Prepárense para perder

Cinco historias de pasión

Ya se juega la Libertadores femenina. Algunos perfiles para conocer quién disputa el torneo.

Hola, ¿cómo estamos?

–Yo quiero decirte que sos la persona más inteligente de la familia y, por ahora, nadie te superó.
–Muchas gracias, querido. Y eso que no tuve ningún estudio académico. 
–Y eso que no sos de Racing.
–Claro que soy de Racing. Por ustedes. Porque Racing y el fútbol no me interesan.

A mi abuela no le gustaba la pelota ni para mirarla ni para ejercerla. Bah, ningún deporte. Pero sabía de todo. Y, si no, se las arreglaba para parecer que estaba al tanto. Su liderazgo en mi familia se exhibía como el de los grandes capitanes: en la cancha, sin vender humo, por talento y por esfuerzo. Su estampa se sostenía con la ternura del rutinario cómo estás a cada uno. Con la atención en lo chiquito aunque su espalda tuviera épicas. Había sobrevivido a dos cánceres. Estaba dentro del edificio de la AMIA cuando explotó la bomba. Y, sin embargo, vivía preocupada por si la gente andaba abrigada.

Esta semana se murió mi abuela Tamara. No tiene ni tuvo nada que ver con el deporte, pero te mentiría si escribiera como si nada hubiera pasado. Hace algunos años, en 2016, le propuse grabar alguna de las conversaciones que teníamos sobre ser sobreviviente. Salió esta entrevista que me gustaría que leyeras. 

Creo que vos también merecés conocer a mi abuela. 

Una gloria ya pronto serás

El torneo más importante de fútbol femenino del continente arrancó. Hasta la final, se juega en Asunción. El partido definitorio es en el Gran Parque Central de Nacional. Aquí van cinco historias para conocer a las protagonistas.

I

Su terror era pararla de pecho. Se lo habían anunciado a sus mapadres apenas nació. Un soplo silbaba en su corazón. Toda la vida había latido la esperanza de que se cerrara solo. Su deportivismo obligó a controlarla. A los trece años, Tatiana Ariza poseía ese no sé qué con la pelota. Se destacaba. Consultaron en cardiología. Tires. Aflojes. El arte de molestar de los prestadores de salud. Juicio. Victoria. Un dispositivo en su pecho. Hasta que olvidó el cagazo, dispuso de tanta magia que controlaba un pelotazo con las otras partes del cuerpo. Treinta años después. En el debut en la Libertadores Femenina contra Alianza Lima. La delantera de Deportivo Cali hace el primer gol. Estaba chiflando: no silbando. Como si hiciera falta subrayar que le ganó a la vida. 

El fútbol femenino no solo se abrió paso dentro del negocio sino que funciona con las reglas generales. Nuestro continente exporta talento. Donde mandan los dólares y los euros, radican los mejores contratos. Ariza acababa de finalizar su acuerdo con el Houston Ace. Su hermana melliza la tentaba desde España para golear allá. La pandemia hacía complejo hallar pasajes. Su mamá le propuso partir desde Colombia. Y ya no pudo. Pasó por Millonarios. Por Independiente Santa Fe. Hasta aterrizar en Deportivo Cali. Para ir por la Copa Libertadores que comenzó el miércoles a la noche.

Deportivo Cali conforma el Grupo C. Sus rivales de zona son Universidad de Chile, Alianza Lima y Real Tomayapo.

II

La gigantografía requería ciertos parpadeos para confirmarlo. Una publicidad de Gatorade. Messi. Bolt. Jordan. Serena Williams. Ella. No tenía ningún sentido. O sí. Porque a los once años acompañó a su hermano a un partido, faltó uno, entró y nunca quiso irse. Gambeteó algunos bullyings del vecindario de Guacarí, en el Valle del Cauca. Superó tanto. Tenía sentido que Gisela Robledo compartiera cartelera con tanta figura.

Su mamá la retaba por andar peloteando con varones. Robledo agitaba a los vecinos a que floreciera un picado. Que la progenitora intentara frenar eso carecía de sentido. En la escuela, también jugaba. Una tía la ayudó rutinariamente con monedas para que viajara a entrenarse. El sostén fue su hermano, Gustavo. El mismo que consciente o inconscientemente le dio riendas a uno de los grandes talentos de esta Libertadores. 

Independiente Santa Fe es su camiseta. Tras romperla en el Sub 17 y el Sub 20 de la Selección de Colombia, le picó el bicho de Europa. El tema es que apareció la Libertadores. No quiere abandonar este suelo sin llevarse este título. La sed de gloria empuja.

Independiente Santa Fe está en el Grupo A. Sus colegas son Ferroviaria -último campeón-, Sol de América y Deportivo Cuenca. 

III

“Mi madre me armaba cumpleaños con todo rosado, pero yo quería que la torta fuera una cancha de fútbol y que los jugadores fueran los de un clásico”. Más allá de esa pretensión materna, Yamila Badell no tuvo que vulnerar ningún prejuicio. Su papá, Gustavo, metió casi dos décadas como profesional, en cuatro países distintos. La diferencia es que ella es una atacante mágica y su viejo, un defensor aguerrido.

Yamila arrancó en el baby de Playa Honda. La manija era tan grande que por la tarde se iba con su padre al Parque Rivera de Montevideo para practicar cosas específicas. Imitaba los movimientos de los talentos que veía por televisión. Y en el estadio. Porque además de heredar el fútbol también había recibido el amor por Nacional. Su primera pilcha completa fue del Bolso. 

Su talento se abrió groso. Emigró a España a mostrar sus dotes. Defendió los colores de la Selección de Uruguay. Regresó para lograr la hazaña copera con su querido Nacional. Su brillo le cambió la presentación. De hija de a que Gustavo fuera el papá de Yamila Badell.

Nacional convive en el Grupo D. Se enfrenta con Corinthians, con San Lorenzo y con Deportivo Capiatá.

IV

La apuesta fue de primer nivel: analizar cien futbolistas para afilar el ojo de las contrataciones. El plan invocaba un nombre. María Pry. Declarada la mejor entrenadora de la Liga Iberdrola de España. Con un currículum de alto voltaje: Sevilla, Betis y Levante. El último con una clasificación histórica a la Champions League. Toda una apuesta de Santiago Morning para obtener la Libertadores.

Pry reemplaza a Paula Navarro. En un dominó que exhibe un proyecto porque la antecesora actualmente ejerce el rol de gerenta deportiva de la institución. La española es la primera europea en dirigir un grupo en estas tierras. Santiago Morning no es de los grandes de la capital chilena. Tiene el backup de los clubes sin presiones. La apuesta en el femenino es liderar el continente. Por eso, buscan a los mejores cerebros.

Los históricos colores de Santiago Morning son blanco y negro. Daniela Pardo, una mediocampista con dotes de diseñadora, propuso en 2019 que la V tradicional que la casaca lleva en su pecho se transformara en arcoíris. Luego, la banda del orgullo se trasladó a los dorsales de la vestimenta. “El objetivo es aceptarse y respetarse”, se justifica. La transformación se vio de maravilla en Chile. Vende más pilchas que algunos equipos de fútbol masculino.

Santiago Morning está en el Grupo B con Cerro Porteño, con Yaracuyanos y Kindermann Avai. 

V

Estaba retirada. Tras dos mundiales, en 2010, había colgado los botines para ser mamá de mellizos. En todas las áreas, la maternidad es un índice de desigualdad en los empleos. Más en una actividad física. No había abandonado el juego. Lo disputaba desde el amateurismo con amigas. El fútbol es siempre fútbol. En un torneo en Mar del Plata, se cruzó con Carlos Borello, entrenador de la Selección. La arquera Vanina Correa supo cuando aceptó hablar que estaba dando un pequeño paso para retornar.

Fue al fleje: “Estás en la lista, ¿te cito o no?”. Correa había atajado en los Mundiales de 2003 y de 2007. Su experiencia resultaba fundamental. Es la única argentina que participó de tres Copas del Mundo. Porque, claro, aceptó la propuesta de Borello. Fue determinante en Francia. Para siempre, quedarán en la bibliografía del deporte argentino sus atajadas contra Inglaterra y contra Japón. 

Correa es la referente de San Lorenzo. El único equipo argentino que compone el cuadro de la Libertadores. Mérito al que accedió por quedarse con el campeonato argentino. Venciendo por penales a Boca en la final. El sistema de cupos es de uno por país, uno para el campeón de la última edición y una plaza más para cada país que haya tenido un conjunto consagrado. Brasil, Paraguay, Chile y Colombia conquistaron ese privilegio. 

De un torneo cada vez más poderoso. Que, según confirma la organización, transita su primera edición sin pérdidas económicas y con un leve superávit. Amparado, sobre todo, en la venta de derechos de televisión. Es decir: porque hay mucha gente en muchos países que quiere verlo.

Pizza post cancha

  • En el Facebook Watch de Conmebol Libertadores se pueden ver todos los partidos de la Copa. Si no, por DeporTV. En la voz de Carla Mileo. Relatora crack. A pesar de lo que tuiteó el diputado por Neuquén Francisco Sánchez, quien la llamó “infradotada”. Ya quisiéramos unos cuantos tener los ojos y la velocidad para narrar de ella.
  • Para tener data de todos los equipos, es vertebral oír el podcast de Libertadores de Catalina Sarrabayrouse y de Delfina Corti.
  • ¡Qué jugadora!, de Ayelén Pujol, recorre toda la historia del fútbol femenino en Argentina. Es de 2019, pero no perece ni de casualidad. Lo editó Ariel.

Esto fue todo

Cenital siempre te necesita.

Abrazo grande,

Zequi

Este es el newsletter Prepárense para perder de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo completo en tu correo. Es gratis.
Soy periodista desde 2009, aunque pasé mi vida en redacciones con mi padre. Cubrí un Mundial, tres Copa América y vi partidos en cuatro continentes diferentes. Soy de la Generación de los Messis, porque tengo 29 y no vi a Maradona. Desde niño, pienso que a las mujeres les tendría que gustar el fútbol: por suerte, es la era del fútbol femenino y en diez años, no tengo dudas, tendremos estadios llenos.
@zequischer

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.