Off the record

Bocanada

La movilización opositora, un alerta para el gobierno y la convivencia democrática. La palabra de Macri, alivio oficial. Demasiados problemas en el horizonte económico.

Hola, ¿cómo estás? Tal vez sientas que tenés menos suerte que la familia Kennedy, pero sabé, si te hace sentir mejor, que es generalizado. Igual, como decía Don Julio -¡qué falta nos hace!-, todo pasa. 

Beautiful

La primera buena noticia para el gobierno en mucho tiempo llegó desde el lugar menos pensado: las palabras de Mauricio Macri en la pantalla de Todo Noticias. Las declaraciones del ex Presidente en el reportaje realizado por Joaquín Morales Solá generaron reacciones positivas en el oficialismo según pudo recolectar #OffTheRecord al cierre de esta edición. Con una imagen negativa que duplica a la positiva, Macri se transformó en una bocanada de oxígeno para un gobierno asediado que tendrá unos días para ubicar la agenda en torno a su figura. Como estrategia de largo plazo elegir a Macri como opositor es discutible; para salir de las cuerdas en el corto, es una oportunidad que el Frente de Todos debería aprovechar.

“Como presidente nunca pude haber delegado la negociación política”, dijo Macri a modo de autocrítica minimalista luego de responsabilizar a Emilio Monzó y Rogelio Frigerio por la falta de acuerdos que sufrió Cambiemos fundamentalmente en los últimos dos años de gestión. “El primer presidente que delegó la economía, la provincia de Buenos Aires y la política, un misterio de qué se ocupó; eso sí, todos los días a las 17 ya se iba el helicóptero de la Rosada”, respondieron desde el entorno de los “filoperonistas”. No es la primera vez que el ex mandatario aparece para responsabilizar a sus (ex)equipos: lo había hecho con el económico a comienzo de año.

Sin embargo, con muy poco Macri volvió a desdibujar a Horacio Rodríguez Larreta y lo horizontalizó junto a María Eugenia Vidal, Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich. Se paró por encima de las diferencias internas de Juntos por el Cambio y se relacionó con la justicia del mismo modo que cuando era Presidente: a través de mensajes (no tan) encriptados. Mencionó con nombre y apellido a jueces, fiscales y camaristas que lo incomodan. Macri perdió los votos, pero no las mañas.

¿Sabés cómo se financia Cenital? El principal sostén de nuestro medio son sus lectoras y lectores. Eso nos pone orgullosos y nos da la tranquilidad necesaria para hacer el periodismo en que creemos. Si te gusta lo que hacemos, sumate vos también a nuestra comunidad.

Párrafo aparte para la jerarquización de los problemas que hizo el ex Presidente. Para explicar el fracaso económico de su gobierno, Macri le dio un valor muy especial al impacto político de la movilización contra la reforma previsional, la sequía, el movimiento de la lira turca y el conflicto de Estados Unidos y China, pero minimizó casi a cero la relevancia de una pandemia que provocó la crisis económica más importante de toda la historia del capitalismo. El mejor Mauricio.

Paseo inmoral

Las movilizaciones de ayer, con consignas difusas, pero marcadas por un claro sesgo antiperonista, volvieron a darle motivos de celebración al sector más duro de Juntos por el Cambio. Si bien la prensa intentó escindir las convocatorias de la figura del ex Presidente, él mismo se encargó de abrazar a ese sector de la población en el reportaje nocturno.

La que mejor lo entendió fue Elisa Carrió que no quiere que un sector del espacio opositor quede circunscripto a las escenas de violencia que protagonizaron ayer los manifestantes contra varios canales de televisión -que fueron oportunamente omitidas por los difusores de la movilización- y por eso se desentendió de la convocatoria. El llamado de atención para el gobierno es el de siempre: el acelerado rechazo en sectores medios que, atravesados o no por los medios de comunicación, gozan del mismo valor del voto que el más convencido votante oficialista: uno (1). 

Como dato de color, fue viral el fin de semana un video de Chinda Brandolino convocando a la marcha que se dio lugar ayer en varios puntos de la Argentina. Lo curioso es que pocos sepan que Brandolino es nazi. Literalmente. Así lo demostró en Twitter el abogado Alejandro Bongiovanni en un hilo que recopilamos a continuación y comenzamos por una foto del Congreso Identitario.

Son los oradores de un Congreso nazi en Guadalajara en homenaje a los 100 años de Salvador Borrego (el caballero junto a Chinda en la foto que piensa cosas muy lindas como esta), autor de “Derrota Mundial” y de “Waffen SS”, este último sobre el cuerpo de combate de élite de las Schutzstaffel. 

¿De qué habló Chinda? De que el complot judío nos quiere llevar a una guerra demográfica. En el trailer del Congreso -preparado por la organización- la frase destacada que eligieron de ella es una alabanza a una medida de Hitler a quien llama “Führer”.

Si uno lo ve en perspectiva histórica reciente, cada vez que una organización de izquierda provocaba destrozos en el Cabildo o la Legislatura, el oficialismo de entonces -en su versión política y periodística- vinculaba esas actitudes vandálicas con alguna variante del peronismo. Repetir esa falta de honestidad es desaconsejable. Pedir que los otros convocantes a la movilización se separen de posturas antisemitas con las que conviven en unidad de acción, no: es elemental para una convivencia democrática.

Un subdebate que se dio este año después de las protestas por el asesinato de George Floyd en Estados Unidos y a raíz de videos de gente golpeando nazis por la calle es si corresponde hacerlo. Es una discusión que viene de cuando golpearon al neonazi Richard Spencer en la asunción de Trump. Hay buenos argumentos en contra, claro, como este -con el que coincido- que sostiene que el objetivo de los fascistas es llevar a la sociedad civil del estado de derecho a la ley del más fuerte, pero esta reflexión del cómico Aamer Rahman me hace reír cada vez que la veo porque me siento representado en el colectivo de “blancos” del que se burla.

Río Babel

Poca gente sabe lo cerca que se estuvo ayer de presenciar un enfrentamiento entre sectores del peronismo y quienes fueron a insultar a la vicepresidenta a la puerta de su departamento en Juncal luego de la convocatoria opositora. Tuvieron que intervenir Alberto Fernández frente a algunos intendentes y Máximo Kirchner ante organizaciones políticas para que la movilización no pasara a mayores. 

Sólo un grupo de militantes convocados por Claudio Ferreño a la Quinta de Olivos y por Daniel Catalano a la casa de CFK alteraron mínimamente los ánimos de un antiperonismo que está en el proceso que desaconsejan los narcotraficantes: consumir de la que venden. Este sector, pequeño pero intenso, asegura que “el peronismo perdió la calle”. Un análisis no menos sofisticado que los que costean los hombres de negocios, pero que prescinde de la pandemia como un factor central de la desmovilización justicialista. 

“Les agradezco y me siento honrado, pero tengo siete millones de quilombos antes que la presidencia del PJ”, le dijo el Presidente a un interlocutor calificado sobre la propuesta para transformarse en prenda de unidad que seguramente aceptará. Uno de los temas es ver cómo manejar algo que es prácticamente un hecho: la intención de al menos dos sindicatos importantes de marchar presencialmente el 17 de octubre. El gobierno no puede validar oficialmente la propuesta, pero no son pocos los sectores que verían con buenos ojos una foto de apoyo popular.

Mientras tanto, Fernández se enfrenta a la pandemia, la inacción de su gabinete, el runrún internista del que hablamos hace meses en este espacio y ahora a un Rodolfo Suárez en modo Harvey Dent luego de la explosión que acabó con la vida de Rachel Dawes en Batman: el caballero de la noche. Suárez, en modo dos caras, le pidió 40 respiradores artificiales “de urgencia” al gobierno nacional mientras aseguraba en los medios de comunicación que “de ninguna manera” iba a aceptar “volver a fase 1” a pesar de que el DNU de presidencia tampoco lo indicaba y a días nada más de que su ministra de Salud le agradeciera a sus pares nacionales por el envío de insumos médicos “que se sumarán al fortalecimiento del sistema sanitario en Mendoza”. Ante tamaña incoherencia, el Presidente encaró al gobernador. “Perdón, pero si no hago esto Cornejo me vuelve loco”, respondió Rody. No comments.

Tabú

En El otro Borges. Anecdotario completo de Mario Paoletti, el autor cuenta que cuando se publicó la noticia falsa de la muerte del escritor argentino, su amigo Ulises Petit de Murat lo llamó para manifestarle su disgusto por esa noticia "apócrifa". Borges le respondió: "Apócrifa no; sólo prematura". Lo mismo ocurre con la devaluación que anticipa el círculo rojo que corre con el caballo de la profecía autocumplida. Sin embargo, el gobierno insiste en que no va a perder la pulseada con el mercado y le cambia la puntuación a la frase del maestro: “Apócrifa, no sólo prematura”. 

Así las cosas, el gobierno sostiene que el tipo de cambio real no está atrasado, que el escenario social está controlado y se abraza a los leves signos de recuperación de la economía que en algunos rubros muestra niveles de prepandemia. Incluso, sostienen cerca del Presidente, hay más consumo de energía en la industria al día de hoy que en marzo del 2019. Sin embargo, la caída de 12 puntos prevista para el PBI, la falta de dólares -de la que nos ocupamos particularmente en la entrega anterior-, la suba del dólar blue y la pérdida de confianza de un gobierno al que se le pide a gritos un cambio de gabinete -que no está en los planes de Fernández- son elementos delicados para analizar el posible éxito del Plan Llegar (a la vacuna).

En este escenario, si uno hiciera un sondeo entre empresarios, dirigentes, periodistas, sindicalistas y los propios funcionarios la evaluación del gobierno sería de regular para abajo. Sin embargo, ¿lo es también para la sociedad? La pregunta es pertinente porque no sería la primera vez que la agenda del círculo rojo está disociada de la de la mayoría de la población. Según el último sondeo de Aresco, Alberto Fernández goza de 52 puntos de imagen positiva de los cuales casi 44 son de valoración buena o muy buena. Un número cercano al porcentaje de votos que obtuvo la coalición oficialista hace casi un año atrás aunque no necesariamente haya correlación entre imagen positiva e intención de voto. 

Por su parte, la imagen negativa del gobierno alcanza el 45% y un 32% tiene una valoración mala o muy mala. Tiene sentido. Si las elecciones fueran hoy, el oficialismo alcanzaría los 40 puntos, JxC los 30 y las opciones por derecha oscilarían entre 8 y 12 según un sondeo que circuló en despachos de la jefatura de gobierno porteño. “Hay que mirar lo de Milei-Espert bien de cerca, creo que los nuestros se relajan demasiado”, le dijo a #OffTheRecord un integrante de la mesa nacional del PRO que ve con preocupación un fugaducto de votos por derecha.

Esto, naturalmente, no puede ser un alivio para el oficialismo: la tendencia es a la baja y la incapacidad de sostener agenda propia, un factor preocupante. La falta de una política de medios convive muy mal con un gabinete demasiado preocupado por lo que se opina en diez manzanas de la Ciudad de Buenos Aires. Además, por primera vez en muchos años, varias encuestadoras coinciden en que el pesimismo le gana al optimismo: entre 6 y 7 de cada 10 consultados creen que la economía va a estar peor el año que viene.

Bonus track

  • En el gobierno no descartan que se pueda empezar a vacunar antes de fin de año. Confían en que las vacunas de Pfizer y la Sputnik pasen todos los procesos correspondientes antes de diciembre. La semana que viene, por caso, habrá una reunión entre las autoridades del ministerio de Salud y sus pares del Gamaleya.
  • En la semana arrancó el sistema de Previaje que armó el ministerio de Turismo. Una buena para nosotros: los que quieran, con suerte, podrán irse de vacaciones. Una buena para el sector: el titular de la CAT, Aldo Elías, dijo que “es una propuesta espectacular”. Y, esperan en Rosada, una buena para el gobierno: le da liquidez al sector, el Estado espera recaudar 10 mil millones sólo de IVA directo y reorienta el exceso de pesos descomprimiendo la demanda de dólares. Win-win-win

Antes del libro, te quiero recordar que –producto de la situación global y del rubro en particular, pero también del ethos de Cenital– abrimos la posibilidad de que seas parte del proyecto a través del sistema de apoyo económico para poder seguir creciendo. Ya entregamos las primeras becas y medias becas para estudiar idiomas en el CUI y hay más beneficios como este curso de Darío Sztajnszrajber para quienes aporten a Cenital.

La recomendación de hoy es Amok de Stefan Zweig.

Ojalá hayas disfrutado de este correo tanto como yo. Estoy muy agradecido por tu amistad que, aunque sea espectral, para mí no tiene precio.

Iván

Escuchá nuestros podcasts
Este es el newsletter Off the record de Cenital.
Podés suscribirte para recibirlo en tu correo. Es gratis.
Soy director de un medio que pensé para leer a los periodistas que escriben en él. Mis momentos preferidos son los cierres de listas, el día de las elecciones y las finales en Madrid. Además de River, podría tener un tatuaje de Messi y el Indio, pero no me gustan los tatuajes. Me hubiera encantado ser diplomático. Los de Internacionales dicen que soy un conservador popular.
@ischargro

Apoya nuestro periodismo

Si te gusta lo que hacemos, ayudanos a seguir haciéndolo.