Off the record

De Alcentro a Stalinberto

Con una puesta en escena de un acto administrativo corriente y con la épica de la sustentabilidad, el Presidente Alberto Fernández anunció la intervención de Vicentin.

Hola, ¿cómo estás? Espero que bien. Estamos a días que empiecen a llegar los primeros grandes fríos. Descuento que ya te vacunaste contra la gripe y que sabés que el tapanarizyboca desincentiva el contagio de la COVID-19, pero no te da superpoderes si no respetás la distancia. 

Y en el mismo lodo todos espiados

En el encuentro que mantuvo con CFK, Villena hizo una explicación con dos pizarrones durante dos horas y media explicando la causa en general y los hechos que la tienen a la vicepresidenta como víctima en particular. El juez le mostró materiales que surgen de allanamientos donde el elemento más importante es el celular de un ex agente de la AFI donde hay conversaciones en las que cuentan las maniobras de inteligencia que hicieron sobre la ex Presidenta. En la carpeta de más de 100 páginas que se llevó la espiada hay material fotográfico sobre ella, pero también sobre sus hijos Máximo y Florencia. Al primero, por ejemplo, lo siguieron a varias reuniones políticas de las cuales constan fotos que, naturalmente, no son públicas. Algo que le llamó la atención a Cristina fue que en el material secuestrado había registro del momento de una de sus primeras reuniones con Sergio Massa fechada el 30/12/2017. “Acá hicieron una buena tarea, esto no lo sabía nadie”, dijo ante el juez. 

Como anticipamos la semana pasada, también hay seguimientos a figuras gravitantes del PRO. Hay que hacer historia. En su momento, Cristian Ritondo, entonces ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, le advirtió a María Eugenia Vidal que estaba siendo seguida. La ex gobernadora se lo planteó a Mauricio Macri que la derivó con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Ambos jefes de la AFI negaron rotundamente el espionaje y el tema no escaló. Vidal siempre creyó que fue víctima de un grupo de ex comisarios que reportaban a la Agencia y en particular a Majdalani. Lo que se desprende del expediente de Lomas de Zamora es que allí también existió espionaje sobre Vidal, pero se frenó sin mayores explicaciones, como si alguien hubiera dado repentinamente una orden. ¿Detuvieron el seguimiento luego de la advertencia de Vidal a los ex jefes de inteligencia o es sólo otra coincidencia?

Parte de esta operatoria más general consistía en torcer voluntades de propios y extraños a través de mecanismos extorsivos. Aceptar o declinar candidaturas a través de carpetas que les acercaban gestores eficientes de la Casa Rosada fue moneda corriente para muchos integrantes de Juntos por el Cambio a lo largo y ancho del país durante los últimos cuatro años. E incluso utilizar nobles peleas para los peores fines. Es lo que, parece, le ocurrió al senador Juan Carlos Marino. Marino había sido denunciado por acoso sexual y si bien la denuncia fue investigada y desestimada, le costó varios meses de vuelo rasante ante la opinión pública. Según un audio que reveló Rolando Graña, un agente conocido como Alan Ruiz reconoció esta operatoria:  “La cosa fue así, el chabón (ex secretario de Deportes, Carlos Mac Allister) llamó a una consultora para medirse como gobernador de La Pampa. Entre los resultados posibles parece que Marino era de los tipos que más medía del radicalismo y lo operaron los radicales. Ahí lo apuntan al Coti (Nosiglia). Lo operaron de ahí, lo hicieron mierda”. 

“Es la causa más importante de mi vida”. Villena repite la frase en público y en privado. Tiene sentido. El de Lomas es un juez controvertido al que esta investigación le dio una segunda oportunidad. Es el mismo magistrado al que, por ejemplo, nada le llamó la atención en Marcelo Sebastián D’Alessio –a quien tenía en denuncia por lavado– hasta que apareció Alejo Ramos Padilla. También el que habilitó las escuchas a Mario Segovia que terminaron con la difusión de diálogos de los llamados “Presos K”. 

En relación a esta causa, Villena estaba investigando a un narco, “Verdura” Rodríguez, que se le presenta en su juzgado porque, según fuentes de la causa, tenía la manzana rodeada. Ahí, Verdura le reconoce al juez que es “narco, pero no sicario” y le cuenta lo de la bomba en la casa de José Luis Vila. Si esto fue efectivamente así, ¿por qué no mandó el hecho puntual de la bomba a Comodoro Py? El juez en su defensa podría plantear una pregunta retórica casi inapelable: ¿cuántas causas de espionaje avanzaron en la historia del fuero federal? Un dato hace más cinematográfico el caso. Villena subroga su juzgado. En ese lugar, el macrismo quería a Juan Tomás Rodríguez Ponte, entonces titular de la oficina de escuchas. 

De Alcentro a Stalinberto

Con una puesta en escena de un acto administrativo corriente y con la épica de la sustentabilidad, el Presidente Alberto Fernández anunció la intervención de Vicentin y envió un proyecto de ley para la expropiación de la compañía que está en convocatoria de acreedores y debe casi US$1500 millones. Sexto en el ranking de agroexportadores según la Bolsa de Comercio de Rosario, Vicentin fue el primer exportador de aceites y subproductos en el 2019. La empresa, que fue la principal aportante de campaña de Juntos por el Cambio, dejó de pagarle sus deudas al Banco Nación en agosto de ese año. Aún así, luego de las PASO, el Banco le otorgó créditos por más de US$100 millones. 

Uno de los beneficios indirectos es que con Vicentin como empresa testigo, el Estado puede ponerle un piso al precio de las exportaciones y combatir indirectamente la triangulación de operaciones comerciales con offshores vinculadas del exterior. Algo de esto explican Ricardo Echegaray junto a Guillermo Michel y Juan Pablo Barzola en un libro titulado La administración tributaria frente al contribuyente global. Allí los autores sostienen que “la maniobra de triangulación desarrollada por los grandes grupos concentrados exportadores (principalmente vinculados al sector de granos, aceites y oleaginosas) implica facturar los bienes a un destino, pero enviar la mercadería a otro, utilizando para esto sociedades traders radicadas en jurisdicciones de baja o nula tributación”. Cuando estalló el escándalo, Echegaray le acercó una propuesta a CFK. Luego la pandemia mandó todo a cuarteles de invierno y ahora quien tomó la posta fue la ascendente Anabel Fernández Sagasti. No fueron los únicos con estas ideas. A comienzos de año, luego de que trascendiera la deuda de la compañía con el BN, el empresario Hugo Sigman le sugirió a un colaborador cercano del Presidente que la entidad bancaria capitalice la deuda con acciones en la empresa. El Gobierno decidió ir un paso más allá.

Naturalmente, esta decisión le dio un motivo inmejorable para abroquelarse a Juntos por el Cambio. Luego de una conversación entre Federico Angelini y Mauricio Macri, el espacio mayoritario de la oposición difundió un comunicado en el que califican la medida como “peligroso, ilegal e inconstitucional”. El dato saliente es que, dicen, Horacio Rodríguez Larreta avaló el documento. No había hecho lo mismo con el último de su partido titulado Un ejercicio de historia contrafáctica: Mauricio Macri y la pandemia en el que le respondieron a Santiago Cafiero: su hombre en el PRO, Eduardo Macchiavelli, no firmó.

Una de las posibilidades que barajó #OffTheRecord es que esta decisión se tome así y ahora porque el acuerdo con los bonistas será más pro mercado de lo que pretendía el Gobierno al comienzo. El no pesimismo que convive hoy en el oficialismo sobrevoló la reunión de Alberto Fernández con empresarios en Olivos en la que Techint fue la gran ausente. Acá se bifurcan las versiones. Algunos sostienen que Luis Betnaza hizo gestiones para asistir y no fue convidado. Otros, que Paolo Rocca, fastidioso por no haber tenido reconocimiento en el acto de inauguración del Hospital Solidario COVID Austral –aportó una cantidad de dinero de primera fila y no de cuarta como lo sentaron a escuchar al Presidente– decidió no correr riesgos con el coronavirus por una reunión más simbólica que operativa. 

De cualquier manera, el FdT no quiere descuidar su relación con los hombres de negocios. Si la primera autocrítica de Cristina en su primer reportaje como candidata fue “la falta de diálogo con empresarios”, la atención hoy está puesta en que Cambiemos sigue aprovechando los vínculos previos para insistir en los WhatsApps, mesas y ahora zooms que el kirchnerismo indefectiblemente termina en, sí, Venezuela.  Y esto nos devuelve al comienzo: la intervención de Vicentin. Si bien la crítica fue por derecha, interesante es pensar que los que deben estar celebrando son los acreedores privados de la empresa deudora. Bancos, por ejemplo. La oportunidad de administración que tiene ahora el Estado es tan grande como el desafío.

Bonus track

  • Mayor número de muertes en un día por coronavirus. Si se mantiene la tendencia –así como la positividad y el incremento de camas de terapia intensiva ocupadas– tendremos dos certezas: la subdetección y el colapso.
  • Dos de los espiados por la AFI 2015-2019 que pertenecen a Juntos por el Cambio ya tienen decidido constituirse como querellantes.
  • El interventor de Vicentin será Gabriel Delgado, economista y especialista en el sector agropecuario. Delgado, que era número puesto para el ministerio de Agricultura hasta el nombramiento de Luis Basterra, es el hermano de Federico Delgado, el fiscal federal de Comodoro Py. 

El último domingo cumplimos un año y estamos muy contentos del lugar que logró ocupar Cenital en la discusión pública y, según nos transmiten, en el día a día de sus lectores. Espero que para vos también. Antes del libro, te quiero recordar que –producto de la situación global y del rubro en particular, pero también del ethos de Cenital– abrimos la posibilidad de que seas parte del proyecto a través del sistema de apoyo económico para poder seguir creciendo. 

La recomendación de hoy es Muerte y alteridad de Byung-Chul Han.

Ojalá hayas disfrutado de este correo tanto como yo. Estoy muy agradecido por tu amistad que, aunque sea espectral, para mí no tiene precio.

Iván

Este es el newsletter Off the record de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo en tu correo. Es gratis.
Soy director de un medio que pensé para leer a los periodistas que escriben en él. Mis momentos preferidos son los cierres de listas, el día de las elecciones y las finales en Madrid. Además de River, podría tener un tatuaje de Messi y el Indio, pero no me gustan los tatuajes. Me hubiera encantado ser diplomático. Los de Internacionales dicen que soy un conservador popular.
@ischargro

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.