haber objeciones legales en caso de hacerlo efectivo. Un caso similar es el de la Cámara Federal de La Plata donde hay tres vacantes que tiene que definir el Ejecutivo y dos el Consejo de la Magistratura. No son pocos los incentivos que tienen los magistrados para no ralentizar demasiado el avance de la causa.

En el primer movimiento de impacto de la causa en el nuevo juzgado, la fiscal Incardona pidió que citen a declaración indagatoria a Arribas y Majdalani, que habían dejado trascender cierta tranquilidad por el traslado de la causa al juzgado de Augé. Darío Nieto, por su parte, que está en permanente contacto con Macri, no le quita la vista al destino de su celular, posible prueba clave en la causa. También en Los Abrojos, según pudo saber #OffTheRecord, la noticia del alejamiento de Villena fue bien recibida. Descuentan, además, que la causa terminará en Comodoro Py. Así las cosas si Macri está contento con el desplazamiento de Villena y un sector del gobierno también: a) asistimos a una atípica Moncloa republicana o b) alguien calcula mal. Me inclino por b. 

Un lindo crossover

“La salida de la pandemia no puede ser con el programa económico que nos llevó a la crisis de la pre pandemia.” “Si fuéramos a expropiar todo arrancamos por Cargill que anda bien.” Las palabras de Máximo Kirchner fueron emitidas el lunes 22 de junio en la residencia que el anfitrión, Jorge Horacio Brito, tiene en Zona Norte. También estaban su hijo, Jorge Pablo, Marcos Bulgheroni, Marcelo Mindlin, Miguel Acevedo y Hugo Dragonetti de la constructora Panedile. El hacedor del mitin, en clave borgeana, del lado político fue Sergio Massa, que asistió junto al ministro Eduardo “Wado” de Pedro y el propio Kirchner.

“La reunión fue para alejar fantasmas, se habló de la crisis, mucho de economía y poco de Macri”, coincidieron ante #OffTheRecord tres de los asistentes. Alguno de los empresarios deslizó que el diputado Kirchner está más cerca de Massa que de su madre en términos políticos. No es la primera vez que ocurre. “Cristina nos odia y con Máximo se puede hablar”, analizaron. Máximo, en privado, se ríe: “Si Cristina los odiara yo no estaría sentado ahí”.

El encuentro tuvo dos secuelas particulares: según le confirmó su entorno a #OffTheRecord, Dragonetti, población de riesgo, se testeó el viernes siguiente al mitin y dio positivo por coronavirus. Lo transitó de manera asintomática y ayer le dieron el alta. Ante esto, el resto de los presentes se hicieron el hisopado y les dio negativo. 

La segunda, un spoiler del diputado Kirchner a los empresarios: “Cuando salga la oferta de deuda las acciones de ustedes van a subir. Esa plusvalía la pone el Estado; ustedes están recuperando valor por la oferta de deuda que va a hacer Argentina”. Efectivamente los ADR de compañías argentinas que se operan en dólares en las bolsas de Nueva York subieron de forma ecuménica. La propuesta recibió las críticas de Alfonso Prat-Gay y el apoyo de Luis “Toto” Caputo. También de Jorge Brito (h). Eso nos lleva a otro anticipo del jefe de bloque oficialista ante los hombres de negocios: “Así como nosotros entendemos la deuda que hay con los acreedores externos, ustedes tienen que entender la deuda que hay con la gente”.

Periodismo

Durante estos días hemos asistido a denuncias de presuntos ataques a la libertad de prensa y defensas de métodos periodísticos con los cuales, en lo personal, no me siento a gusto. Infelizmente, para el mainstream más desapercibido pasó un nuevo aniversario del ataque a Tiempo.

Sin embargo, la polémica sobre nuestros vínculos con las fuentes se instaló. Muchos periodistas se han nutrido, en investigaciones históricas, de datos provistos por integrantes de los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad del Estado. El Watergate es, quizás, el ejemplo más famoso y mentado en estos días, pero sobran los hitos en el periodismo de investigación. La práctica sistemática de la tortura por las fuerzas de ocupación estadounidenses en Irak o el programa de vigilancia masivo de la Agencia de Seguridad Nacional de aquel país son ejemplos célebres. En Israel, dos de las organizaciones más valiosas del mundo, Breaking the Silence y B'Tselem denuncian la realidad cotidiana de la ocupación a partir del testimonio de ex soldados. 

En todos los casos, la interacción entre la prensa y los agentes estatales enaltece a la profesión a partir del enfrentamiento con los avances autoritarios y antidemocráticos de los Estados. La interacción en el sentido opuesto -que es la que se reveló en las últimas semanas- donde el periodista trabajó al servicio de la agenda de las fuerzas de seguridad o los servicios de inteligencia, ha sido propio de los gobiernos autoritarios y sus voceros o, en el mejor de los casos, del peor amarillismo.

Bonus track

  • En la reunión en la casa de Brito surgió un posible nombre para invitar al próximo convite: Paolo Rocca. Techint fue la empresa que contrató Pampa para la obra civil de Genelba, inauguración a la que asistió Alberto Fernández por videoconferencia. Luego de eso, Rocca le envió una carta a Mindlin para felicitarlo por la ampliación, misiva que circuló entre los directores de la compañía del zar de la energía. 
  • La campaña #SeamosUno superó la última semana las 540 mil cajas de comida repartidas. “Morfi y logística para repartirla. La otra opción es sentarse a esperar los saqueos”, había sido la reflexión inicial del vocero de la iniciativa, Rodrigo Zarazaga, el 17 de marzo.
  • Ante el aumento de consultas de argentinos que analizan irse a vivir a Uruguay, desde el gobierno no descartan pensar en un “exit tax” o impuesto extraordinario por pérdida de la residencia.

Antes del libro, te quiero recordar que –producto de la situación global y del rubro en particular, pero también del ethos de Cenital– abrimos la posibilidad de que seas parte del proyecto a través del sistema de apoyo económico para poder seguir creciendo.

La recomendación de hoy es Los heraldos negros de César Vallejo.

Ojalá hayas disfrutado de este correo tanto como yo. Estoy muy agradecido por tu amistad que, aunque sea espectral, para mí no tiene precio.

Iván

Este es el newsletter Off the record de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo en tu correo. Es gratis.
Soy director de un medio que pensé para leer a los periodistas que escriben en él. Mis momentos preferidos son los cierres de listas, el día de las elecciones y las finales en Madrid. Además de River, podría tener un tatuaje de Messi y el Indio, pero no me gustan los tatuajes. Me hubiera encantado ser diplomático. Los de Internacionales dicen que soy un conservador popular.
@ischargro

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.