Política

Desaparición de Facundo Astudillo Castro: estas son las novedades

El sábado a la noche apareció un cuerpo en un canal de Villarino Viejo. Cristina, la mamá, cree que coincide con el de su hijo. Cómo sigue el caso.

(Para leer sobre el origen del caso y su desarrollo posterior podes hacerlo acá)

 “Ayer a la noche se halló un cuerpo humano esqueletizado en un canal de Villarino Viejo”, informó en la mañana del domingo el Ministerio de Seguridad de la Nación a través de un comunicado. El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y las policías Federal y Científica se trasladaron a la zona para averiguar la identidad de ese cuerpo e investigar si se trata de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años que está desaparecido desde el 30 de abril.

Como cuenta Cenital  desde hace semanas, Facundo salió de madrugada ese día para recomponer con su ex novia una relación conflictiva. Por eso rompió la cuarentena y se fue a hacer dedo en la Ruta Nacional 3. La idea era llegar desde la ciudad bonaerense de Pedro Luro, partido de Villarino, a la de Bahía Blanca, todo en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires.

La desconfianza de la familia hacia la Policía Bonaerense por irregularidades y contradicciones derivó en que la investigación quedara a cargo de la Federal y que la jueza de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón, tenga a su cargo averiguar si se trata de una desaparición forzada. Por ahora, la magistrada no hizo lugar al pedido de la querella de detener a los policías Mario Gabriel Sosa, Jana Curuhinca, Alberto González y Siomara Flores.

El hallazgo

El “cuerpo humano esqueletizado” es masculino, está “disecado”, sin brazos ni dentadura, y fue encontrado gracias al aviso de un pescador a la comisaría 2ª de Bahía Blanca. Estaba semienterrado en un curso de agua que queda a la altura del kilómetro 714 de la Ruta 3, entre Villarino y la localidad de General Daniel Cerri, en una zona de difícil acceso conocida como “Cola de Ballena”, próxima a las líneas Férreas de Ombucta, donde la Federal ya había rastrillado unos días atrás.

Cristina Adriana Alaniz Castro, mamá de Facundo, se acercó al lugar el sábado a la noche pero no consiguió ver con claridad ningún elemento que le permitiera confirmar que se trataba de su hijo. Según declaró al canal de noticias TN, se sintió “dolida” al ver que el fiscal Santiago Ulpiano Martínez, de quien Cristina solicitó la recusación dos veces, atendiera en ese momento un llamado del ministro de seguridad bonaerense Sergio Berni. “Me parece no menor por las declaraciones de este señor”, dijo la mujer, en referencia a que, en su primer contacto con ella, hace semanas, Berni le dijo que la Bonaerense sería apartada de la investigación si eso la tranquilizaba pero luego se encargó de defender el accionar policial. Ahora, la mamá de Facundo pide la renuncia del ministro y también del intendente de Villarino, Carlos Bevilaqua, por la imprudencia en declaraciones periodísticas en las que sugirió que la desaparición del joven obedecía a un asunto de narcomenudeo. “Me llamó la atención que no se investigue la línea del narcotráfico”, había declarado el jefe comunal.  

En una entrevista telefónica al canal América 24, Berni desmintió haber hablado con el fiscal y aseguró estar cumpliendo con la cuarentena prescripta por ser un paciente con Covid 19. “No sé nada, hace seis días que estoy aquí encerrado. Hoy escuché las noticias de que el fiscal había hablado conmigo, lo quiero desmentir. Todo lo que sé es por el periodista Germán Sasso”, indicó. El periodista también fue criticado por Cristina por haber dicho que apareció la mochila de su hijo y por haberse reunido a comer un asado con Bevilaqua y la policía.

Cristina volvió a la mañana siguiente al lugar del hallazgo junto a sus abogados, Luciano Peretto y Leandro Aparicio. Recorrieron la zona, ya con mejor luz, y luego improvisaron una rueda de prensa. Detallaron que, además del cuerpo, había un calzoncillo y una tela, que no fueron reconocidos por la mamá del joven desaparecido, pero también una zapatilla, que la mujer encontró e identificó. Se trata de una de las zapatillas que Facundo llevaba puestas en la foto que circuló de su detención en el trayecto por haber violado las medidas de aislamiento dispuestas por la pandemia de coronavirus. “Pero aclaro que es una zapatilla puesta ahí hace dos o tres días, está intacta, no tiene siquiera tierra encima”, declaró Castro, con su boca cubierta por un barbijo casero que solicita la aparición con vida del joven. “A mi hijo lo desaparecieron por romper la cuarentena”, agregó, y consideró que hay muchas posibilidades de que se trate del cuerpo de Facundo: “Mi instinto de mamá me lo dice”.

El abogado Peretto informó que los restos serían trasladados al Departamento de Antropología Forense de la Morgue Judicial de la Nación, en la Ciudad de Buenos Aires, y se cotejarán las muestras de ADN con la sangre que se le extrajo a Cristina en el lugar. La familia pondrá un perito de parte y se calcula que la autopsia podría comenzar el martes por la mañana.

Hay dos datos que van a ser claves en ese análisis: la identidad y la causa de muerte. Sobre la primera, si no es posible reconocerla enseguida por una seña personal, el resultado del material genético de los huesos puede demorar entre uno y dos meses. En relación a las razones del deceso, es fundamental conocer si hubo intervención de alguien más en ese desenlace.  

¿Qué pasó con el documento?

En los últimos días, se difundió una foto del DNI de Facundo, encontrada en el peritaje del celular de Jana Curuhinca, una de las policías involucradas en la investigación. Según el testimonio del oficial Alberto González, otro de los que detuvo al joven de 22 años en la Ruta 3, Astudillo Castro no portaba documento.

“Cuando hicimos la denuncia, la policía en todo momento nos dijo que Facundo circulaba sin ningún tipo de documentación. Además, Curuhinca fue quien tomó la foto de Facundo frente a un patrullero”, dijo Cristina Castro en declaraciones a Futurock.

El abogado Peretto explicó que la foto se habría tomado en el procedimiento de los oficiales Jana Jennifer Curuhinca y Mario Gabriel Sosa en Mayor Buratovich, a las 10 de la mañana del 30 de abril, cuando además le sacaron a Facundo aquella foto de espaldas junto a un patrullero, que se conoció hace algunas semanas. Los policías aseguraron que, igual que aquellos que lo detuvieron en el pueblo siguiente, Teniente Origone, le hicieron un acta de infracción por violar la cuarentena y lo dejaron seguir. Pero un amuleto que podría ser de Facundo apareció en la comisaría de Origone y hay algunos mensajes de whatsapp entre policías que la familia considera evidencias de que están encubriendo algo. Sosa le dijo por mensaje a Curuhinca que se quedara tranquila: “Nadie va a saber que fuimos nosotros. De última estábamos haciendo nuestro trabajo y cumpliendo órdenes del jefe”, dice uno de los whatsapps.

Hipótesis 

La familia de Facundo cree que la policía plantó testigos, que las versiones se contradicen, y que a ese encubrimiento se suman el intendente, el portal zonal de noticias La Brújula, y el fiscal, a quien quieren correr de la investigación y evalúan denunciar ante la justicia penal.

“Creemos que el resultado es innegable. Para nosotros Facundo no está con vida. Sin lugar a dudas, tiene que ver la fuerza policial, el abuso –resume el abogado Peretto-. El 30 de abril era cuando más recrudecidos estaban los operativos por la cuarentena. Son claras las maniobras de encubrimiento para tratar de dejar este delito impune. Entiendo que hubo un abuso de autoridad que fue más allá de lo que quizás pretendían. Facundo, un chico de 1,55 metros, flaquito, chiquito, que no podría haber resistido mucho hostigamiento. Facundo tiene ese contacto policial de las diez de la mañana, que lo retiene hasta las 13.33, que llama a su mamá. Y no regresa a su domicilio, sino que retoma su camino a Bahía Blanca. Nosotros entendemos que la policía pudo haberle dicho ́Te dijimos que vuelvas y no nos hiciste caso´. En ese segundo encuentro policial es que se da el hecho violento”.

Ese segundo hecho es el que involucra al agente Alberto González, de Origone, quien describió que dos personas le habían advertido sobre un joven recostado en la banquina de la Ruta 3 y por eso se acercó con el patrullero. Ése es el agente que dice que Facundo no portaba documento y lo identifica con la cédula de conducir, a la que le toma una fotografía. González sostiene que lo dejó ir y que lo vio subirse a una camioneta. Como otra testigo dijo haberlo trasladado en un tramo del recorrido, el fiscal Ulpiano Martínez ordenó hace unos días el rastrillaje cerca de la zona donde este fin de semana fue hallado el cuerpo que está siendo analizado. El último registro de Facundo es a las 20.21 de ese día, cuando desde su teléfono sale un mensaje al celular de un amigo: “Estoy sin señal, en un rato te llamo”.

El fiscal no desestima la desaparición forzada pero, según creen en su entorno, no hay material judicial, por el momento, para sostener esa presunción, algo en lo que la familia no concuerda en absoluto.

Otro organismo que se incorporó a la investigación es la Procuraduría contra la Violencia Institucional (PROCUVIN), bajo la representación de Andrés Heim. Desde esa institución, se analizó el posible recorrido de Facundo ese jueves 30 de abril. Según la reconstrucción, el joven no salió de su casa sino de la de un amigo, cerca de las 5 de la mañana. Quien primero lo levantó al hacer dedo en la ruta fue Nancy Moncada, una mujer que dice haberlo llevado a las 8.30 desde la zona conocida como “puente blanco” hasta la segunda entrada de Mayor Buratovich. A las 10, se produjo el episodio de la infracción en Buratovich, confirmada por todas las pruebas, incluso las de la compañía Claro, del teléfono de Facundo, que también registra la llamada del joven a su mamá, a las 13.33.

Luego aparecen dos testimonios que se contradicen: por un lado, los testigos que dicen que a las 15 vieron a alguien parecido a Facundo caminando por la ruta cerca de los alambrados, todavía en Buratovich, y a un móvil policial al que creen que pudo haber subido; y por otro lado, la policía Siomara Flores, que dice que lo llevó hasta la entrada de Origone al mediodía y los testigos que sostienen que lo vieron en la banquina.

Los abogados de Cristina no sólo desconfían del curso de la investigación, sino también del modo en que aparecieron estos restos óseos. No descartan que el cuerpo haya sido plantado y desconfían del resto de los elementos que estaban allí y que, según sostienen, no parecen haber estado más de cien días tirados en ese lugar. Las primeras respuestas aparecerán en los próximos días. 

Me siento periodista desde antes de terminar la escuela, cuando colaboraba en programas de Rock & Pop y Supernova. Trabajo en Información General; salud y educación son mis temas preferidos. Hice tele de chica y madrugué siete años para el aire de Metro. Hoy soy conductora de Ahora Dicen en Futurock. Trato de no ser tan porteñocéntrica.
FlorHalfon
MÁS DE Política
Suscribite a nuestros newslettersHay otra manera de informarse. Te escribimos correos para darte contexto, análisis y referencias para entender las noticias. Periodismo serio con memes.

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.